martes , 26 octubre 2021

Entró en vigencia ordenanza de tenencia responsable de mascotas en Punta Arenas

Magallanes.- Desde el pasado 1 de octubre entró en vigencia la ordenanza de tenencia responsable de mascotas en la ciudad de Punta Arenas. Las multas se endurecerán para aquellos dueños que no tienen control sobre su mascota.
Ordenanza inédita en el país que después de un trabajo de seis meses, endurece fuertemente las multas a todos aquellos ciudadanos que no la respeten.
La ordenanza que fue creada por orden de la Corte Suprema y que ya tiene a sus primeros adeptos, así como también personas en contra.

La fiscalización de esta nueva ordenanza estará a cargo del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Carabineros y el Municipio que ya creó dos nuevas figuras de inspectores municipales dedicados al área ambiental.
Cualquier persona podrá dar cuenta de los incumplimientos, los que deben ser denunciados ante los Juzgados de Policía Local de Punta Arenas, arriesgando el infractor multas que van desde las 3 a 5 UTM es decir entre 120 mil y 200 mil pesos (1.644 y 2.740 pesos argentinos).

La norma considera obligaciones como por ejemplo, que los animales deben ser mantenidos dentro de su domicilio o lugar destinado a su cuidado, sin provocar molestias, daño y/o peligro a los vecinos, conservando los cierres perimetrales en buenas condiciones estructurales, evitando la proyección al exterior de la cabeza de los animales o su fuga.
De igual modo, los perros no podrán acceder libremente a las vías y espacios públicos, debiendo ser conducidos por sus poseedores y provistos de su identificación municipal u otra entregada al momento de la inscripción. Además, deberán en todo momento ir refrenados con cadena o correa, y bozal si así lo aconseja el temperamento del animal. El perro que se encuentre en espacio público, no refrenado y sin compañía de su propietario o cuidador, con o sin licencia, será considerado animal abandonado, facultándose al municipio para su captura.

Los perros guardianes de obras, industrias u otros establecimientos, deberán estar bajo el control de su cuidador o propietario, a fin que no puedan causar daño y perturbar la tranquilidad ciudadana, en especial en horas nocturnas. Asimismo, podrán permanecer sueltos si el lugar, sitio, obra o industria, se encuentra debidamente cercado sin riesgo para las personas.
En cuanto a responsabilidades, los propietarios y tenedores de los perros deben -entre otros aspectos- hacerse cargo de las molestias provocadas a los vecinos a causa de los ruidos por ladridos o aullidos excesivos y de los malos olores generados, además de los daños y perjuicios que ocasione el animal a los bienes de terceros y a las personas.

De cursarse denuncias contra infractores, éstas deben ser presentadas ante el Juzgado de Policía Local y se consideran como medios de prueba fotografías, medición de ruidos, inspecciones sanitarias y declaraciones de vecinos o de la comunidad de propietarios afectados.
Además, la ordenanza sanciona a quienes tengan sus animales permanentemente atados o inmovilizados; mantengan cierres en mal estado que permitan la salida de los animales y el estacionamiento de animales al sol sin la debida protección, o dentro de vehículos que les pueda producir asfixia. Se prohíben además los “acumuladores de perros”, es decir, esas personas que tienen 10 ó 12 perros en sus casas, también van a ser sancionadas.

El municipio posee la facultad de capturar los perros que sean encontrados en la vía pública, bienes nacionales de uso público y/o sitios eriazos, para conducirlos a lugares habilitados para tal efecto, ya sea de propiedad municipal y/o de terceros. Los animales capturados permanecerán recluidos hasta por tres días hábiles, período en el cual serán evaluados por un médico veterinario.
Tratándose de la captura de perros que sean identificables y cuyo propietario pueda determinarse por el Registro Canino Único Municipal, se procederá de inmediato a informar a su dueño, otorgándole un plazo para su retiro, previo pagos de los gastos de mantención del animal. El no retiro del perro será considerado un abandono del animal e infracción a la ordenanza. (ANA)

Ver también

García: “Si la embarazada tiene factores de riesgo graves puede vacunarse automáticamente”

Así lo señaló el ministro de Salud y Ambiente, Claudio García en el mensaje audiovisual …