sábado , 23 septiembre 2017
Ultimas noticias

Estrategias para la prevención de la influenza

La influenza es una enfermedad altamente infecciosa que se presenta en forma estacional y provoca elevadas tasas de enfermedad, con el consiguiente incremento en las consultas y hospitalizaciones. La mortalidad por influenza se asocia no solo a la enfermedad ocasionada por el virus, sino también  a las complicaciones que provoca en personas con patologías crónicas y grupos de población vulnerables.

El efecto de la  vacuna para la influenza ha mostrado un impacto positivo en la  reducción en la enfermedad y sus consecuencias. La eficacia de esta depende de la edad, del sistema inmune (defensas) de la persona vacunada.  y del grado de similitud entre las cepas virales que se encuentren circulando con respecto a las incluidas en la vacunada utilizada.)

Actualmente la actividad de influenza sigue aumentando en Canadá, mientras que en USA ya ha alcanzado el pico máximo esperable. En el primer caso  el brote ha sido a expensas de la cepa inf  B y en el segundo caso de inf A/H3N2

En América del sur no se han registrado cambios significativos aún

En Europa y Asia ha aumentado la circulación de influenza A/ H1N1.

En Argentina en el mes de enero se registraron casos de influenza A (aun no subtipificados) en la provincia de Buenos Aires, cuyo caso índice sería una enfermera que habría  viajado a Estados Unidos.

La  vacuna antigripal 2012/2013 que ingresará este mes al país, contendrá las 3 cepas circulantes en el hemisferio norte (A/H1N1 California 2009, A/H3N2 Victoria 2011 y B/Wisconsin 2010) que son las recomendadas para usar en el hemisferio sur este año.

En adultos mayores de 65 años, niños menores de 5 años y enfermos crónicos, la vacuna contra la influenza provee mayor eficacia para la protección de los efectos provocados por la enfermedad viral y la sobreinfección bacteriana.

La vacuna está recomendada para la población de riesgo, que incluye: niños mayores de 6  meses a menores de 5 años, adultos mayores de 65 años, embarazadas y puérperas,  personal de salud, personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, fibrosis pulmonar y otras patologías respiratorias de tipo crónico, diabéticos, cardiópatas, nefrópatas crónicos, inmunosuprimidos, obesos mórbidos, etc

Otras recomendaciones de fundamental importancia para prevenir la influenza son: lavado frecuente de manos, uso único de pañuelos descartables, toser y estornudar en el pliego del codo, aislamiento de enfermos, higiene y ventilación de ambientes, consulta al médico ante síntomas gripales (fiebre alta, dolor articular, cefalea, etc),  no asistir al trabajo, colegio, etc cuando la persona esté cursando la enfermedad y no automedicarse.

“Una buena higiene y el lavado de manos sigue siendo la mejor y más efectiva medida para la prevención de las infecciones respiratorias”.

Ver también

Claudio Vidal entregó Proyecto educativo a la Gobernadora Alicia Kirchner

PROPUESTA SERÁ FINANCIADA POR EL SINDICATO En el marco del Acuerdo Social Santacruceño, se concretó …

Deja un comentario