miércoles , 30 noviembre 2022

Envían mil efectivos federales a Córdoba por amenaza de conflicto policial

Cuatro efectivos acusados de convocar a una nueva protesta fueron pasados “a pasiva”. El envío de oficiales se realizó tras un “requerimiento formal” del gobernador cordobés José Manuel De la Sota.

52d7d5136efederales

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó el envío de “mil efectivos de las fuerzas federales” a Córdoba por “seguridad preventiva”, luego de que cuatro efectivos de la Policía provincial fueran sancionados por la presunta promoción de un nuevo autoacuartelamiento.

Capitanich aclaró que la medida fue dispuesta tras un “requerimiento formal” del gobernador cordobés, José Manuel De la Sota.

“El apoyo de las fuerzas federales es absolutamente contundente para evitar cualquier tipo de acción que implique una medida extrema”, aseguró el jefe de ministros, y advirtió que no se aceptarán “medidas extorsivas”.

También, instó a los fiscales y jueces a que cumplan con “el rol institucional” ara “identificar a quienes son responsables”.

Por su parte, el jefe de la Policía de Córdoba, Julio César Suárez, advirtió que “no” tolerará más protestas en la fuerza, porque “no podemos permitir otra vez ninguna muestra de paro que atente contra la paz social”, como ocurrió a principios de diciembre por un acuartelamiento policial.

Suárez informó que cuatro efectivos fueron pasados “a pasiva” porque supuestamente incitaban a nuevas protestas.

“En principio, la información que tenemos es que incitaban a un acuartelamiento”, explicó Suárez y advirtió que “mientras sigan apareciendo este tipo de conductas, se van a seguir aplicando medidas”.

Para el jefe policial, “el grueso de los policías ha entendido este mensaje y se ha puesto a trabajar, quieren revertir cuanto antes la situación y ganar la confianza de la gente”.

“Son estos buenos policías los que me han hecho llegar la información de que hay grupos minúsculos de personas que, con excusas para no trabajar y realizar la tarea con empeño y pelear contra la delincuencia, no defienden a los cordobeses a los cuales nos debemos”, señaló.

Suárez consideró que se trata de efectivos que “no tienen una verdadera vocación de servicio, mienten y ponen palos en la rueda cuando afirman que van a ser sancionados, cuando dicen que la comida no es buena o que han sido trasladados de un lugar a otro”.

“Si hay otras personas involucradas, las vamos a detectar y poner a disposición del Tribunal de Conducta para que pueda sancionar con la máxima rigurosidad”, aseguró.

En tanto, esposas de policías protestan instaladas frente a la Jefatura de la repartición en avenida Colón al 1.200 en barrio Alberdi, aledaño al centro de la ciudad de Córdoba, en reclamo del cumplimiento del acuerdo de mejoras firmado con el gobernador José Manuel de la Sota tras el acuartelamiento de diciembre.

Las mujeres habían anunciado para este jueves la realización de un abrazo simbólico a la sede policial a las 18.30, para “hacer ver a las autoridades que las mujeres movilizadas aún continúan alertas y que exigen que se respete el acuerdo del 4 de diciembre”, pero la sanción aplicada a los cuatro efectivos cambió sus planes.

Ver también

Cañadon Seco: Defensa de los recursos económicos, sociales y laborales

La misma quedó plasmada en el acta – compromiso que se firmó el sábado 26 …

Deja una respuesta