miércoles , 21 octubre 2020

Intervienen delegación de Vialidad Nacional en Santa Cruz por irregularidades en medio de la crisis de Austral Construcciones

Río Gallegos.- El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, anunció hoy la decisión del gobierno de intervenir la delegación de Vialidad Nacional en Santa Cruz, en medio de las crecientes protestas en demanda de deudas salariales de trabajadores de la empresa Austral Construcciones.

“Estamos interviniendo Vialidad de Santa Cruz”, informó Dietrich, al denunciar “al menos, situaciones desprolijas” en el tema de obra pública en la provincia.

Dietrich exhortó al titular de Austral Construcciones, Lázaro Báez, a quien consideró el empresario más “beneficiado por el kirchnerismo” en el otorgamiento de obra pública, a “hacerse cargo de sus empleados” y pagarles los sueldos adeudados.

El ministro apuntó duramente contra el empresario, habló de un “sistema perverso” y una “trama de corrupción” en torno a la concesión de obra pública durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández y el gobierno local de Daniel Peralta.

“El señor Lázaro Báez tiene que hacerse cargo de sus empleados, de sus empresas; que venda sus autos, su casa, que alquile la pileta climatizada que se hizo y que le pague a la gente”, expresó el funcionario esta mañana a la emisora porteña Radio Mitre.

Dietrich dio como ejemplo de las irregularidades detectadas que “la persona de Vialidad que firmó con la UOCRA un acuerdo no forma parte de Vialidad. Hay, al menos, situaciones desprolijas”.

Los obreros, nucleados en la UOCRA local, exigen que Báez efectivice los sueldos y también vacaciones en mora. Desde la compañía atribuyen el retraso a la negativa de Vialidad a pagar certificaciones de obra. La cifra asciende a cerca de 400 millones de pesos. Pero desde el organismo planean, antes, revisar cómo fueron las negociaciones para desarrollar esas obras.

La diputada del Parlasur, Mariana Zuvic (Cambiemos) remarcó que Báez usó la estructura de Austral Construcciones para montar una red de lavado de dinero, y ahora pretende vaciar la empresa Austral porque enfrenta a la justicia en numerosas causas. También dijo que Cristina Fernández de Kirchner no es ajena a estas maniobras: “Lázaro no es un empresario cualquiera, Lázaro es Cristina y fue Néstor, están juntos en todo el entramado de negocios que armaron para enriquecerse con fondos públicos”.

Zuvic enfatizó que detrás de Báez, Cristina Fernández quiere extorsionar con estas maniobras al actual gobierno nacional para que pague certificados de obras que no se terminaron y tienen enormes sobreprecios.

La diputada nacional Susana Toledo (UCR) remarcó que toda la comunidad está sorprendida porque “Báez, que es millonario, tiene campos, empresas y cientos de vehículos de pronto no tiene para pagarle a los empleados. Todo parece indicar que se está buscando vaciar la empresa que durante años fue la dueña de todas las obras públicas que se hicieron en Santa Cruz”, indicó Toledo, citada en un comunicado.

Además dijo que resulta curioso lo que está pasando porque el mismo Báez reconoció que su problema no es con la administración de Macri, pero el gobierno de Santa Cruz emite un comunicado diciendo que se trata de un problema de falta de pago del gobierno nacional.

En este sentido, enfatizó que la gobernadora Alicia Kirchner “quiere sacarse la responsabilidad y buscan culpar a la nueva administración nacional de los desastres que ellos generaron”.
Toledo opinó que el socio de los Kirchner debe vender alguno de los activos que compro con las ganancias de Austral y honrar sus deudas. (ANA)

Ver también

¿POR QUÉ SIGUEN EN YPF?

La Argentina vive una situación difícil, sobre todo en la producción hidrocarburífera. A la grave …