domingo , 15 septiembre 2019

Lo que dejó el año 2018 en el mundo

El rescate del equipo de fútbol tailandés, la cumbre de Trump con Kim Jong Un, las elecciones de Brasil, los ‘chalecos amarillos’ con algos.

 

La cumbre histórica entre Donald Trump y Kim Jong Un y la elección del ultraderechista Jair Bolsonaro como presidente de Brasil son algunos de los acontecimientos que marcaron 2018.

A continuación, un repaso a los principales acontecimientos del año.

El 4 de marzo, el ex agente doble ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia son hallados inconscientes en la ciudad inglesa de Salisbury, envenenados con un agente nervioso, el Novichok. Son hospitalizados en estado crítico durante varias semanas.

Londres acusa a los servicios de inteligencia militar rusos, el GRU, y lanza una orden de detención europea contra dos rusos sospechosos del ataque.

El caso provoca una grave crisis diplomática entre Moscú y Occidente y desencadena una oleada de expulsiones mutuas de diplomáticos, además de nuevas sanciones contra Rusia.

En junio, otras dos personas se contaminan con Novichok, de las que una fallece.

El 14 de abril, el ejército anuncia la reconquista de los territorios rebeldes de Guta Oriental, cerca de Damasco, tras dos meses de una sangrienta campaña que deja más de 1.700 muertos y la imposición de acuerdos de evacuación a los insurgentes.

El anuncio coincide con una ofensiva militar de Estados Unidos, Francia y Reino Unido en represalia a un ataque químico en Duma, del que los occidentales acusan al poder, que niega su responsabilidad.

Desde entonces, el régimen de Bashar al Asad, apoyado por Rusia, encadena victorias militares contra rebeldes y yihadistas, llegando a controlar dos tercios del territorio. Pero Siria, devastada desde 2011 por una compleja guerra (más de 360.000 muertos y millones de desplazados y refugiados), sigue siendo un país fragmentado y en ruinas.

El 19 de diciembre, el presidente Donald Trump ordena la retirada de unos 2.000 militares estadounidenses desplegados en el noreste de Siria, donde luchan contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), junto a una coalición kurdo-arabe. El anuncio, en un momento en que Ankara amenaza con lanzar una ofensiva contra las fuerzas kurdas, implica la dimisión del secretario estadounidense de Defensa, Jim Mattis.

En abrilCuba marcó el fin de una era con la sustitución de los hermanos Fidel y Raúl Castro en la presidencia del país por Miguel Díaz-Canel, un hombre nacido después de 1959, y con cuya presencia se inicia el acceso al poder de una generación diferente a los históricos de la Revolución. Aun así, Raúl Castro, conserva el mando del gobernante y único Partido Comunista.

El nuevo gobierno comenzó una reforma constitucional que debe culminar el próximo 24 de febrero con una Carta Magna que reconoce la propiedad privada, el papel del mercado y legaliza el matrimonio homosexual, sometida a un referéndum popular.

El 8 de mayo, Donald Trump anuncia la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y las grandes potencias para evitar que la República Islámica se dote del arma atómica, y decide el restablecimiento de sanciones contra Teherán y las empresas con vínculos con el país.

Trump considera el acuerdo demasiado laxo en la cuestión nuclear y no incluye los misiles balísticos de Irán ni sus intervenciones directas o indirectas en varios conflictos regionales, como los de Siria y Yemen.

En agosto, Washington impone una primera tanda de sanciones económicas y el 5 de noviembre restablece las medidas punitivas contra los sectores petrolero y financiero iraníes.

El 14 de mayo, la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, que supone el reconocimiento por Washington de dicha ciudad como capital de Israel, desencadena un baño de sangre en la Franja de Gaza. Unos 60 palestinos mueren por disparos israelíes.

La tensión es alta desde el 30 de marzo, fecha del inicio de una movilización antiisraelí, la «Marcha del Retorno», protagonizada por gazatíes en la frontera con Israel.

El 20 de mayo, en comicios anticipados, el presidente Nicolás Maduro es reelecto hasta 2025 con una abstención de más del 50% y en medio de la peor crisis de Venezuela en su historia moderna.

Los elecciones fueron boicoteadas por la oposición y desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y una docena de países latinoamericanos, lo que pone en duda el reconocimiento de Maduro cuando asuma el próximo 10 de enero.

El FMI proyecta una inflación de 1.350.000% para 2018 y de 10.000.000% en 2019, espiral que se combina con el derrumbe de la producción petrolera y que elevó a 2,3 millones el número de venezolanos que huyeron del país desde 2015.

El 1 de junio, el nuevo jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, presta juramento junto a sus dos vice primeros ministros: Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas (antisistema) y Matteo Salvini, jefe de la Liga (extrema derecha), ministro del Interior.

Salvini bloqueará los puertos italianos a los barcos humanitarios que rescaten migrantes en el Mediterráneo.

En abril, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, ícono de la derecha populista europea, y que centró su campaña en el rechazo a la inmigración, salió reforzado con una aplastante victoria de su formación en las legislativas.

El 2 de junio, el socialista Pedro Sánchez asume el poder en España tras desbancar al conservador Mariano Rajoy (2011-2018) con una inédita moción de censura apoyada por la izquierda radical y los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes.

