jueves , 29 octubre 2020

Historia de la familia que regresó de Ecuador a Caleta Olivia

En comunicación telefónica con Martín Gaitán en una nota especial, Matías y Jésica explicaron las situaciones que vivieron desde que salieron de Quito, Ecuador, hasta llegar a Caleta Olivia.

En un primer tramo de la entrevista, Matías aclaró que nunca estuvieron mal de salud a pesar de haber contraído el virus, «nunca estuvimos en riesgo de salud, hemos tenido un par de síntomas pero siempre estuvimos bien» aclaró ante tantas versiones que dieron vueltas en las redes sociales.

En referencia a los síntomas, dijo que nunca tuvieron fiebre y que solamente habían perdido del gusto y el sentido del olfato, «incluso con la bebé y la pequeña de tres años solamente tuvimos mucho cansancio.»

Además, negaron haber tenido erupciones en la piel, mucosidad, tos y problemas respiratorios, síntomas tan característicos del Covid-19.

El Viaje

Con respecto a su vuelta a la Argentina, Matías comentó que estaban en Quito, Ecuador, y que comenzaron el regreso el 12 de Abril en un vuelo comercial, «porque nos decían que no iban a llegar los Hércules sanitarios a Guayaquil, es así que salimos directamente a Bs. As.»

«Cuando llegamos a Ezeiza estaba todo totalmente cerrado, no teníamos nada para comer, lo único que había abierto era una farmacia que vendía barra de cereales con proteínas solamente,» lamentó Matías.

Además recordó que «Estuvimos desde las 6 am que nos llevaron al aeropuerto de Quito, hasta las 2 am de la mañana del otro día sin comer nada, porque en el vuelo nos dieron un mix de cereales solamente.»

«La embajada argentina consiguió la repatriación porque no teníamos los $500 dólares que salían cada pasaje.»

Por su parte Jésica, comentó que es nacida en Caleta Olivia y que su padre les consiguió una casa en zona de chacras para que puedan hacer la cuarentena. Solamente le falta el segundo test que le dé negativo para poder quedar de alta, sólo faltan algunos días para que esto ocurra. Comentó que personal de Desarrollo Social les deja alimentos y elementos de limpieza en la puerta de la propiedad sin tener contacto directo con ellos por prevención.

Cuarentena en Buenos Aires

En Ecuador les dijeron que iban a hacer una cuarentena de 15 días aislados en Buenos Aires en un hotel, pero Matías dijo que sólo estuvieron dos noches y luego sacaron un colectivo especial para la gente que vivía en las provincias del sur de la Argentina.

Matías: «En Ezeiza habían 230 personas de diferentes provincias que estaban esperando, entonces sacaron un colectivo por cada provincia, menos de La Pampa para abajo, decían que lo más al sur que se llegaba era ahí, para los del Sur no había nada arreglado.»

Por su parte Jésica agregó que «éramos 15 personas que quedamos hasta las 2 am, de Comodoro, Trelew, Río Gallegos, hasta que resolvieron mandarnos a un hotel, nos llamaron después de dos días y nos mandaron un colectivo.»

En Caleta

Cuando llegaron a Caleta Olivia, Matías dijo que «fue un gran dilema, porque supuestamente, Transporte Nacional había acordado que el colectivo mismo nos deje en la puerta de la casa donde íbamos a hacer la cuarentena, cosa que no tengamos contacto con nadie más en la ciudad. Pero al llegar a cada ciudad que íbamos, no nos dejaban ingresar directamente, ni siquiera a cargar nafta o para ir al baño en la estación de servicio.»

«Acá nos esperaron en la entrada del acceso norte, y mi suegro y dos remises más para trasladar a las familias escoltados por la policía.»

Síntomas

Al sexto día de estar aislados en la casa de zona de chacra, Jésica presenta el primer síntoma con la pérdida del sabor y el olfato, lo cual despertó la atención de la familia y lo reportaron inmediatamente al hospital.

Al respecto Jésica dijo que «Miedo no sentimos, porque nos veíamos todos bien, me resultó extraño en mi cabeza entender que no sentía el gusto ni el olfato porque comúnmente eso pasa cuando estás resfriado, eso nos llamó la atención y le contamos a los médicos, porque de un día para el otro me levanté así.»

Por su parte Matías dijo que «Desde que llegamos nos han tratado de diez, todos estuvieron a disposición, el Municipio, los médicos, y el hospital que están por cualquier cosa que necesitamos.»

Por último, negaron todo tipo de relación con políticos y/o referentes de la ciudad, «ni siquiera conozco quien es el gobernador, no se quien es el intendente» aclaró Matías, por su parte Jésica dijo que «se dijeron mucha cosas, que una persona vino a tomar mate, que cenó con nosotros, que yo tenía una hija con una persona, no conocemos a nadie, es la realidad, se ve que quisieron aprovechar la situación para embarrarlos a ellos, sólo tenemos a mi papá, mi mamá y mis hermanos.»

FUENTE: LVN

Ver también

UNA VEZ MÁS LA LEGISLATURA PROVINCIAL LE DIJO NO AL IBUPROFENO PARA TRATAR EL COVID 19

Hoy se llevó a cabo la décima sesión ordinaria en la Cámara de Diputados de …