domingo , 25 octubre 2020

La aparición de Máximo Kirchner “es una cortina de humo del kirchnerismo»

Río Gallegos.- La periodista y autora de los libros La Cámpora y Cristina Fernández, Laura Di Marco, consideró que el discurso que dio el primogénito de la presidenta se produce en un momento de desesperación para el oficialismo. “La irrupción de Máximo es una jugada del kirchnerismo para ganar tiempo”, afirmó la biógrafa de la jefa de Estado.
Consultada si Máximo Kirchner actúa políticamente como líder oculto de La Cámpora, respondió: “Sí, como líder oculto de La Cámpora, sí. El maneja La Cámpora, pero tampoco es tan difícil manejarla teniendo en cuenta que su mamá es presidenta, y que ella no tiene un partido, entendido como un partido de cuadros políticos. Cristina está gobernando prácticamente sola. Entonces él es de algún modo el nexo entre su mamá y toda la cantidad de cargos que tiene La Cámpora en el poder. Pero de ahí a ser un líder, un sucesor, hay un trecho muy largo. El sale en un momento donde el kirchnerismo está dejando el poder en 2015, y el kirchnerismo tiene dos candidatos que son Daniel Scioli y Florencio Randazzo, en los cuales Cristina no confía, en los que el kirchnerismo duro no confía. Es un proyecto político que no logró construir un sucesor”.

En este sentido, y en una entrevista con el diario chileno La Tercera, se le preguntó: Entonces qué aporta mostrar a Máximo ahora. “Todo esto es una cortina de humo. El kirchnerismo es muy creativo para pelear su supervivencia. Desde el punto de vista de ellos, no está mal la carta que se jugaron, para que se siga hablando de ellos. Lo que quieren es ganar tiempo para cerrar la negociación con los holdouts, que la economía esté un poco mejor y de ese modo poder tal vez condicionar a los presidenciables del kirchnerismo, que no son del propio riñón, para ponerle un vicepresidente o imponerles candidatos a las listas de diputados o senadores para que el kirchnerismo tenga alguna supervivencia. Esto es una jugada del kirchnerismo para ganar tiempo, para sobrevivir, para estirar el poder de Cristina hasta el final, para generar una ilusión de continuidad, para que en el mundo se pregunten si puede ser este muchacho su sucesor, y lo han logrado bastante, mira que estamos haciendo esta entrevista”.

En el plano personal, ¿Máximo prefiere estar y vivir en Río Gallegos, que pasar el tiempo en Buenos Aires? Totalmente. Hay que tener en cuenta que los padres fueron dueños de Santa Cruz desde que Máximo tenía 21 años, ahora tiene 37, por lo que pudo haber sido cualquier cosa en su vida y no lo fue. Tiene sus dos padres que fueron presidentes, que es un récord insólito. Yo he entrevistado a los compañeros del colegio, de la secundaria, y lo que dicen es que cuando a Máximo se le acercaban más de tres personas se quedaba mudo, no hablaba; tiene casi una fobia social. Tiene que haber sido un esfuerzo enorme para él hablar en público. Imagínate. Los padres han estado 11 años en el poder y sale un año antes de que su madre deje el gobierno. Bueno, sale en un momento de desesperación, donde Cristina ha construido muchísimo y no tiene a quién dejarle eso. De algún modo, es como un rico que no tiene heredero.

Ante la consulta si no es posible un Máximo candidato, Di Marco contestó: Yo sí creo que es posible una candidatura de intendente en Río Gallegos. Es algo muy sencillo. Es como presidir un country, no es algo muy complicado. Es una ciudad muy chiquita. Pero candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, no. Gobernar la provincia de Buenos Aires es como gobernar un país. Es más complicado.

Ver también

Hernán Elorrieta: “Aprobamos por unanimidad el desarrollo hidropónico en la Santa Cruz”

El diputado por municipio de Las Heras, perteneciente al Partido SER,  destacó la importancia de …

Deja una respuesta