domingo , 17 diciembre 2017

Gas: este mes bajará el subsidio

Del 81% que cubría el Estado Nacional, ahora sólo cubrirá el 72%. Así quedó establecido luego de la Audiencia Pública. El argumento es que deben afrontar la importación de gas para abastecer de fluido a Camuzzi, ya que las operadoras locales no lo hacen por la millonaria deuda existente.

En el marco de la nueva tarifaria planteada para los usuarios de gas natural en el país y que fuera discutida en la Audiencia Pública que se realizó a mediados del mes pasado, el Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, al presentar los valores del nuevo incremento para los usuarios de todo el país, confirmó que la Patagonia perderá parte del subsidio que abarata sus boletas de consumo del fluido. Ahora el precio que pagará un usuario de esta región tendrá un 72% de su consumo cubierto por el Estado, cuando hace un año era del 81%. En este sentido, la factura promedio para los que menos gastan en la región (R1 a R23) será de 132 pesos mensuales, mientras que los de R31 a R33 (un hogar mediano) pagarán 361 pesos al mes. En tanto que los R34, las casas de mayor consumo, tendrán que desembolsar 767 pesos como mínimo.
La última suba en el país fue, en promedio, de un 24% y comenzó a regir desde el 1 de abril. Esto viene de diciembre de 2016 cuando, en el marco de lo que se llamó Revisión Tarifaria Integral (RTI), se establecieron las tarifas que debían aplicar las distribuidoras desde abril de este año. Pero como la RTI dura cinco años, se fijó que esa tarifa fuera revisada cada seis meses y que estaría basada en el Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) – Nivel General, publicado por el INDEC.
Es así que en las audiencias públicas cada organismo pone a disposición de las autoridades cuánto debe incrementarse o no la tarifa. Para Camuzzi Gas del Sur, por ejemplo, los incrementos en la tarifa en concepto de distribución serán de entre $ 23 y $ 34 para los usuarios residenciales.

Deuda millonaria
El Ministerio de Energía admite que Camuzzi Gas del Sur se encuentra en una desigualdad estructural. La distribuidora que brinda el servicio en la Patagonia vende el gas más barato que el resto (hoy un 72% de lo que pagan los hogares de la región sigue siendo subsidiado por el Estado).
Desde el Ejecutivo alegan que ninguna petrolera quiere contractualizar su gas con Camuzzi porque la empresa gasífera -que es propiedad de un grupo empresario que encabeza Alejando Macfarlane- vende a precios más baratos que el resto.
Las petroleras responden, en cambio, que no quieren vender gas a Camuzzi por la deuda de más de $ 3.000 millones que la distribuidora acumuló con las petroleras (en especial, YPF) por la decisión de la Justicia de suspender en 2016 la suba de las tarifas de gas. Lo que pasó, frente a la decisión del Poder Judicial que frenó los aumentos, fue que Camuzzi dejó de pagar el gas que compró a los productores porque no tenía ingresos suficientes para pagarlo. Los hechos parecen darle la razón.
Pero, en más de un año, el Ministerio de Energía no propició ninguna negociación entre las partes, siendo que la Justicia anuló las subas el año pasado por un error de Energía (no convocar a audiencia públicas) y los privados no alcanzan una solución. Camuzzi Gas del Sur se ve también perjudicada por un desbalance fiscal: la compañía está obligada a pagar el IVA correspondiente a la factura de compra de gas a las distribuidoras. Pero cuando cobra los subsidios del Estado, no cobra el porcentaje correspondiente a esa carga impositiva. Solucionar ese desequilibrio estructural también es responsabilidad del Estado. De hecho, lo más probable es que se incorpore una solución para este caso particular en la reforma fiscal que se está tratando en el Congreso.
Para subsanar esta situación endeble de la empresa que provee el gas a la mayoría de los habitantes de la Patagonia, el Ministerio de Energía optó por transferirle a Enarsa la responsabilidad de abastecer de gas a esa compañía con gas importado desde Bolivia y GNL. Así queda de manifiesto en una instrucción enviada esta semana por Aranguren a Hugo Balboa, presidente de Enarsa, a la que accedió el portal Econojournal. Razón por la cual se incrementó el cargo al subsidio patagónico, de 4 a 9 pesos por usuario, a fin de elevar su recaudación y garantizar el pago de la subvención de Camuzzi.

 

(iF)La Opinion Austral

Ver también

Dormir más o menos horas, una cuestión de genes

Un equipo de científicos  identificó el grupo de genes que determina por qué los seres …