Al frente del gobierno más minoritario de la historia reciente del país (84 diputados de 350) -y el más femenino-, Sánchez lanza una agenda rompedora: exhumación del dictador Francisco Franco de su mausoleo, acercamiento a Cataluña, aumento del salario mínimo…

Pero los obstáculos son múltiples y crecen los rumores de un anticipo electoral, especialmente tras el batacazo de los socialistas en Andalucía, feudo histórico que podrían perder por primera vez ante una coalición de derecha y extrema derecha.

El 12 de junio, Donald Trump y Kim Jong Un se reúnen en una cumbre en Singapur firman un documento en el que el líder norcoreano se compromete a una «desnuclearización completa de la península de Corea».

En febrero, las dos Coreas habían abierto la vía a una reanudación de las relaciones diplomáticas, al permitir que una delegación del Norte acudiera a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeonchang-2018, celebrados en el Sur. En abril, Pyongyang anuncia el fin de los ensayos nucleares y de las pruebas de misiles intercontinentales.

Pero las negociaciones sobre el programa nuclear norcoreano no parecen avanzar.

El 13 de junio, las fuerzas progubernamentales, apoyadas por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, lanzan un asalto contra los rebeldes hutíes en Hodeida, principal punto de entrada de la ayuda humanitaria en Yemen.

El conflicto armado que desde 2014 enfrenta al gobierno, apoyado por Riad, con los rebeldes, respaldados por Teherán, ha dejado al menos 10.000 muertos y llevado a 20 millones de personas al borde de la hambruna.

El 18 de diciembre entra en vigor un alto el fuego, de conformidad con un acuerdo alcanzado en Suecia y ratificado por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que prevé el envío de observadores civiles para supervisar la evacuación de los combatientes de Hodeida y asegurar el funcionamiento de su puerto.

El 1 de julio el izquierdista Andrés Manuel López Obrador arrasó en su tercer intento en las elecciones presidenciales de México con más de 30 millones de votos, un resultado histórico.
El mandatario «terco», como se define a sí mismo, y que ofrece conferencias diarias de más de una hora, tiene un horizonte plagado de duros obstáculos: una violencia incesante derivada de la estrategia militarizada contra el crimen organizado que ha dejado más de 200.000 muertos y 34.000 desaparecidos en poco más de una década; miles de inmigrantes de Centroamérica estacionados en la frontera con Estados Unidos y una tirante relación con el presidente Donald Trump, que insiste en construir un muro para detener el flujo de indocumentados.

El 10 de julio concluye la evacuación de los 13 miembros de un equipo de fútbol juvenil que pasaron 17 días atrapados en una cueva inundada en Tailandia, tras una operación de rescate internacional sumamente complicada y que le costó la vida a un rescatista tailandés.

En julio y agosto, Europa vive asfixiada bajo una ola de calor, que llega con mortíferos incendios forestales en Grecia, España y Portugal. Asia también es víctima de la canícula, al igual que el Oeste de Estados Unidos, donde California sufre varios incendios de envergadura.

Según la ONU, el año «2018 se anuncia como el cuarto más cálido jamás registrado. Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzan niveles récord y las emisiones siguen aumentando».

El 2 de octubre, el periodista saudita Jamal Khashoggi, crítico con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán y exiliado en Estados Unidos, desaparece después de entrar en el consulado de su país en Estambul. Tras negarlo repetidamente, Riad reconoce que lo mató y descuartizó en el interior del edificio en una operación «no autorizada».

El asesinato suscita indignación mundial y empaña la imagen de Arabia Saudita.

El 13 de diciembre, el Senado estadounidense adopta una resolución que considera al Mohamed bin Salmán «responsable del asesinato». Riad niega cualquier implicación del príncipe heredero.

El 28 de octubre, Brasil, el mayor país de América Latina elige como presidente al controvertido Jair Bolsonaro, candidato de extrema derecha.
Durante la campaña electoral abundaron los discursos de odio y la violencia, y el propio Bolsonaro fue víctima de un ataque con arma blanca en septiembre.

El 6 de noviembre, las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos hacen que la Cámara de Representantes caiga en manos demócratas pero refuerzan la mayoría republicana en el Senado.

El final de la campaña se ve empañado por el peor ataque antisemita de la historia del país, con 11 muertos en una sinagoga de Pittsburgh, y marcado por el envío de presuntas bombas a personalidades demócratas. Entre tanto, miles de migrantes se dirigen desde Honduras a la frontera entre México y Estados Unidos.

El 17 de noviembre comienza una serie de protestas de los «chalecos amarillos» (llamados así por la prenda fluorescente que debe poseer todo automovilista en Francia) contra el alza del precio de los carburantes y la reducción del poder adquisitivo.

Durante varias semanas, los manifestantes bloquean carreteras en todo el país.

El 1 de diciembre, las manifestaciones degeneran en escenas de guerrilla urbana en varios barrios adinerados de París.

Tras haber anulado la subida del precio de los carburantes, el presidente, Emmanuel Macron, anuncia el 10 de diciembre varias medidas sociales para intentar calmar la situación.

El 25 de noviembre, la Unión Europea y Reino Unido sellan un histórico acuerdo de divorcio, tras 17 meses de agrias negociaciones.

Pero el 10 de diciembre, la primera ministra, Theresa May, anuncia el aplazamiento de la votación sobre el acuerdo, prevista al día siguiente en el Parlamento, por las profundas divisiones de los diputados y el temor a una probable derrota. El 12 de diciembre, May sobrevive a un voto de censura organizado por su propio partido conservador.

Ver también

Impresionantes atascos en el Everest provoca la muerte de otros tres alpinistas

Se eleva a siete el número de muertos en el techo del mundo en lo …