sábado , 23 octubre 2021

La Base Aérea Militar de Río Gallegos fue elegida como centro de las maniobras y final de carrera de los míticos “delta”

Río Gallegos.- Los aviones de combate Mirage iniciaron ayer una maniobra militar durante una semana en la provincia de Santa Cruz en lo que será su última participación operativa, ya que a fin de año serán dados de baja tras 43 años de servicio.

004Considerados la “columna vertebral de la defensa aérea” del país hace 40 años, estos cazabombarderos e interceptores de diseño francés no serán reemplazados este año por alguna otra aeronave similar, a pesar de que estaba previsto en el presupuesto 2014 elaborado por el gobierno.

La Fuerza Aérea informó que “en cumplimiento del plan anual de ejercitaciones”, comenzó el ejercicio Ariete, que se desarrollará hasta el viernes 11 en la base aérea militar de Río Gallegos.

El ejercicio Ariete adquiere un “cariz trascendente e histórico para la Fuerza Aérea, ya que significa la despedida operativa del sistema Mirage, tras prestar 43 años de servicio ininterrumpido en la Argentina”, recalcó la Fuerza Aérea.

Estas aeronaves concretaron más de 131 mil horas de vuelo y tuvieron activa y trascendente participación en la guerra de Malvinas, que fue el bautismo de fuego para esa fuerza.

La Fuerza Aérea Argentina adquirió estos aviones de combate a principios de la década de 1970.

La Base Aérea Militar de Río Gallegos fue elegida como centro de despliegue de las maniobras y final de carrera de los míticos “delta”, así se conoce a los Mirage en el argot de los aviadores miliares, término referido al perfil alar en forma de flecha.

El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi no estuvo en el arranque de las ejercitaciones y viajó a Chile con el objetivo de intercambiar pareceres en materia de defensa con su par José Gómez Urrutia y tendrá una entrevista con la presidente Michelle Bachelet. Al parecer, despedir a los Mirage no da rédito político, salvo que se anuncie en simultáneo qué avión será elegido para relevarlos, resaltó hoy el Diario Ámbito Financiero.

El entonces teniente Mario Callejo, actual jefe de la Fuerza Aérea, cumplió varias misiones de combate contra la flota de la Royal Navy en su Mirage M5, partiendo de la pista ubicada en Puerto San Julián. Ahora a Callejo le toca otro combate, se diría la pelea final de su propia carrera por lograr un reemplazo al mítico avión a pesar del torniquete presupuestario en tiempos electorales.

Las tres aeronaves, dos biplaza y un monoplaza, que realizan las últimas maniobras en homenaje a este modelo, pasaron por el aeropuerto General Mosconi de Comodoro Rivadavia y sobrevolaron la zona para luego continuar viaje a Río Gallegos, donde realizarán entrenamientos y actividades previas a su vuelo de despedida. (ANA Foto / Karina Taberne)

Ver también

El Gobierno de Santa Cruz anunció el pago de haberes para jubilados

El Gobierno de Santa Cruz informa que los haberes de junio estarán acreditados mañana jueves …