Martes , 24 enero 2017
Ultimas noticias

Lázaro Báez: “Cristina me usó de forro”

Por Luis Gasulla

El empresario patagónico habló con Infobae desde Ezeiza, donde está preso por la “ruta del dinero K”. “Se limpiaron el culo conmigo”, asegura.

Lázaro Báez volvió a hablar desde el penal de Ezeiza. Tras semanas de silencio, apuntó contra Cristina Elisabet Kirchner, habló del “club de la obra pública” y de la Cámara de la Construcción durante los gobiernos anteriores. “No somos ningunos ladrones”, aseguró el empresario K.

Se enoja cuando le mencionan a la ex presidente y responde: “Todo el mundo me usó de forro. Acá se limpiaron todos el culo conmigo”.

Sus palabras se escuchan en simultáneo con las versiones sobre la existencia de una carta de la ex primera mandataria -que el empresario desmiente- y de varias presentaciones ante la Justicia de sus abogados en las que se trasluce la intención de un “contraataque”.

“Todo lo que yo le digo está en el expediente. Primero, nosotros no somos ningunos ladrones. No me dieron ninguna obra por izquierda. No me dieron, como sucede con otras empresas, obras en compulsas de precios o por invitación. Todas las obras que yo tengo fueron adjudicadas a través por licitaciones públicas en donde todo el mundo se podía presentar”, alerta. Aquí, la primera parte de la entrevista con Infobae.

– Le quiero preguntar por sus hijos, por las obras, por…

-Le digo todo lo que le tengo que decir y usted tome lo que quiera tomar, porque quiero que usted tenga un panorama global, nadie tiene un panorama global de las cosas, cada uno dice lo que quiere decir y cuenta lo que quiere contar de acuerdo a la conveniencia de lo que quiere planteear. Esto no es así.

-¿Y cómo es el panorama global?

-Es lo que le estoy diciendo porque en el expediente, por ejemplo, nosotros estamos imputados por presunción de lavado de dinero en donde, supuestamente, el doctor Sebastián Casanello dice que yo creé una usina de facturas truchas.

-¿La usina de Juan Suris?

-Sí y con una serie de empresas. Todas esas empresas fueron controladas, supuestamente, en ese momento por Ricardo Echegaray y en la que yo tenía la protección del gobierno, y por eso, supuestamente, toda la investigación salió como debió haber salido: correcta. Se fue el gobierno de Cristina, vino el gobierno de Macri, y lo primero que hizo fue revisar con el doctor Mesicovsky (se trata de Jaime Mecikovsky, subdirector general de Operaciones Impositivas del Interior de la AFIP) a la cabeza, a Bahía Blanca, todas estas empresas. Todos estos señores que participaron en esta investigación por parte de la designación de nuevas autoridades fueron llamados a declarar al expediente y en el expediente dicen que todas las facturas son correctas, todas las facturas corresponden al trabajo realizado. El mismo doctor Mecikovsky tuvo que reconocer que no le constaba que existiese algo irregular. En esa misma investigación nos quisieron ligar a un tal Juan Suris

-A Juan Suris después lo acusaron con el narcotráfico…

-Sí. Pero nosotros no tenemos nada que ver. Nos quisieron ligar a él, a Suris para darle mayor trascendencia a las denuncias. Y Mecikovsky dice que Austral Construcciones y todas las empresas del grupo Báez no tienen ninguna ligazón con las facturas de Suris. A raíz de esto, todo lo que era el supuesto lavado de dinero se les cae. Entonces, mediáticamente sale a decirlo tanto Casanello como el fiscal (Guillermo) Marijuán, que toda nuestra fortuna, el dinero que juntamos, las propiedades que tenemos, las compramos a través de sobreprecio de la obra pública. Jamás quiso Casanello investigar la obra pública porque eso está ligado directamente con el gobierno nacional. Nosotros no fuimos adjudicados obras como por ejemplo sucede en la ciudad de Buenos Aires, que hacen una compulsa de precios, se presenta la gente que ellos invitan, por invitación, y le adjudican la obra. Lo nuestro son todas licitaciones públicas nacionales. Y otro tema: nosotros no fijamos el monto de la obra que se licita. Porque el gobierno licita con un anteproyecto y le fija el precio anticipadamente. ¿Por qué toda esta gente que salió a decir que había sobreprecio en la obra pública, que (había) un 15, 10 o un 5, se fueron para atrás? Porque si no, ellos tienen que justificar dónde dicen que está ese 5, ese 10, ese 7 o lo que sea.

-¿Habla del ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Juan Chediack)?

