Jueves , 30 marzo 2017
Ultimas noticias

La familia busca definir una estrategia judicial

1902710_662466410480121_750034186_n

Por Mariela Arias 

RÍO GALLEGOS.- Once días tienen ahora los hijos del empresario Lázaro Báez para definir la estrategia judicial. El próximo miércoles 6 de julio, Leandro, el menor de los Báez, tiene fecha para prestar declaración indagatoria en los tribunales de Comodoro Py. Será el primero en concurrir ante el juez Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuán en la causa donde se investiga, ahora a toda la familia, por presunto lavado de dinero.

El trascendido de la posible detención que corrió durante la siesta santacruceña alteró a los allegados de la familia, aunque llegó cierto alivio cuando se supo que por ahora no los detendrían. Según pudo confirmar LA NACION, hasta ayer las fuerzas federales no habían recibido ningún exhorto ni pedido de detención sobre ningún miembro de la familia.

Escasos movimientos se observaban ayer en las viviendas familiares ubicadas en el Barrio Jardín. La custodia privada que Baéz mantiene frente a las viviendas de sus hijos es mínima.

Leandro, Luciana y Melina ya tuvieron su primera reunión con el fiscal Guillermo Marijuan. Fue hace veinte días, durante el allanamiento que el fiscal realizó en la casa de Luciana. Los tres hermanos hablaron con el fiscal, preguntaron sobre la figura del arrepentido, y pidieron detalles de la causa.

En ese momento querían precisiones sobre lo que podría pasarles si declaraban en forma voluntaria y hasta presentarse todos juntos, era una posibilidad.

Según pudo reconstruir LA NACION, uno de los tres hijos le dijo al fiscal entonces que tenían pruebas e información suficientes para involucrar a mucha gente, pero aún no tenían la decisión tomada de presentarse en la causa. De los cuatro, Leandro, fue el primero en pedir que investiguen más allá de su padre a la familia Kirchner. Parecía el más decidido a avanzar.

El propio Marijuan aventuró entonces la posibilidad de una nueva reunión con los hijos en Buenos Aires. Tres semanas después de aquella primera reunión, Marijuán y Casanello anunciaron hoy la imputación en la causa de todos los hermanos, dado que hasta ahora sólo estaba Martín Báez, tras aparecer en los videos de la financiera SGI. Ahora el encuentro, será por separado y en otros términos.

Leandro Báez, de 26 años, será el primero en presentarse a indagatoria el 6 de julio. No es ajeno a los negocios de su padre. Fue presidente suplente de Austral Construcciones cuando tenía 21 años y es accionario en por lo menos dos empresas familiares. Tiene un capital millonario, y a su nombre acumula miles de hectáreas de campos santacruceños.

Él fue quien pidió la recusación -ya rechazada- del juez federal Sebastián Casanello. Con su padre en prisión desde hace más de dos mes, y su hermano Martín imputado en la misma causa por lavado de dinero, Leandro se transformó en el sostén emocional de la familia junto a su hermana Luciana, a quien su padre la dejó a cargo de las empresas familiares. Ella irá a Comodoro Py el 11 de julio.

En tanto que Melina Soledad, de 28 años, también fue convocada a los tribunales, para el 7 de julio. De los cuatro, ella es quien mantiene una vida social más activa que sus hermanos desde que estalló la causa de lavado. No tiene a su nombre ninguna empresa y sólo figura como empleada en Austral Construcciones, donde según los registros a los que accedió LA NACION, tiene impago los aportes patronales a la obra social desde abril del año pasado.

Ver también

29

Resumen de las noticias del día jueves 29 de diciembre de 2016

Las principales noticias del día en el resumen de cada mañana, la tapa de los …