jueves , 29 julio 2021

«Le habría escrito a su novia hace un año, lo encontró en un Pub y casi lo mata»

Alexis Ruiz declaró este miércoles ante el tribunal y dijo que no quiso quitarle la vida a Ángel Zelaya. sino que «nos fuimos los dos en contra del vidrio».

lexis Ruiz (20), imputado por la tentativa de homicidio de Angel Zelaya (19), declaró este miércoles ante la jueza Raquel Tassello y dijo que «nos fuimos los dos contra del vidrio».

Ruiz fue imputado por el delito de tentativa de homicidio, ocurrido en la madrugada del sábado 20 de marzo en el acceso a la galería San Martín.

Ese día la víctima –cantante de rap- se había retirado del local “Sótano Pub” para fumar un cigarrillo en las escalinatas de la galería. Estaba junto a tres amigos cuando arribó Ruiz, con quien –según sostuvo el fiscal Martín Cárcamo- sólo habían intercambiado mensajes de WhatsApp hace alrededor de un año, vinculados con la entonces novia de la víctima.

Ruiz increpó a Zelaya: “¿Sabés quién soy yo?”. E inmediatamente lo invitó a pelear. Entonces ambos se enfrentaron a golpes de mano y en un momento la víctima quedó con su buzo desacomodado, lo cual le impedía tanto ver y mover los brazos con desenvoltura.

Esa circunstancia fue aprovechada por Ruiz para tomarlo del cuerpo, levantarlo y arrojarlo contra la vidriera del local deportivo allí ubicado. La vidriera explotó y los pedazos de cristal se incrustaron en el cuerpo de Angel.

El fiscal Cárcamo le imputó provisoriamente a Ruiz el delito de homicidio en grado de tentativa y pidió su prisión preventiva por el lapso de 30 días. Argumentó los peligros procesales de entorpecimiento y fuga, dado que el delito tiene una pena en expectativa de prisión efectiva.

El fiscal remarcó la actitud de Ruiz, quien luego de la pelea se ocultó en el pub y no asumió su responsabilidad individual. Hay tres testigos presenciales de la pelea y un cuarto de un ocasional peatón.

En el lugar no hay cámara de seguridad y Zelaya permaneció en principio en gravísimo estado de salud, internado en la terapia intensiva del Hospital Regional. Recién exhibió una mejoría el martes, 72 horas después de la agresión, según informó su madre en las redes sociales.

ARRESTO DOMICILIARIO

La audiencia de este miércoles se realizó en virtud del vencimiento de la medida de coerción que pesaba sobre Ruiz y la representante de la Fiscalía, Gabriela Gómez, solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva que cumple Ruiz, ya que “persisten los peligros procesales”.

En contraposición, la defensa de Ruiz -ejercida por Rosa González y Sandra Pacheco- solicitó la prisión domiciliaria o subsidiariamente la libertad con presentaciones semanales.

El imputado realizó un relato del hecho diciendo que nunca quiso intentar quitarle la vida a Zelaya y que “nos fuimos los dos en contra del vidrio”.

La Fiscalía insistió con la preventiva para Ruiz porque sostuvo que los peligros procesales por los cuales se le dictó la medida continúan vigentes y que con los elementos recabados en la investigación existen elementos de convicción suficientes para sostener con probabilidad la autoría de Ruiz en el hecho.

Gómez calificó provisoriamente el hecho como “tentativa de homicidio”, con una expectativa de pena de 5 años de prisión, y citó las características graves del hecho, acontecido en la vía pública.

Para la Fiscalía existe peligro de fuga y entorpecimiento y más allá de que la acusación ha sido presentada, para el órgano acusador su libertad podría influir sobre los testigos. Por ello Gómez solicitó que se mantenga la prisión preventiva de Ruiz hasta la audiencia preliminar, o por dos meses (lo que ocurra primero).

Mientras, González y Pacheco solicitaron el cambio de calificación legal de la causa y la sustitución de la medida de coerción por una medida menos gravosa, como el arresto domiciliario.

A LA CASA CON RECAUDOS

La Defensa argumentó que Ruiz tiene arraigo en la ciudad, que trabaja como camillero en el Hospital Alvear y que tiene a su novia embarazada.

Admitieron que Ruiz incurrió en equívocos que publicó en redes sociales y que tuvo una sanción cómo dejar de recibir visitas por ello. Fue cuando se mostró desafiante desde la cárcel, subiendo fotos y frases en redes sociales.

Las defensoras dijeron que no hay peligro de fuga, ni de entorpecimiento, y solicitaron el cambio en la calificación legal del caso de “tentativa de homicidio” a “lesiones graves”.

Finalmente, la jueza Tassello explicó que es un hecho grave, protagonizado por dos jóvenes, y destacó que Fiscalía hizo una investigación muy rápida, en donde ya presentó acusación y que esto es muy valorable; incluso aun teniendo 6 meses para investigar y que en un mes ya acusó.

Tassello dijo que no se puede cambiar la calificación legal, como dice la defensora, sino en otra etapa del proceso y que ello se analizará en la audiencia preliminar.

La jueza sustituyó así la prisión preventiva por el arresto domiciliario de Ruiz y le impuso la prohibición de comunicarse con testigos por teléfono o por redes sociales, o cualquier tipo de comunicación, bajo apercibimiento de que en caso de que viole dicha medida sustitutiva se le revocará el beneficio y pasará a cumplir prisión preventiva por incumplimiento de las reglas impuestas, por dos meses o hasta la audiencia preliminar, lo que ocurra primero.

(El Patagonico)

Ver también

El Gobierno de Santa Cruz anunció el pago de haberes para jubilados

El Gobierno de Santa Cruz informa que los haberes de junio estarán acreditados mañana jueves …