-Sí. Exactamente. Toda la obra pública que se licitó del Plan Federal de Obra Pública durante el gobierno de Cristina se manejó con la Cámara de la Construcción. Ellos saben perfectamente. Aún más: se regionalizó la distribución de la obra pública, porque no querían que empresas como las nuestras vinieran a competir a Buenos Aires si no era en UTE que ellos mismos fijaban. Eso pasó. Y el señor Casanello no quiere investigar estas cosas. Esa imputación de sobreprecios en la obra pública no está en el expediente. Eso lo hizo mediáticamente porque mediáticamente es lo que nos condena socialmente. Porque ahí dice que nosotros robamos, ahí dice que nosotros tenemos sobreprecio en la obra pública, ahí dice que todo lo que es -cómo se le llama, la palabra justa para no equivocarme- re-determinaciones de precios, son todas legislaciones y fórmulas matemáticas que se le aplican y nosotros no somos los que lo aplicamos, lo aplica el Estado.

-Lo que pasa es que la obra pública la manejaba uno que hoy aparece tirando bolsos de dinero en un convento como José López…

-No, pero ese no era el que lo manejaba… Disculpemé.

-¿Julio De Vido?

-(Silencio) Ehh… Escúcheme. Nadie quiere investigar esto. ¿El presupuesto nacional quien lo aprueba? ¿Quién propone el presupuesto? El Ejecutivo nacional ¿Y quién participa en eso? El Ministerio de Planificación. ¿Quién dice dónde se tiene que construir las cosas? ¡El gobierno! Nosotros no somos los que elegíamos tal cosa ¿Tanto poder tiene que decidió vamos a licitar esto y le vamos a poner este precio? Lo aprueba la Cámara de la provincia, lo aprueba el gobernador de la provincia, hace el convenio con la Nación, la Nación lo acepta, lo manda a la Cámara de Diputados, lo manda a la Cámara de Senadores, ¿y después lo firma la señora Presidenta dentro de la ley de presupuesto nacional?

-¿Usted siente que Cristina lo entregó?

-Pero no sólo Cristina. Todo el mundo me usó de forro. La Cámara de la Construcción también me usó de forro. Acá se limpiaron todos el culo conmigo, porque el hilo se tiene que cortar en Báez. Porque no puede seguir para arriba. Porque a mí no me dieron el volumen de dinero que dicen que me dieron. ¿Por qué no se publicó la auditoría que mandó a hacer Vialidad Nacional en donde todas nuestras obras están correctas?

-Pero ¿y la famosa ruta que no terminaba en ningún lado?

-Esa es otra mentira. Una ampliación de 5 kilómetros en un volumen de obra como el que tenemos nosotros, ¿usted piensa que yo voy a ir a construir cinco kilómetros de mierda como me pidieron para que vaya a un lugar que supuestamente no tiene destino? ¡No! ¿Ese destino sabe qué era? Un parque industrial para Puerto Deseado. El parque industrial tenía hasta decreto, que no se terminó de firmar porque el gobernador se peleó con la señora presidenta en ese momento. Todos los antecedentes están en el Concejo Deliberante de Puerto Deseado y en su intendencia. Y eso a nosotros como empresa, porque era la única planta que estaba en el lugar, no nos pidieron por escrito el gobierno de la provincia Santa Cruz. Nuestro contastista que es Vialidad provincia. Nosotros pedimos que llamaran a declarar a los presidentes de Vialidad Nacional, al gobernador de la provincia de Santa Cruz a los diputados y a los intendentes. A nadie citaron, Luis. Al único boludo que citaron es a mí.

-¿Cuando dicen que usted era testaferro de los Kirchner, qué responde?

-¡Eso porque no lo conocen a Néstor! Néstor no te soltaba una moneda. No pagaba un café. ¿Usted piensa que me van a dar la plata de ellos para manejar? No me haga reír. Ustedes no conocen a la gente…

-Pero la fortuna de los Kirchner ¿existe o es un mito?

-Pero la fortuna de los Kirchner no la hicieron conmigo ni tampoco me la dieron a mí para que la maneje. Luis, usted vio las declaraciones de bienes de cada uno de ellos.

-¿Usted era hombre de confianza de Néstor, era amigo personal de Néstor; pero no así de Cristina como se dice?

-En eso tiene 100 por 100 la razón. Cuando ella llegó nosotros dejamos de tener una participación activa en nada.

-¿Por qué?

-Porque pensamos distinto. Yo soy de los que piensan como Néstor. Este país necesitaba generar una reserva de 100 mil millones para tener independencia económica. Néstor en 4 años juntó 57 mil millones. Cristina, en 8, no pudo juntar ni 20 mil. Algo pasó. Por lo contrario, se gastaron todo lo que tenían. Algo pasó.

