miércoles , 22 septiembre 2021

Magallanes: Condenaron a dos mujeres argentinas que traían marihuana desde Río Grande

Las dos jóvenes de nacionalidad argentina detenidas el 15 de mayo pasado cuando intentaban ingresar a territorio chileno -vía paso fronterizo de San Sebastián- más de un kilo de marihuana, fueron encontradas culpables del delito de narcotráfico durante un juicio abreviado realizado este viernes en Punta Arenas. En consecuencia, Antonella Gimena Caciamani Gordillo, de 20 años, y Daniela Camila Agueda Vega, de 19, terminaron siendo condenadas por el juez de garantía Jaime Alvarez Astete.
Las mujeres actualmente se encuentran recluidas en la cárcel de Punta Arenas y fueron llevadas a juicio tras internar al país 1,159 kilos de marihuana paraguaya prensada.
La interceptación de la droga la llevó a cabo la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones, en el marco de las pesquisas orientadas a desbaratar el ingreso de sustancias ilícitas al país, desde suelo argentino.
Las jóvenes fueron detenidas el 15 de mayo cuando ingresaban al país a través del paso de San Sebastián, en Tierra del Fuego, abordo de un bus proveniente de Río Grande, Argentina. Un traficante le cancelaría un millón y medio de pesos chilenos por servir de “burreras”. Tenían por misión internar la marihuana en Punta Arenas.

Colaboración

Ambas accedieron ayer a zanjar su situación procesal mediante un juicio abreviado, renunciando a su derecho a ir a un juicio oral, por lo que el fiscal especialista en drogas Oliver Rammsy expuso los antecedentes que las vinculan al delito de tráfico de drogas, entre ellos el propio reconocimiento y colaboración que ambas jóvenes argentinas prestaron a la investigación, solicitando la pena de 5 años y un día de prisión, además del pago de una multa de 40 UTM ($1.613.040).
En tanto, el abogado defensor Ramón Bórquez solicitó al Tribunal que se reconozcan las atenuantes de irreprochable conducta anterior y la colaboración al esclarecimiento de los hechos, solicitando que se rebaje la pena a 3 años y un día.
Previo al cierre de la audiencia, Antonella Caciamani hizo uso de la palabra diciendo que lo único que desea es poder volver a Río Grande, donde viven sus padres a fin de retomar sus estudios y conseguir un trabajo, por lo que pidió cumplir la sanción que se le imponga en dicho país.
Por su parte Daniela Agueda pidió perdón a su familia y si bien tiene doble nacionalidad, pidió cumplir la pena que le imponga la justicia en Punta Arenas, ya que pese a haber nacido en Argentina, ha desarrollado toda su vida en Chile.
Finalmente, el juez Jaime Alvarez dictó su veredicto condenatorio en contra de ambas jóvenes como autoras del delito de tráfico de drogas, fijando para el 21 de agosto la lectura de la sentencia, indicando que en dicho fallo se conocerá si se accede a las solicitudes de las acusadas respecto del cumplimiento de sus respectivas condenas.

La Prensa Austral

banner tapitel

antekao_big

Ver también

García: “Si la embarazada tiene factores de riesgo graves puede vacunarse automáticamente”

Así lo señaló el ministro de Salud y Ambiente, Claudio García en el mensaje audiovisual …

Deja una respuesta