miércoles , 18 octubre 2017

La UIF pidió inhibir todos los bienes de la sucesión de Néstor Kirchner

El organismo antilavado le señaló al juez Ercolini que detectó “movimientos sospechosos” con esos activos, tanto con la cesión de inmuebles como con los depósitos bancarios

La Unidad de Información Financiera (UIF) le elevó un pedido a la Justicia para que se inhiban todos los bienes que forman parte de la sucesión de Néstor Kirchner, tras detectar “movimientos sospechosos”, confirmaron fuentes de ese organismo antilavado a LA NACION. El pedido fue remitido al juez Julián Ercolini y al fiscal Gerardo Pollicita, que intervienen en la causa Hotesur. Se trata de activos por al menos $60 millones, de acuerdo a los documentos que constan en la causa y que detallan el acervo sucesorio del ex presidente.

De concretarse el pedido de la UIF, no sólo quedarían inhibidos los bienes de Cristina Kirchner (medida que ya fue dictada por el juez Claudio Bonadio en la causa del “dólar futuro”), sino que también quedarían inmovilizados muchos de los activos de Florencia y Máximo Kirchner que hasta ahora no estaban alcanzados por la Justicia. La ex mandataria cedió depósitos bancarios e inmuebles a sus hijos este año, en medio del avance judicial.

Ercolini abrió ayer un expediente aparte para evaluar el pedido del organismo antilavado. En su escrito, la UIF hizo además otras dos solicitudes: la tasación de los bienes que formaron parte de la herencia familiar y el desplazamiento de Máximo Kirchner de su rol como administrador de la sucesión. El objetivo es que en su lugar se coloque a un administrador nombrado por la Justicia, mientras se instruyen las causas por corrupción contra Cristina Kirchner.

Respecto de los “movimientos extraños”, según pudo conocer este medio, la UIF detectó maniobras que “con seguridad se hicieron este año”, aunque no descartó que hayan existido en períodos anteriores. Las fuentes agregaron que “no sólo llamó la atención la cesión de inmuebles y depósitos que la ex presidenta hizo a sus hijos, sino también otros movimientos vinculados a las cuentas bancarias”. Uno de los puntos que marcaron como llamativo fue el de los altos intereses que reportaron los plazos fijos a nombre de los Kirchner, tal como había señalado el diario Clarín. El organismo antilavado no descartó presentar nuevos escritos ante las autoridades judiciales con ampliaciones de su investigación.

2267084h765Sucesión y movimientos

La causa Hotesur investiga a Cristina Kirchner por el alquiler de habitaciones de hotel a empresas de Lázaro Báez. En ese expediente constan dos documentos con el listado de los bienes que integraron la sucesión de Néstor Kirchner.

Uno data de septiembre de 2014 y está firmado por el contador de la ex familia presidencial Víctor Manzanares. Allí se detalla que, tras la muerte del ex presidente en 2010, en sucesión entraron 25 inmuebles (terrenos, casas, departamentos) por un total de $12.771.940, un automóvil Honda CRV por $153.615, una cuenta corriente en el Banco de Santa Cruz por $77.886, un plazo fijo en dólares por más de US$ 3 millones, 18 plazos fijos en pesos también depositados en el Banco de Santa Cruz por $ 21.507. 996 y participaciones societarias en Los Sauces SA, Co.Ma.SA y Hotesur por $ 13,7 millones. En total, siempre de acuerdo a ese documento, el monto total de la sucesión ascendió a $60.440.299.

Otro escrito, rubricado por la sobrina de Cristina Kirchner, Romina Mercado, enumera la misma cantidad de inmuebles y sociedades pero muestra algunas diferencias en la nómina de los plazos fijos.

Esa lista de activos, sin embargo, tuvo varios movimientos en los últimos seis años. El propio Manzanares manifestó en un comunicado que varios depósitos del Banco de Santa Cruz fueron traspasados al Banco Nación, mientras que el plazo fijo en dólares había sido pesificado con el inicio del cepo cambiario.

A comienzos de este año, Cristina Kirchner hizo la acción inversa y dolarizó los fondos que tenía en sus plazos fijos. En marzo se los cedió a Florencia Kirchner. Son los US$ 5,6 millones que fueron encontrados en una caja de seguridad y en una caja de ahorro en el Banco Galicia y que quedaron embargados por el juez Ercolini.

No sólo eso. Según pudo confirmar LA NACION en base a informes de dominio solicitados al Registro de la Propiedad Inmueble de Santa Cruz, la ex presidenta cedió inmuebles a sus hijos solo tres días después de quedar procesada. Al menos tres de esos inmuebles fueron inscriptos el 16 de mayo de este año en un 50% para Máximo y la otra mitad para Florencia.

Medidas judiciales

Cuando el 13 de mayo pasado Bonadio procesó a Cristina Kirchner en la causa dólar futuro, quiso trabarle un embargo por 15 millones de pesos. El 6 de julio, la ex presidenta se presentó en el juzgado y dijo que no tenía activos para ofrecer en embargo. El juez ordenó entonces inhibir todos los bienes de la ex mandataria, para evitar que redujera su patrimonio. Luego dispuso una medida adicional, en la que congeló todas sus cuentas bancarias para que todo su dinero fuera inmovilizado. Al menos una parte importante de esos activos, sin embargo, ya estaban en potestad de sus hijos.

De acceder al nuevo pedido de la UIF, también quedaría inhibido buena parte del patrimonio que está en manos de Florencia y Máximo Kirchner. Hasta ahora, el juez Ercolini tiene embargados los más de cinco millones de dólares que la hija de la ex mandataria tiene en cajas de seguridad y cuentas en el Banco Galicia. Pero de concretarse la nueva medida que pide el organismo antilavado, los ex hijos presidenciales ya no podrían vender ninguna de sus propiedades inmuebles o muebles registrables, incluidas las acciones de las empresas.

Ver también

Santa Cruz firmó acuerdo para garantizar el derecho a la identidad de todas las personas

La Subsecretaría de Asuntos Registrales participó del “Encuentro Federal de Registro e Identificación”, durante el …