-¿No sabía de economía, estaba mal asesorada, era ladrona?

-Póngale el nombre que le quiera poner. Lo que pasa es que Cristina sugerencias nunca aceptaba, ella era la dueña de la verdad.

-¿Qué piensa cuando se dice que los abogados lo asesoran mal, que lo operan?

-¿Quién dijo que me asesoran mal? Al contrario. Si tuviera mal asesoramiento ya hubiera sido condenado hace rato. Lo que sucede es que todo lo que nosotros presentamos no se hizo público jamás. Si usted leyera lo que está en el expediente, se sorprendería. Nosotros tenemos presentaciones de la defensa de hace dos años a esta parte que ni siquiera fueran consideradas, si siquiera fueron investigadas, es una aberración. Se lo dije a la Cámara eso…

-Saquemos su caso particular, ¿existía tasa de retorno o corrupción en la obra pública durante el kirchnerismo?

-Si estos señores hablan de retorno, está puesto en el precio del cuál se licitó. Hay que investigar a los que pusieron ese precio. Cae de maduro. Además. A mí me dicen que cobraba en blanco, después lo pasaba al negro y lo volvía al blanco. Si yo ya cobraba en blanco, supongamos que el valor del presupuesto era de 100 pesos, pero el valor que correspondía era de 90, esos 10 pesos que están ya estaban en el presupuesto. ¿Por qué necesito generar negro si lo tengo el blanco?

-¿Usted siente que ya está juzgado?

-¿Usted cree que no? Si nadie quiere hablar conmigo. Nuestra verdad está prohibida en todos lados. En ningún medio lo quiere tomar. Sabe por qué? Porque esto destapa la olla de lo que estamos diciendo. Todos los que están la Cámara de la Construcción participaron en la fijación de los presupuestos y la discusión de los presupuestos de cada una de las obras que se ejectuaron. Una vez que el presupuesto es oficial y el presupuesto está dentro del pliego nadie cuestiona ni condiciona el monto de la obra que ya está presupuestada a través de un preproyecto. ¿Quién miró eso? Nadie miro eso. Nadie quiso mirarlo. Si bien yo tengo la gran parte de la obra en Santa Cruz, ahí construyó (Carlos) Wagner, construyó Ecovial, construyó Eleprint, construyó Equimaq, Petersen Thiele & Cruz -el dueño del Banco de la provincia de Santa Cruz-, ¡construyeron todo el mundo! Chediack fue en UTE con Wagner. ¿Qué me están diciendo?

-Lo que pasa es que lo que se dice es que usted era un gerente bancario y de repente…

-Pero es como decirle que usted estudió para periodismo y después le fue muy bien en lo suyo y nadie se lo perdona. Lo que pasa es que yo soy un negrito de Santa Cruz y nadie me perdona que venga a discutir las cosas que quiero discutir con ellos. La condición social es excluyente. No le permiten ser inteligente. ¿Eso es lo que me quiere decir usted?

-¡No!

-Pero es lo que me dice todo el mundo. ¿Y cómo se cree que empezó Cristóbal? ¿Usted sabe cómo empezó? Con cuatro camioncitos de mierda. Como empezó Wagner y como empecé yo. Así fue todo el mundo. Toda mi ganancia, la invertí en la empresa. Si usted investiga el registro de constructores que es oficial, usted encontrará grandes empresas que son simplemente tarjetas. En la declaración de activos –máquinas, camiones- están vacíos pero son las grandes empresas que fijan las reglas. Ellas ganan las obras y después contratan a las empresas chiquitas que ponen los equipos. Es vergonzoso.

Las 10 frases de Lázaro Báez desde el penal de Ezeiza
El empresario habló con Infobae desde su lugar de detención y le apuntó a Cristina Elisabet Kirchner y a la Cámara de la Construcción. También al juez Casanello por agotar la investigación sólo en su familia. Aseguró que lo usaron.

  • No sólo Cristina. Todo el mundo me usó de forro. La Cámara de la Construcción también me usó de forro.
  • Acá se limpiaron todos el culo conmigo, porque el hilo se tiene que cortar en Báez.
  • Todos los que están la Cámara de la Construcción participaron en la fijación de los presupuestos y la discusión de los presupuestos de cada una de las obras que se ejectuaron.
  • Los que dicen que soy testaferro de Néstor es porque no lo conocían. Néstor no te soltaba una moneda. No pagaba un café.
  • La fortuna de los Kirchner no la hicieron conmigo ni tampoco me la dieron a mí para que la maneje.
  • Cuando ella (Cristina) llegó nosotros dejamos de tener una participación activa en nada. Yo soy de los que piensa como Néstor.
  • Néstor en 4 años juntó 57 mil millones. Cristina, en 8, no pudo juntar ni 20 mil. Algo pasó.
  • ¿Quién dijo que me asesoran mal? Al contrario. Si tuviera mal asesoramiento ya hubiera sido condenado hace rato.
  • Nuestra verdad está prohibida en todos lados. ¿Sabe por qué? Porque esto destapa la olla de lo que estamos diciendo.
  • Si estos señores hablan de retorno, está puesto en el precio del cual se licitó. Hay que investigar a los que pusieron ese precio.

