jueves , 26 noviembre 2020

La Justicia rechazó las nulidades de la defensa de Mangeri

El juez Javier Ríos decidió rechazar hoy la nulidad presentada por la defensa del portero Jorge Mangeri, único imputado en la investigación del crimen de la adolescente Ángeles Rawson.
El juez decidió «no hacer lugar al planteo de nulidad formulado por el doctor Marcelo Biondi en su carácter de abogado defensor» de Mangeri.  La defensa de Mangeri había solicitado la nulidad de todo lo actuado en la causa, incluidas las pruebas que complican seriamente la situación procesal del portero.  Los abogados defensores del portero, Miguel Ángel Pierri y Marcelo Biondi, adelantaron en los últimos días que en caso de que el magistrado rechace el planteo, apelarán ante la instancia superior, la Cámara del Crimen. La defensa de Mangieri había dicho en la presentación, que el portero era un «imputado encubierto» en la causa, y apuntó a que un correo electrónico que llegó al juzgado para que se lo investigue, volcó las acusaciones sobre el encargado del edificio de la calle Emilio Ravignani 2360.  Sin embargo, en la resolución de 20 páginas que firmó el juez Ríos, el magistrado indicó que Mangieri estaba siendo interrogado «como testigo» y defendió en ese sentido la actuación de la fiscal María Paula Asaro, antes de ordenar su detención, tras la autoincriminación del encargado del edificio.  «Y, de hecho, tampoco se advierte que la declaración testimonial que se le recibiera haya vulnerado garantía o derecho alguno», expresó el juez en su resolución sobre el planteo de la defensa.
«Tampoco puede la defensa sostener la existencia de un perjuicio, si en definitiva lo vertido en dichos actos no ha tenido incidencia alguna en lo actuado con posterioridad», sentenció el juez.  Sobre el pedido de nulidad acerca de las pruebas de ADN, Ríos dijo que «tampoco puede sostenerse una relación de determinación con lo expresado por Mangeri en su declaración testimonial, por cuanto es una prueba que deviene como necesaria a partir de que ya se habían extraído muestras a la víctima, aún desconociendo su resultado».  «Y cae por su propio peso como mecánica habitual de toda investigación de hechos de la naturaleza como el que aquí se investiga realizar una toma de muestra a quien se sospecha tuvo intervención en su comisión, con el claro fin de proceder a su cotejo», sostuvo.  Por otro lado, el juez solicitó Ríos determinar, sobre Mangeri, «su perfil conducto-sexual y establecer sus vínculos afectivos, organizacionales a nivel familiar, clima emocional, dinámica grupal, dinamismos intrapsíquicos y roles inconscientes estereotipados». También requirió datos posibles «trastornos sexuales, de deseo sexual, de la excitación sexual (trastorno de erección o impotencia) y parafilias».

Ver también

Paro Docente: Trabajo dictó conciliación obligatoria

Por la mañana de hoy (sábado) la Asociación Docentes de Santa Cruz (ADOSAC) en el …

Deja una respuesta