martes , 17 octubre 2017

Investigan por millonarias irregularidades a Rocío García esposa de Maximo Kirchner

Rocío García y Máximo Kirchner en 2011 durante la asunción de la ex Presidenta

Se trata del programa Argentina Sonríe. Detectaron irregularidades en el manejo de fondos millonarios. Rocío García en la mira y ante una posible denuncia penal.

Argentina Sonríe es el programa que Cristina Kirchner lanzó en diciembre de 2014, la cara visible del plan bucal a 3.000 kilómetros de la Capital Federal fue nada más ni nada menos que Rocío García: su nuera a quien por decreto le creó una coordinación en Santa Cruz. La actual gestión del ministerio de Salud nacional finalizó la semana pasada, una auditoría que deja al borde de una denuncia penal a la pareja de Máximo Kirchner por diversas irregularidades detectadas en el plan que demandó $ 223 millones: “desvíos en la ejecución de metas, incumplimientos en los convenios con universidades y rendición de fondos”, indica el documento oficial al que accedióClarín.

La ex Presidenta que benefició a su nuera con un cargo de Coordinadora regional del Centro Articulador de Políticas Sanitarias, la puso al frente del organigrama político de Argentina Sonríe, un programa bucal que volcó en convenios con universidades que “no dictaban la carrera de odontología” -como señala la auditoría- $150.500.000, cifra sospechada de “irregulares manejos”. Se trata de la universidad Nacional de Chaco, la de Entre Ríos, San Martín y la UTN de Río Gallegos.

María Rocío García, esposa de Máximo Kirchner, saliendo de la inmobiliaria familiar. Foto Emmanuel Fernández.

El programa se puso en marcha, con una prueba piloto en Río Gallegos a cargo de Rocío García y según la auditoría “nunca contó con la habilitación sanitaria” que otorga el ministerio de Salud nacional. La pareja de Máximo es definida en el documento oficial como “el pilar del programa Argentina Sonríe, ella decía qué se hacía y qué no”. La justicia la investiga por esto.

En Santa Cruz donde fue la cara visible del plan bucal, se detectaron las principales irregularidades que analiza el área jurídica del ministerio de Salud de la Nación y que derivará en una denuncia penal. La UTN de Río Gallegos recibió $ 43 millones pero sólo rindió de esta suma de $ 2.724.431, existe otro expediente por $ 10 millones que no fue puesto a disposición de los auditores. Así, la universidad aún debe rendir más de $ 29 millones. “No hay constancia de la prestación de los servicios facturados”, indica el documento oficial.

Los pagos se hicieron a través de dos expedientes, los últimos en octubre del año pasado. Esto es investigado por posible “perjuicio fiscal al erario público”. 

Rocío García jurando como ministra de Salud de Santa Cruz. Foto David Fernández.

Otro aspecto resaltado en el documento del ministerio que dirige Jorge Lemus, es que no se ajustaba a la normativa los viáticos que se abonaban al personal que viajaba al sur: mientras que en Gualeguaychú el importe diario era de $ 643, en Río Gallegos se cotizó en $ 1.260. “Quienes viajaban un par de semanas al sur podían volver con más de $ 30.000 en guardias”, señaló un alto funcionario de la cartera de Salud a Clarín, “hubo un gran desmanejo de fondos millonarios”, añadió.

Hay gastos que generaron sorpresa, entre las facturas presentadas se encontró una por $ 2.194.865 para 15 mil remeras y mil gorros para una “Campaña en Santa Cruz”. También incluyó la “promoción de eventos” en tres localidades santacruceñas (Río Gallegos, Pico Truncado, Caleta Olivia) por $ 2.827.000, pero “no se verificó la presetación del servicios, ni los días en que se realizó el evento” que incluía a Resistencia (Chaco) y Salta capital.

La ex Presidenta con su nuera en la inauguración del hospital de El Calafate. Foto DyN.

Tres rendiciones de $ 60.000 en remises, $ 1.026.750 en viandas para dos meses, sin especificar “los beneficiarios ni los lugares donde se repartieron”, son parte de las rendiciones investigadas.

Para este plan se compraron 50 unidades móviles con la mejor tecnología. “Nada fue hecho por licitación algo que correspondía por su monto, fueron compras tercerizadas o compras directas”, indicaron desde el Ministerio.

Peor aún “nunca se les hizo el service y la mayoría del tiempo estuvieron paradas en la base operativa”. Cinco días antes de dejar la Casa Rosada, se firmó un convenio “para que 30 de estos camiones se los quede Alicia Kirchner en Santa Cruz, esto se va revertir es algo que estamos analizando”, señalaron desde la vocería del ministerio. Esto había sido revelado por Perfil. Parte de estos camiones fueron adquiridos por intermedio Agustín Nervi, hermano de Rolando Nervi nombrado junto a Rocío García en el sur.

Ver también

Santa Cruz firmó acuerdo para garantizar el derecho a la identidad de todas las personas

La Subsecretaría de Asuntos Registrales participó del “Encuentro Federal de Registro e Identificación”, durante el …