lunes , 22 abril 2019

La peor noticia: Julen fue hallado muerto en el pozo de Totalán en Málaga

El cuerpo fue encontrado a las 1.25 de la madrugada de España, 21.25 hora Argentina. El profundo dolor de los padres que ya habían perdido un hijo en la playa tras una muerte “de repente”.

Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga) el domingo 13 de enero, fue hallado muerto en la madrugada española del sábado.

 

La Brigada de Salvamento Minero encontró el cuerpo sin vida del pequeño a la 1.25 en el punto donde se le buscaba (21.25 hora Argentina), después de cavar manualmente y con gran dificultad los cuatro metros que separaban el pozo donde se encontraba el menor y el túnel paralelo -de casi 60 metros de profundidad y aproximadamente un metro y medio de ancho- perforado para que pudieran entrar los mineros para llegar hasta el pequeño.

 

El pozo en el que estaba atrapado el menor tiene unos 110 metros de profundidad y cerca de 25 centímetros de ancho. Un guardia civil fue el encargado de sacar el cuerpo del pequeño de fondo del pozo, tras recibir la pertinente autorización judicial.

 

Los padres del menor fueron informados antes de que se hiciera pública la localización del cuerpo.

Padres de Julen, niño atrapado en pozo, Málaga, España, Reuters

Durante estos días, los trabajos de rescate se demoraron por la orografía del terreno, los materiales que lo componen -la dura roca de cuarcita ralentizó el avance- y las dificultades que se encontraron los técnicos a lo largo de la perforación.

 

Más de 300 personas han participado en el operativo de rescate, cuyos componentes llevan más de 300 horas trabajando de manera ininterrumpida. Pero los enormes esfuerzos de los equipos de rescate han resultado en vano.

 

En total fueron necesarias cuatro microvoladuras para acceder al punto en el que estaba Julen.

Julen, niño atrapado en pozo, Málaga, España, Reuters

A pesar de lo avanzado de la hora en que se conoció el hallazgo del cuerpo del pequeño, las muestras de pésame y de dolor se sucedieron de manera inmediata, así como los mensajes de agradecimiento a todas las personas que no repararon en esfuerzos ni medios para llegar hasta donde estaba atrapado el cadáver del menor.

 

De inmediato, los servicios funerarios se presentaron en la zona, mientras la Guardia Civil se ha desplegado para asegurar el tránsito por la zona.

 

El profundo dolor de los padres que ya habían perdido un hijo en la playa tras una muerte “de repente”.

 

El pequeño falleció cuando la familia paseaba por la playa junto a sus padres en la primavera de 2017. El nene, según contaron vecinos, murió “de repente”. Una tragedia que marcó un antes y un después en la vida de la pareja.

Ver también

Caída del 24% de turistas para Semana Santa en un año

El secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, destacó que: “En este fin de …