domingo , 19 noviembre 2017

España: Un volcán submarino podría dar origen a la octava isla Canaria

La erupción de un volcán subterráneo podría dar origen a la octava de las islas Canarias (España) o ampliar una de las ya existentes. Para algunos es un espectáculo colorido, para otros un duro trastorno en sus vidas. ‘Hoy está enfadado. ¡Mira como está!’ dice el pescador Elio Morales Rodríguez, en La Restinga, un pueblo en la costa sur de la isla de El Hierro. ‘Esa mancha verde en el agua es una zona muerta’, dice mirando al mar. ‘Lo mata todo. Ya no se puede pescar, ni bucear, ni vienen turistas. Solo se ven peces muertos en la superficie’.

Ya un mes de erupcion

Hace más de un mes que el volcán submarino entró en erupción, a cinco kilómetros de la costa sur de El Hierro, la menor de las siete Islas Canarias, unos 50 kilómetros al suroeste de su vecina más cercana, La Gomera, y a 100 kilómetros de distancia de la isla más poblada, Tenerife. A unos 60 metros de profundidad, el volcán, calificado como ‘submarino’, está liberando gases y magma en el océano.

Llegan periodistas y se van los turistas

La erupción ha atraído a la isla a periodistas y camarógrafos, pero ha espantado a muchos turistas. La periodista local Bárbara Belt dice que los isleños se enfrentan a la incertidumbre de no conocer cuándo cesará la actividad del volcán y podrán retomar su vida habitual. En el pueblo costero de La Restinga, muchas bares, restaurantes y hoteles han echado el cierre y muchos vecinos se han marchado.

Temblores

La erupción es parte de una evolución volcánica de largo plazo en las Islas Canarias, que puede resultar en el nacimiento de una isla más o en la adhesión de más territorio a la parte sur de la isla de El Hierro, según los expertos. Al norte de la isla también hay actividad sísmica. ‘Ha habido una cantidad enorme de actividad sísmica alrededor de la isla’, dice Nemesio Pérez, coordinador científico en Involcan, el Instituto Volcanológico de Canarias. ‘Al sur de la costa de El Hierro, el magma ha surgido de la corteza. La pregunta ahora es si eso pasará también al norte’. Pérez estudió vulcanología en Japón y Estados Unidos antes de volver a su tierra en 1997 para ayudar a mejorar la red de supervisión de la actividad volcánica en el archipiélago. En los últimos cuatro meses, la red ha detectado más de 11.000 temblores en la isla de El Hierro, uno de los cuales midió 4,6 grados en la escala de Richter, y fue sentido en La Gomera y Tenerife. Uno de los vecinos de El Hierro dice que fue como un ‘tirón de energía’, y otro describe el ruido como un ‘rugido profundo’. Los 10.000 residentes de la isla no han sentido la mayoría de los temblores, pero varios han sido suficientemente poderosos como para despertar su nerviosismo.

Algunos recaudos

‘Las autoridades han recomendado a los isleños que no salgan al exterior durante los temblores’, dice la periodista Belt. ‘Cuando vuelve la calma, deben concentrarse en los lugares de reunión designados’. La ministra de Defensa española, Carme Chacón, visitó la isla en septiembre. En La Caleta, se ha estacionado un grupo de protección civil venido de la Península que está en alerta por si se declara una emergencia.

¿Nube de cenizas?

La vida de los isleños se vio interrumpida por el cierre temporal de un túnel con un enlace por carretera vital. También se han producido evacuaciones de casas en algunas zonas potencialmente peligrosas.Para algunos, lo peor ha sido el impacto en el turismo. ‘La televisión y los periódicos lo dramatizan todo’, dice Máximo Rodríguez, en una conversación en un bar casi vacío de La Restinga. ‘La gente se asusta. La gente debería venir. ¿Cuántas veces tienes la oportunidad de ver esto?’, pregunta. En la parte norte de la isla, en La Frontera, los propietarios del bar Tasca La Cantina, José Antonio Padrón Pérez y su esposa, María Fonte Armas, dicen que también están hartos.’En invierno suelen venir grupos de senderismo del norte de Europa. Todos han cancelado sus planes este año. Pero la vida real no es tan dramática como aparece en la prensa. Todos somos conscientes de la actividad volcánica. ¡Estas son islas volcánicas!’. Así que es una nube de incertidumbre la que se cierne sobre la cabeza de los herreños. Les gustaría que el revuelo se redujera, o al menos que más turistas vinieran a la isla para presenciar la erupción.

Fuente: (BBC Mundo.com)

Ver también

El homenaje de Nueva York a rosarinos muertos en atentado

En la previa de una de las carreras más convocadas del mundo, desde la página …

Deja un comentario