domingo , 26 mayo 2019

La Argentina y Gran Bretaña reanudan investigación pesquera en el Atlántico sur

Tras 14 años de ruptura en cooperación científica, se inicia una campaña entre argentinos y británicos de prospección del calamar, fuente de riqueza de los isleños.

 

Hoy zarpa del puerto de Mar del Plata el buque de investigación pesquera BIP Víctor Angelescu con el objetivo de evaluar el stock de la especie calamar argentino (illex argentinus). A bordo del navío perteneciente al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), organizador y ejecutor de la campaña científica, se encuentran dos investigadores del Reino Unido.

La participación de los británicos marca la reanudación de la cooperación bilateral interrumpida por decisión de la administración Kirchner.

Los científicos del Inidep durante 15 años dejaron de compartir información sobre cefalópodos con sus pares del Imperial College y con los investigadores isleños del Departamento de Recursos Naturales de las Malvinas.

La colaboración bilateral resucitó al calor del acuerdo que alcanzaron los cancilleres Jorge Faurie y el británico Boris Jhonson luego de sucesivas negociaciones en torno del Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), establecido por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990. El Subcomité Científico de Pesca existe desde 1990 sesionaba con periodicidad pero dejó de reunirse en 2004, cuando Néstor Kirchner canceló su funcionamiento. En 2016 los cancilleres de la y la posibilidad de celebrar acuerdos que dejen a resguardo el reclamo sobre las Islas Malvinas, la cuestión del recurso pesquero fue uno de ellos.

El calamar illex es una especie que migra en un recorrido circular desde el Atlántico sur patagónico hacia aguas de la denominada zona de conservación (n.r. en disputa) alrededor de Malvinas, en inglés Falklands Outer Conservation Zone (FOCZ). El seguimiento del stock de illex es indispensable para tomar decisiones sobre el manejo sustentable del recurso.

La economía de las Islas depende en gran medida de la exportación de productos pesqueros a la Unión Europea. Las capturas de calamar a través de licencias de pesca otorgadas por el Gobierno kelper se hacen en ese sector del Atlántico Sur. El Inidep necesita conocer, entre otros datos, el estado de la pesquería al inicio de la temporada, la distribución, las áreas de concentración estival de calamar, estimar la biomasa y abundancia en número de individuos y así poder estimar el escape del 40% de reproductores que será necesario preservar para garantizar el desove y contribuir a la presencia de calamar para la próxima zafra de los poteros nacionales. El 24 de enero pasado en un vuelo de control marítimo la Armada detectó más de 300 pesqueros dedicados a la captura de calamar, alineados en la milla 201. La presencia masiva sin posibilidad de regulación es un factor de alto impacto en la sustentabilidad del caladero.

El BIP Víctor Angelescu tiene planificados 36 días de navegación para completar la evaluación del illex, además se va a trabajar sobre otras especies australes como merluza austral, merluza de cola y merluza negra. El Angelescu está tripulado por personal de la Prefectura Naval una solución que no cayó bien en el ambiente del Inidep, cuyos buques eran conducidos por marinos civiles.

En diciembre de 2018 el Gobierno decidió intervenir el ente científico y designó al contralmirante retirado Marcelo Lobbosco con facultades de director. Se adujo “problemas entre los distintos sectores del organismo (embarcados, científico-técnicos y administrativos), que impiden, entre otras cosas, la realización de las campañas de investigación” según fundamentó el decreto 1127/2018 con las firmas del presidente Mauricio Macri y el Ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

Ver también

Se adjudicaron las áreas off shore en la Cuenca Austral

Ubicada frente a las provincias de Tierra del Fuego y de Santa Cruz, fueron dos …