lunes , 27 septiembre 2021

Ex reportero de radio y televisión de Punta Arenas vive dura realidad

Por Ricardo Rodríguez Roa de Ovejero Noticias

Punta Arenas.- Luego de desempeñarse buscando la noticia en diversos medios televisivos y radiales como ITV Patagonia, Radio Polar, Radio Soberanía, Diálogo Sur y Radio Magallanes, el comunicador audiovisual Víctor Paillacar Durand, 47 años, se vio aquejado a mitad de año por una inesperada diabetes, cambiándole de golpe la vida. Cinco años antes había logrado superar una neumonía y un cuadro de asma, gatillados por el frío y cambios de temperaturas, logrando obtener una pensión de invalidez.

Tras una lenta recuperación volvería a trabajar en los medios, sin embargo, su situación se vio agravada en agosto por un asma bronquial, que incluso lo tuvo al borde de la muerte en el Hospital Clínico y le dejó como ingrata secuela dificultades para respirar. Víctor ha visto afectada además su movilidad a causa de edemas en ambos pies, siendo un verdadero suplicio para él el caminar.

Al momento de los hechos, Víctor se encontraba al cuidado de una tía de avanzada edad y con limitaciones de salud, con la cual compartía techo, al ser ella beneficiaria de una pequeña vivienda en comodato con la Gobernación de Magallanes, en el sector de Cardenal Raúl Silva Henríquez.

La desmejorada condición de salud de su familiar finalmente llevó a Víctor a internarla en el Hospital Clínico, quedándose él solo en dicho inmueble, viviendo una rutina de semi postrado. Gracias a la ayuda de una persona que durante un tiempo le cooperaba en hacerle trámites y compras, él logró mantenerse de alguna manera, pero hoy nuevamente está solo y sólo gracias a su teléfono celular ha mantenido contacto con el medio externo.

Su situación se vio aún más agravada cuando hace algunos días le sobrevino una nueva descompensación, a través de un cuadro de taquicardia que lo tuvo al borde de un infarto.

Actualmente se mantiene internado en la UTI del Hospital Clínico.

Drama humano

Dentro de las situaciones que lo han visto sólo empeorar en las últimas semanas, este ex reportero se ha sentido aún más vulnerable, en especial cuando a inicios de mes recibió una notificación de parte de la Gobernación que deberá desocupar la casa, toda vez que su tía será finalmente derivada al Establecimiento de Larga Estadía del Adulto Mayor (Eleam), al requerir de un cuidado mayor por el grado de su enfermedad. Él ha hecho ver que en su estado le sería imposible trasladarse junto con sus cosas, por lo que algún organismo debiera hacerse cargo de ello. Del mismo modo, desconoce a dónde podría irse si debe dejar aquel inmueble, al no contar con ningún apoyo familiar efectivo.

“Si hay algún tipo de subsidio especial (en la Gobernación) lo iban a ver, pero yo no puedo contar como adulto mayor al no estar dentro de ese rango etario y por ello tampoco puedo optar a ninguno de los beneficios. Si me sacan de acá voy a tener que vivir en la calle”, expresa con tono fatigado.

Admite que desde que salió del hospital no está bien, lamentando que cuando fue a ver si podían internarlo de nuevo no le dieran otra chance que un tratamiento contra el asma y otro antialérgico. Al menos el recinto asistencial le brinda los remedios para su diabetes, inmunidad y los inhaladores. Pero de sus 80.000 pesos de pensión mensual, 35.000 se le van en su cuenta de telefonía celular, que constituye su único vínculo con la realidad, al no tener literalmente a nadie que lo vaya a ver.

“Estoy solo, no cuento con familia, ni medios económicos para poder solventarme y no me siento bien, (al punto que) cuando debo levantarme a lavar la loza lo hago tarde, mal y nunca”, añade con cierto dejo de ironía al referirse a un detalle que a cualquier mortal le podría parecer tan pequeño.

Ver también

García: “Si la embarazada tiene factores de riesgo graves puede vacunarse automáticamente”

Así lo señaló el ministro de Salud y Ambiente, Claudio García en el mensaje audiovisual …