domingo , 15 diciembre 2019

La familia Báez le entregó la llave del Mausoleo a Cristina Kirchner

El monumento permanece cerrado

Como una señal del giro en la relación entre ambos, el empresario K retiró la custodia y el mantenimiento al lugar.

“Acá descansan los restos de Néstor Carlos Kirchner, un santacruceño que cambió la Argentina y sobre todo… un amigo”, versa la placa que Lázaro Báez colocó en el Mausoleo, cuando lo inauguró el 27 de octubre de 2011. Desde ese día, garantizó a la ex familia presidencial el mantenimiento del imponente edificio y personal que lo custodiaba las 24 horas. Pero como una muestra del fin de ciclo de una relación con un fuerte historial de negocios, el jefe de seguridad del empresario K le entregó a Cristina Kirchner la llave del lugar, y retiró a su gente; incluso a quienes se ocupaban de limpiarlo.

Con once metros de altura y quince de superficie, y totalmente construido en pórfido patagónico con pisos de piedras volcánicas, el Mausoleo que sobresale en el cementerio de Río Gallegos fue abandonado por su constructor y principal protector: Lázaro Báez. La llave del edificio, que cuenta además, con escaleras de mármol, fue entregada a Cristina Kirchner y el responsable de hacerlo fue el jefe de la custodia del empresario K. El fue quien le dio en mano no sólo la llave de la puerta principal, sino la de las rejas negras que rodean ese predio de 25 metros por 25.

El Mausoleo, cerrado hace dos meses.

Como una marcada señal del momento difícil que atraviesa Báez no solo con la Justicia, sdino con los Kirchner, no solo cerraron después de cinco años, las puertas de madera del Mausoleo, sino que desligándose completamente del mismo, la familia del empresario K ya no tiene acceso al imponente edificio que construyó Austral Construcciones. Dejaron de custodiarlo y no se ocupan más de su mantenimiento.

Cada vez que Cristina y Máximo se dirigían al Mausoleo, se comunicaban con el responsable de la custodia del empresario K y éste era el responsable de acercar la llave, mientras que el personal de Austral que custodiaba el lugar garantizaba que nadie se acercara mientras ellos permanecían adentro.

Máximo, Cristina y Lázaro Báez, tras una visita al mausoleo donde están los restos de Kirchner.
Máximo, Cristina y Lázaro Báez, tras una visita al mausoleo donde están los restos de Kirchner.

Según detallaron a Clarín, antes de que esto ocurra Báez se encargaba del personal de seguridad: tres guardias, empleados de Austral Construcciones, que cumplían distintos turnos y los fines de semana revisaban a los visitantes. También organizaban los turnos rotativos del personal de limpieza. “Lo harán ellos ahora, nosotros no nos ocupamos más”, indicaron allegados a la familia del empresario K.

Banderas en homenaje a Kirchner, a fines de diciembre, en la puerta del Mausoleo donde descansan sus restos
Banderas en homenaje a Kirchner, a fines de diciembre, en la puerta del Mausoleo donde descansan sus restos.

Hasta hace poco, un efectivo de Infantería tenía como consigna el resguardo del Mausoleo. Pero los últimos días estuvo completamente cerrado y sin custodias de las fuerzas de seguridad. “Ellos (por la familia Kirchner) tienen la llave y ahora disponen como quieran del lugar”, indicaron allegados a Báez y remarcando que ya no tienen ningún tipo de responsabilidad sobre el edificio.

Como muestra de la inactividad de la fastuosa construcción que solía abrirse los fines de semana para las visitas, la casilla de seguridad está bajo llave. Báez retiró a su personal, en parte por la fuerte confrontación con los Kirchner y también, producto de la crisis financiera de su principal constructora, de la que despidió al 50% de sus trabajadores. Ya nadie recorre el lugar donde descansan los restos del ex Presidente. De las rejas negras que rodean la propiedad solo cuelgan banderas de diferentes agrupaciones militantes y aquella placa que colocó Báez. (Clarin)

Ver también

400 casos de paperas se registraron en Tierra del Fuego

Este año se registraron más de 400 casos de paperas en Tierra del Fuego. Si …