viernes , 7 mayo 2021

Habló el cartonero atropellado por un policía el día de los incidentes en el Congreso

Se trata de Alejandro «Pipi» Rosado: «Fui a trabajar como todos los días», contó

El cartonero atropellado por un policía el día en que se votó la reforma previsional en la Cámara de Diputados rompió el silencio. «Trabajo de 9 a 7 de la tarde por día. Hago unos 2 mil pesos por mes, quizás 3 mil. A veces me quedo reciclando hasta tarde y hago una moneda más. Ese día había ido a trabajar como hago todos los días», contó Alejandro «Pipi» Rosado.

La justicia ordenó que la fuerza identifique y detenga al uniformado que lo arrolló.

Si la policía explicó que los incidentes se generaron por unos manifestantes que arrojaron una lluvia de piedras y bombas molotov contra la policía, a Rosado lo atropellaron muy lejos del Congreso, en Yrigoyen entre 9 de Julio y Tacuarí.

«Yo fui normal, como todos los días, a trabajar. Me enteré que los camiones no salían al microcentro por las marchas y agarré mi carro, cargué los bolsones y me fui a laburar, a juntar las bolsas para llevarlas, reciclarlas», recordó en una entrevista con el periodista Ernesto Tenembaum.

De acuerdo a su relato, poco antes de ser atropellado había recibido un disparo en la espalda. «Yo venía con el carro. Fui por la 9 de Julio y llegando a Hipólito Yrigoyen me crucé con policías que venían en moto y me asusté. Empezaron a tirar las granadas con gases lacrimógenos y no se podía respirar. La gente empezó a correr para todos lados. Yo no podía respirar.Yo me crucé yendo para Yrigoyen y de atrás siento un escopetazo que me pega, por eso me asusté y empecé a correr. Era un perdigón que me lastimó mal. Volví corriendo para la avenida Belgrano».

Sin embargo, «Pipi» tenía una misión: llegar a unos edificios donde todos los días descargan bolsas con papeles que le sirven para reciclar. Entonces, pese a que estaba malherido, decidió volver para seguir trabajando.
«Ahí me los volví a cruzar, sobre Yrigoyen y 9 de Julio. Estaba todo tranquilo, el lío era del otro lado, en la zona del Congreso. Ahí vi que venían un montón de motos, me asusté y me escondí atrás de un tacho, pero venían motos incluso sobre la vereda, entonces empecé a correr, crucé la calle y vi que venían dos motos. De repente sentí un ardor, porque me pegaron, y me desmayé, perdí la conciencia.
Cuando me levanté tenía una bala de goma que me había quemado la parte de las costillas y la pierna completamente quemada, y no sabía qué había pasado. Estaba muy confundido. La policía no quería dejar entrar a la ambulancia», repasó.

Rosado contó que le esperan unos tres meses de rehabilitación y es posible que lo tengan que operar. No podrá trabajar. «Sigo muy dolorido. La panza me duele muchísimo, pero gracias a Dios me están durando todos los días y trato de seguir adelante», señaló.

«Esto lo cuento para que se enteren todos de lo que me pasó ese día, porque no sólo me pasó a mí, sino a mucha gente. Un compañero perdió un ojo por un perdigón de goma, una lástima. Eso te indigna demasiado.  Había mucha gente y tiraban para todos lados. Había mujeres, chicos muy chicos. Lo que hicieron no está bien», sostuvo.

El juez federal Sergio Torres pidió hace unos días la detención del efectivo de seguridad que pisó con una moto a Rosado mientras estaba tirado en el piso. El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, deberá identificar al agente del Grupo de Operaciones Motorizadas de la Federal para que declare en indagatoria.

 

 

 

 

(iF)INFOBAE

Ver también

Bono Anses de $15.000: este lunes comienzan a pagar el beneficio para la AUH, AUE y monotributistas de las categorías más bajas

El Gobierno aclaró que se trata de “un subsidio extraordinario” que se abonará “por única …