miércoles , 14 noviembre 2018

Las fotos perdidas en Malvinas que aún esperan por sus dueños

El 17 de junio de 1982, tres días después de finalizada la guerra de Malvinas, un isleño encontró una cámara de fotos Kodak tirada en una de las calles de Puerto Argentino. Un par de meses después, reveló el rollo y se encontró con las fotos de varios soldados argentinos.

Malvinas, esa herida abierta que aún sangra en el corazón de los argentinos, tiene una innumerable cantidad de historias de pérdidas, pero también las hay de reencuentros. Un par hechos fortuitos fueron el inicio de esta historia, sus elementos, el final de la guerra, un isleño, una cámara de fotos perdida y catorce fotografías que buscan sus dueños.

Derk Pettersson es isleño, tiene 50 años y trabaja como guía de turismo, luego de tres décadas de dedicarse a las telecomunicaciones.

La noche del 1° de abril de 1982, Petterson había sido convocado por la Falkland Islands Defense Force (Fidf, fuerza de defensa de las islas) de las que formaba parte. La agrupación reunía a varios civiles que recibían alguna instrucción militar para oponer resistencia a una posible invasión. Cuando los marines británicos se rindieron, también lo hicieron ellos.

Pettersson, que por entonces tenía 20 años, estuvo dos horas como prisionero y enseguida fue liberado. “Me dijeron que no hiciera nada que no debiera y nada más”, dijo. Luego, se fue a Port Louis, la antigua capital de las islas, a unos 30 kilómetros de Puerto Argentino (Stanley para los isleños).

Fotos perdidas, fotos halladas

El 17 de junio de 1982, tres días después de finalizada la guerra de Malvinas, Derek encontró una cámara de fotos Kodak tirada en una de las calles de Puerto Argentino. Un par de meses después, reveló el rollo y se encontró con las fotos de varios soldados argentinos.

Encontró la cámara en Crozier Place, la calle en la que se encuentran los galpones de las Falkland Islands Company que se suelen ver en las fotos de la capital de las islas. La cámara estaba en medio de un montón de basura y chatarra. Todo el pueblo estaba lleno de basura y chatarra, producto de los dos meses y medio que duró el conflicto.

Guardó las copias y luego de varios años las digitalizó, con la esperanza de que alguna vez pudiera darlas a conocer en forma masiva para averiguar el destino de esos soldados.

Derex Petterson hoy.
Derex Petterson hoy.

El 2 de abril de 2012, una periodista escuchó la historia de la cámara y las fotos relatada por el protagonista del hallazgo, Derek Pettersson, que en esa ocasión oficiaba de chofer en un viaje de Puerto Argentino a Darwin para visitar el cementerio de los soldados argentinos caídos en la guerra.

Las 14 fotos y la nota fueron publicadas hace dos años en el diario La Voz del Interior de Córdoba, pero ante la falta de respuestas, ex combatientes lanzaron una campaña en las redes sociales para tratar de encontrar a quienes aparecen posando en las imágenes.

Se inicia la búsqueda

Alvaro Liuzzi, en su blog Segundo Plano, relata lo siguiente: “Treinta años después del descubrimiento el destino puso en el mismo automóvil a Derek Pettersson y Alejandra Conti, periodista de La Voz Del Interior que había viajado a las islas para documentar el aniversario de la Guerra.

Pettersson oficiaba de chofer manejando desde Puerto Argentino hacia Darwin para visitar el cementerio de los soldados argentinos. Durante el recorrido le relató la historia a Conti y coordinaron intercambiar las imágenes, al día siguiente las fotografías iniciaron su viaje hacia las páginas del periódico cordobés”.

“Las puede publicar, si quiere; me gustaría saber si esos chicos sobrevivieron. Tenemos la misma edad”  le dijo Petterson a Conti, según relata Liuzzi en su blog.

“En Argentina, paralelamente ya estaba en curso el Documental Malvinas30. Gracias a las redes sociales cruzamos el interés común y varios mensajes con Alejandra donde le propusimos lanzar la campaña en internet y coordinamos sumar fuerzas para su difusión”, agrega Liuzzi más adelante y agrega que “Cuando finalizaba abril, republicamos en Malvinas30 la nota original de La Voz Del Interior “Las fotos perdidas que buscan su dueño”. La campaña recorrió 16 meses sin un solo dato certero”.

