lunes , 23 octubre 2017

Los humedales patagónicos y su importante función ambiental

Río Gallegos.- Los mallines son humedales y como tales poseen numerosas funciones ambientales relacionadas fundamentalmente con el ciclo hidrológico. Estos ambientes son estratégicos para la ganadería de la región patagónica debido a su alta productividad forrajera.

Mallines-o-humedales-2-540x372

El 2 de febrero de cada año se conmemora el Día Mundial de los Humedales. En recientes estudios científicos, los humedales patagónicos llamados mallines o vegas, han cobrado muchísima relevancia por tener un gran valor ecosistémico y económico. Etimológicamente, Mallín deriva del vocablo araucano malliñ que significa en idioma mapudungun, pradera cenagosa o bañado.

Los mallines deben incluirse entre los definidos como “humedales” o “wetlands” según la bibliografía internacional. En algunos sectores de Santa Cruz y Tierra del Fuego se utiliza para definirlos el término español “vega”.

Estos ambientes son consecuentes de un largo proceso evolutivo en el que la humedad provista por una vertiente o cauce que aflora en un ambiente árido o semiárido, motiva una vegetación totalmente distinta de la que le rodea. A su vez esa misma flora, de enérgico desarrollo, aumenta el tenor de materia orgánica del suelo en que prolifera y retiene con sus abundantes raíces los materiales finos que, por arrastre, llegan al lugar. De esa manera se promueve la formación de un suelo esponjoso que absorbe y retiene el agua del cauce y la va distribuyendo por una superficie cuyo límite estará determinado por la cantidad de agua disponible y/o por diferencias de altura del terreno.

Geográficamente, se extienden, en nuestro país, desde Tierra del Fuego hasta Mendoza, y desde la Cordillera de los Andes hasta el Océano Atlántico, ocupando una superficie de 4.000.000 de hectáreas, equivalente al 4,5%de la Patagonia, distribuidas en diferentes áreas ecológicas de la Cordillera, Precordillera, Sierras y Mesetas, Región del Golfo y Estepa magallánica, indicó la Asociación Amigos de los Parques Nacionales.

Se encuentran asociados a una gran variedad de comunidades, desde bosques lluviosos de Nothofagus hasta estepas en ambientes áridos y semiáridos. El principal disturbio natural que toleran los mallines, independientemente de su ubicación en el gradiente ambiental, son las grandes fluctuaciones de la napa freática.

El presidente la Asociación Amigos de los Parques Nacionales, Norberto Ovando, indicó que “los humedales se encuentran entre los ecosistemas más afectados y con mayor amenaza de pérdida por las actividades humanas”.
Además agregó que “solicitamos al gobierno nacional, a los provinciales y municipales, así como a la comunidad toda, conservar estos mallines prioritarios por el potencial agro-productivo patagónico extra-andino, por los importantes servicios ambientales que prestan y por la fauna silvestre que conviven en ellos”.

Ver también

CUÁNTO LE COSTARÁ AL ELECTOR NO IR A VOTAR

Si bien existen casos donde se contempla la ausencia del votante y sólo es necesario …

Deja un comentario