viernes , 30 octubre 2020

Lázaro Báez niega ser el dueño de Helvetic, pero admite un préstamo de $ 209 millones

El empresario reconoció que Austral Construcciones recibió esa suma de la firma que compró a «La Rosadita» para participar en la licitación por las represas de Santa Cruz

Lázaro Báez se negó a declarar y a responder preguntas ante el juez federal Sebastián Casanello en el marco de la causa por la ruta de dinero K. El empresario kirchnerista dejó un escrito en el que negó ser el dueño de Helvetic Services Group, aunque admitió que su nave insignia, Austral Construcciones SA, recibió un préstamo de casi $ 209 millones de esa firma suiza para «participar en la construcción de las represas de Santa Cruz».

En este caso, Báez está procesado por supuesto lavado de activos y detenido en el penal de Ezeiza. Esta mañana fue trasladado a los tribunales de Retiro para prestar declaración indagatoria ante el juez Casanello y el fiscal federal Guillermo Marijuan. Permaneció alrededor de una hora en el juzgado del cuarto piso de Comodoro Py 2002 y luego, fue trasladado de regreso a la cárcel.

Según consignó la agencia DyN, el empresario negó ser el dueño de Helvetic Services Group, una firma abierta en Lugano, Suiza, que compró la financiera SGI, más conocida como «La Rosadita». En esa financiera fueron filmados su hijo, Martín Báez, y otras personas mientras contaban millones de dólares.

Negó los cargos

El juez y el fiscal buscaban interrogarlo por la «autocompra o auto venta de títulos de deuda pública por parte de Helvetic» por unos 33 millones de dólares que fueron «insertados en el mercado local a partir de su depósito en una cuenta bancaria de Austral Construcciones S.A. en el Banco de la Nación Argentina, a través de nueve cheques por un total de $208.840.876, endosados por Jorge Chueco», según el fallo de procesamiento.

El titular de Austral Construcciones, según la fuente judicial, admitió que la compañía Helvetic embolsó esa plata e intervino en esa operación para «participar en la construcción de las represas de Santa Cruz», por las centrales hidroeléctricas Néstor Kirchner-Jorge Cepernic, finalmente adjudicadas a otro grupo empresario afín al kirchnerismo, Electroingeniería y la estatal china Gezhouba.

Llegada de Lázaro Báez a comodoro Py

La operatoria, según el fallo de Casanello, era una triangulación para «transferencias de dinero procedente de fuentes ilícitas desde SGI Argentina SA a Helvetic Services Group SA» mediante la adquisición de bonos públicos que se transferían en dólares a Suiza y regresarían «al país para reingresar al patrimonio de Austral».

El 18 de abril pasado, el juez Casanello procesó con prisión preventiva a Báez y a su contador, Daniel Pérez Gadín, y dictó procesamientos para el resto de los imputados: los hijos de ambos, Martin Báez y Sebastian Pérez Gadín, el asesor Fabián Rossi, el presidente de la SGI (La Rosadita) Cesar Fernández y el titular de Top Air, Walter Zanzot.

Todavía no resolvió la situación procesal del abogado Jorge Chueco, detenido en Paraguay cuando se sospecha intento fugarse sabiendo que la justicia avanzaba sobre él.

Agencia DyN

Ver también

Hernán Elorrieta: “Aprobamos por unanimidad el desarrollo hidropónico en la Santa Cruz”

El diputado por municipio de Las Heras, perteneciente al Partido SER,  destacó la importancia de …