Domingo , 28 mayo 2017

La Cámara Federal confirmó a Casanello al frente del caso Báez

Afirmó que no encontró pruebas de la supuesta reunión en Olivos con Cristina Kirchner.

La estrategia de Lázaro Báez , procesado, preso y embargado por lavado de dinero, para correr al juez que lo investiga fracasó.

Después de semanas de incertidumbre, la Cámara Federal confirmó ayer al magistrado Sebastián Casanello al frente de la causa.

El fallo, firmado por Eduardo Farah y Martín Irurzun (Horacio Cattani, el tercer camarista de la sala, está de licencia), rechazó la recusación promovida por Lázaro y su hijo Leandro, que habían alegado un supuesto “temor de parcialidad”.

Uno de los argumentos centrales para pedir el cambio de juez había sido una supuesta reunión de Casanello con Cristina Kirchner, por entonces presidenta, en la quinta de Olivos. Primero, las defensas dijeron que el dato tenía origen en notas periodísticas (que, a su vez, citaban como fuente a allegados de Báez), pero después el propio Lázaro dijo haber visto a Casanello “esperando” en Olivos cuando fue a ver a la entonces presidenta.

Los camaristas relataron ayer que ninguna de las pruebas que ordenaron para chequear esa versión permitió “verificar el encuentro al que Báez aludió”. Dispusieron, no obstante, que otro juez federal investigue su posible existencia. En las últimas horas, las defensas habían dicho que tenían supuestas nuevas pruebas. “Resulta improcedente que se prolongue indefinidamente este trámite [de recusación]”, afirmaron los camaristas.

En su fallo, tampoco hicieron lugar a los otros dos argumentos esgrimidos por los Báez para pedir que Casanello sea apartado del caso: que el juez había prejuzgado cuando dijo que Cristina Kirchner no estaba imputada en la causa (en ese momento, no lo estaba) y que había “direccionado” la investigación para convertir a Báez en el principal acusado.

En cuanto al supuesto direccionamiento, Irurzun y Farah dijeron que varias veces ellos le habían advertido al juez que estaba teniendo un “enfoque limitado” de la investigación. “Es evidente que la Cámara no comparte la forma en que se ha venido desarrollando”, afirmaron, pero dijeron que esa “diferencia de criterio, aun cuando provenga de concepciones erradas” no implica que el temor de parcialidad esté “objetivado”. Sostuvieron asimismo que después de las primeras críticas, Casanello había “corregido gradualmente” el curso del caso y que las últimas indicaciones son todavía muy recientes.

También dijeron que lo que ahora critica Báez no lo había cuestionado antes, cuando “su situación procesal fue resuelta con un auto de falta de mérito”, en diciembre de 2015. Esa “falta de mérito” para Báez a la que hace referencia la Cámara es la que firmó Casanello en relación con un hecho colateral: la compra de un campo en Mendoza. Primero, Leonardo Fariña declaró que lo había adquirido con dinero de Báez, pero después se desdijo y afirmó que había inventado esa historia para extorsionarlo. Pero entre medio la Cámara Federal había ordenado ya escuchar a Báez. Fue así como después de indagarlo, Casanello consideró que no había mérito para procesarlo pero tampoco para sobreseerlo. El fiscal y las querellas coincidieron.

Hoy, Báez está procesado, preso y embargado, por el lavado de decenas de millones de dólares. Los camaristas advirtieron ayer que el hecho de que haya “eventualmente” otros acusados por investigar “no cambia lo resuelto respecto de los Báez” y que, en lo que a ellos respecta, no importa siquiera una posible “parcialidad” en favor de otros.

En cuanto a las declaraciones públicas del juez sobre el caso, dijeron que no es de lo más “ortodoxo” que haya hecho comentarios, pero que no desconocen el interés que tiene la opinión pública y que “las mismas partes han llevado los avatares del expediente a los medios”. No obstante, a todos les pidió “prudencia”.

La Nación

 

Ver también

Cristina ingresó ayer muy temprano a los tribunales y expuso por las redes las ausencias en el juzgado. Foto: DyN

Piden embargar los bienes de los hijos de la ex presidenta

Los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron la medida sobre todas las propiedades familiares, que Cristina …