Las llamadas entre Gils Carbó, Cristina Elisabet Kirchner y Zannini, claves en la nueva acusación de Lázaro Báez al juez Casanello.

El empresario busca desplazar al juez del expediente

El empresario Lázaro Báez amplió los fundamentos con los que busca desplazar al juez federal Sebastián Casanello de la causa por lavado de dinero en la que está procesado y en el marco de la cual permanece detenido en el penal de Ezeiza.

En la nota entregada por sus abogados, Báez relata una serie de hechos que, a su juicio, “son una clara muestra de la intencionalidad del juez de entorpecer y evitar el avance de la investigación y juzgamiento del verdadero entramado de corrupción que recae sobre los funcionarios públicos y no sobre privados”. En otras palabras, advierte que la causa fue direccionada en su contra y pensada para que no salpique al poder político y a otro empresario vinculado a la obra pública durante el kirchnerismo, Carlos Wagner.

Hay un personaje clave en la denuncia de Báez, que fue publicado en una nota periodística a la que se hizo referencia en el escrito: uno de los prosecretarios del fiscal Guillermo Marijuan, Carlos Alberto Vasser. Según declaró el funcionario en su momento, poco después de que el programa Periodismo Para Todos revelara parte de la trama a partir de las entrevistas a Leonardo Fariña y Federico Elaskar, se presentaron en su despacho los fiscales antilavado Carlos Gonella y Omar Orsi, y el fiscal Ramiro González, quien estaba subrogando a Marijuan. Le entregaron unos reportes sospechosos de la Unidad de Investigación Financiera sobre el valijero y el financista, quienes terminaron como únicos imputados.

Cuando Marijuan, que estaba de viaje, recibió la causa, rectificó la acusación y denunció a Gonella y a Orsi, dos hombres de confianza de la procuradora Alejandra Gils Carbó. En esa causa contra los fiscales, que recayó en el juez Marcelo Martínez de Giorgi, declaró Vasser.

En el medio, el prosecretario de Marijuan ganó un escandaloso concurso y se convirtió en fiscal. Y luego, ante Martínez Di Giorgi, cambio la declaración. Primero dijo que dejó afuera del expediente a Báez porque intervinieron los fiscales antilavado y luego advirtió que “los doctores Gonella y Orsi no impartieron ningún tipo de directiva”, que “tal vez existió un error de redacción, y por ende de concepto”.

En su escrito -y también en el artículo de Clarín mencionado por los abogados-, la defensa de Báez sostuvo que Vasser, “que no tenía las mínimas chances de ser nombrado” como fiscal, ganó el concurso y, a cambio, “modificó su declaración favoreciendo a Gonella y Orsi”. A su vez, una vez designado como fiscal, Vasser se quedó con el expediente por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, en una denunciada maniobra que incluyó varias irregularidades.

Lo que resaltó la nota y que Báez hizo propio como argumentos son una serie de llamados en esos días: uno de Gonella a Gils Carbó, y otros dos de la procuradora a la Presidencia de la Nación y la Secretaría Legal y Técnica que conducía Carlos Zannini, hombre de extrema confianza de la ex presidente Cristina Kirchner. El escrito aclara que todavía faltan develarse los llamados de Casanello, que podrían sumar pruebas.

Frente ello, Báez alegó que “la conducta del juez se entrelaza, complemente y coordina con la voluntad de la ex autoridades políticas del país, aspecto que rige hasta la actualidad”.

“Estas nuevas pruebas fortalecen la recusación formulada y pone de manifiesto que tenemos un juez parcial que utiliza esta causa para defenderse de un encubrimiento agravado, y en sintonía con los principales involucrados en la maniobra denunciada cuya finalidad fue siempre clara: exclusión a los funcionarios públicos y que la responsabilidad se corte en mi persona”, concluyó la nota.

(Infobae)

Ver también

29

Resumen de las noticias del día jueves 29 de diciembre de 2016

Las principales noticias del día en el resumen de cada mañana, la tapa de los …