sábado , 16 diciembre 2017

La mujer de un amigo ¿tiene barba y bigote?

Un filósofo, psicoanalista y escritor francés aseguró que “es muy común” que dos hombres sean amigos a tal punto “que no logren evitar el deseo por la misma mujer“.Polémica en el día que se celebra la amistad

La mujer de un amigo ¿tiene barba y bigote?

En el Día del AmigoEl Espejo Diario decidió reflotar algunos de los mitos más conocidos a la hora de hablar de amistad. ¿Puede haber amistad después del amor? ¿Le contamos todo a un amigo? ¿Las mujeres son mejores amigas que los hombres? ¿La mujer de un amigo es una candidata viable? El filósofo, psicoanalista y escritor francés Jean Bertrand Pontalis habló de estos temas en una entrevista a la revista brasileña Veja.

Para comenzar, el pensador fue motivado a definir el concepto de amistad.

“Entre las reflexiones que hago sobre la amistad, creo que la mejor síntesis es que un verdadero amigo es aquel que nos protege de los tormentos del amor, nos distancia de la furia rabiosa y nos hacen sentir más vivos“, consideró Pontalis, quien reflexionó que a pesar de que es muy difícil encontrar un verdadero amigo, “siempre estamos en la búsqueda de uno”.

“En la mayoría de las personas, esa búsqueda es mayor en la adolescencia, cuando queremos alguien que nos acompañe en el descubrimiento del mundo y a quien confiar nuestros secretos y miedos, y viceversa. Es la época de la vida en la que tenemos un ‘mejor amigo’ -que en general cambia cada año conforme vamos creciendo y las circunstancias varían-. Así es que por un cierto período aquel compañero de escuela o del barrio fue realmente nuestro mejor amigo”, destacó.

De todos modos, como en la vida misma, según Pontalis, “aun la amistad más verdadera no es feliz durante todo el tiempo”.

Consultado acerca de si la amistad es más vital que el amor, el pensador reflexionó que “forma parte de otra esfera”. “Como suele decirse, el amor trae tormentos porque es impulsado por la pasión. El amor es, inclusive, menos duradero; no se consigue mantener  continuamente el nivel de pasión inicial”.

En ese sentido diferenció que “la amistad nunca anhela la plenitud; uno no puede esperarlo todo de un amigo, mucho menos la perfección, pero sólo una verdadera amistad es capaz de proteger contra oscilaciones tumultuosas, de las ambivalencias intrínsecas de una relación amorosa y también del fin del amor”.

Ante la pregunta de si el amor incluye amistad, el filósofo reflexionó que “una relación amorosa puede incluir la amistad, pero como una extensión del propio amor, raramente como un sentimiento de la relación amorosa”. Y arriesgó: “O sea, soy amigo porque amo, y no lo contrario. Por ese motivo, veo difícil que cuando una relación amorosa termina –por más que el desenlace sea pacífico- la amistad entre ambos miembros sobreviva”.

Fidelidad y amistad

Para Pontalis “la amistad entre dos mujeres es diferente; es muy difícil para un hombre entender la amistad femenina”. “Ellos tienden a creer, sin embargo, que ellas intercambian más confidencias que los hombres. En ese sentido, las mujeres son mejores amigas”, arriesgó.

Y tras asegurar que “generalmente no podemos decirle todo ni siquiera al analista”, el intelectual francés opinó que “contarle todo a un amigo es un lugar común que no tiene correspondencia con la realidad, por más que la transparencia completa sea un ideal de la modernidad”.

Pero lo más contundente fue planteo final: Un hombre que se siente atraído por la mujer de un amigo, ¿puede ser considerado un amigo?

Es muy común que un hombre se sienta atraído por la mujer de su amigo. Yo diría que dos hombres pueden ser amigos a tal punto que no logran evitar el deseo por la mujer del otro. Así como dos mujeres pueden tener una amistad tan grande que llegan a sentirse atraídas por los mismos hombres”, disparó.

infobae

Ver también

Dormir más o menos horas, una cuestión de genes

Un equipo de científicos  identificó el grupo de genes que determina por qué los seres …

Deja un comentario