sábado , 26 septiembre 2020
Ultimas noticias

FRANCISCO EL HUMILDE PAGA SUS CUENTAS Y DA EL EJEMPLO

En su primer día como Papa, Francisco sorprendió con sus actitudes de sencillez y humildad. Ya a primera hora de la mañana, cuando se disponía a visitar la Basílica Santa María Maggiore para invocar la protección de la Virgen a su pontificado fue detenido por sus colaboradores para que se probara las vestimentas papales. “La ropa puede esperar, la Virgen no”, contestó.

Las sorpresas dadas por el argentino siguieron al salir y encontrarse con el lujoso auto papal. “¿No podemos ir en algo más sencillo?”, le preguntó a un chofer estupefacto y lo abrazó para tranquilizarlo. El chofer le señaló una modesta camioneta. “Esa me gusta más”, dijo Bergoglio, se subieron y se encaminaron a la basílica romana.

Al llegar, saludó a los presentes, depositó un ramo de flores ante la imagen de la Virgen y rezó de rodillas y en silencio. Luego se acercó a los sacerdotes que estaban confesando y les hizo una recomendación: “Sean misericordiosos con los fieles”.

El día anterior, cuando los cardenales abandonaron la capilla sextina tras su elección y se encaminaron a los minibuses, al nuevo Papa le señalaron un coche, pero se negó a usarlo y prefirió ir con los purpurados.

Para los que siguen al detalle todo, no paso desapercibido que al salir al balcón luego del anuncio de su elección, Francisco no llevaba la cruz de oro en el pecho, ni la capa, ni los famosos zapatos rojos.

Las anécdotas siguen,  el papa Francisco regresó el jueves a la residencia propiedad de la Iglesia en la que estaba hospedado antes de convertirse en pontífice, e insistió en pagar la cuenta a pesar de que ahora él está al frente del negocio, dijo el Vaticano.

La mañana posterior a su elección, Francisco pidió a un chofer que lo llevara al hotel de los religiosos, el Domus Internationalis Paulus VI, donde se había hospedado durante los días previos al inicio del cónclave esta semana.

«Quería ir a buscar su equipaje y sus bolsas. Había dejado todo allí», dijo un portavoz del Vaticano en un encuentro con medios.

«Se detuvo en la oficina, saludó a todos y decidió pagar la cuenta de la habitación (…) porque estaba preocupado por dar un buen ejemplo de lo que sacerdotes y obispos deberían hacer», agregó.

El portavoz no reveló la cuantía de la factura.

Jorge Bergoglio trajo consigo desde Argentina una reputación de austeridad y es el primer Papa que adopta el nombre de San Francisco de Asís, en un gesto de solidaridad con los pobres.

El sacerdote Pawel Rytel-Andrianik, que vive en el alojamiento del centro de Roma en el que se hospedó Bergoglio, dijo a Reuters que se sorprendió cuando el nuevo Papa insistió en pagar la cuenta.

«No creo que tenga que preocuparse por la cuenta», declaró. «La casa es parte de la Iglesia, y esta ahora es su Iglesia». (Reuters / Clarin)

Ver también

Integrantes de Protección Civil trasladaron a una persona desde Ramón Santos y ahora están aislados

Conjuntamente al equipo del Ministerio de Seguridad en el puesto Ramón Santos. Luego de la …

Deja una respuesta