Un par de reencuentros

En continuidad del relato de Liuzzi en su blog, podemos leer que “Concluido en junio del año 2012, dado su carácter de “tiempo real”, el Documental Malvinas30 siguió online pero sin actualización periódica. Todas las producciones realizadas podían consultarse, entre ellas la campaña #FotosPerdidas.

Un año y medio más tarde de la publicación conjunta con La Voz Del Interior nos sorprendió un alerta en las estadísticas del sitio. Las visitas a Malvinas30 durante septiembre se habían disparado y la nota sobre las fotos acumulaba ya varios comentarios y, 37 Mil “Me Gusta” de usuarios en Facebook.

 El 2 de octubre, recibimos un comentario breve e impactante. 16 meses sin un solo dato certero sacudidos por 31 palabras”.

1-DXfsF7Tonwr45Cs7H28KZA

El desafío, entonces, era profundizar y verificar la información”, continúa Liuzzi en su relato. “Rastreamos a través de Facebook a su autora e intercambiamos algunos mensajes que agregaron contexto, fechas y fotografías.

m6

Efectivamente los datos pertenecían a Roberto Antuñez Omar (Batallón de Infantería N° 5), datos que verificamos junto con su documento en la lista de Veteranos de Guerra del Ministerio de Defensa y en de la Armada Argentina”.

Roberto Antuñez Omar, 1982?—?2013. Foto: Blog Segundo Plano
Roberto Antuñez Omar, 1982?—?2013. Foto: Blog Segundo Plano

Su hija, Brenda, ofició de vínculo entre las preguntas que le enviamos por mail y las respuestas de su papá. Las fotos, nos explicó, habían sido tomadas unos días después que llegaron a las islas y, si bien no recordaba sus nombres, reconocía los rostros de sus compañeros.

Con esta primera confirmación nos comunicamos con Alejandra que de allí en adelante comenzó a organizar un viaje hacia Villa Constitución para entrevistar a Antuñez.

Varios pasajes de este relato pertenecen al trabajo conjunto que realizamos con Alejandra durante estos meses, que sin dudas ella coronó al reunirse con los ex-combatientes”. Asegura más adelante Liuzzi.

Otro reencuentro

En una nota publicada en La Voz del Interior, el 31 de marzo último, titulada “Las fotos que volvieron de la guerra”, un segundo protagonista de esta historia relató su reencuentro con las fotografías tomadas 32 años antes, se trata de Isaac Montiel, también combatiente del BIM 5.

Montiel es chaqueño, pero a los 5 años su familia se mudó a la provincia de Buenos Aires. Hoy vive en San Miguel, también en el conurbano, y trabaja como encargado en un edificio.

En junio del año pasado, estaba en Río Grande, en una reunión de camaradería del BIM 5 cuando en una pantalla proyectaron las fotos que habían sido publicadas en el diario.

Isaac Montiel. Foto: Blog Segundo Plano
Isaac Montiel. Foto: Blog Segundo Plano

“Enseguida me reconocieron y empezaron a cargarme. Están tomadas en Malvinas, aunque alguna puede haber sido tomada en Río Grande, en Tierra del Fuego”, cuenta.

De aquellos tiempos tiene grabados a fuego algunos hechos: “Hacía 12 meses que estaba haciendo el servicio militar ahí en Río Grande. Cuando estalló la guerra, nos enviaron a Malvinas como parte de la compañía Obra, como tiradores”.

¿Encontrarán estas imágenes a sus dueños? ¿Podremos saber quiénes eran, quiénes son, qué fue de ellos? Comenzó una nueva búsqueda. Estas son las 14 fotografías rescatadas por Derek Petterson:

Soldado

Ver también

Autorizan aumentos a micros de larga distancia de hasta el 30%

Se trata de la actualización de la Base Tarifaria de Aplicación (BTA), que establece los …

One comment

Deja un comentario