Domingo , 22 enero 2017
Ultimas noticias

En una carta a la Cámara, Báez dijo que vio a Casanello en Olivos

La ruta del dinero K

Aunque no lo había mencionado en la audiencia personal, el zar de la obra pública K envió un manuscrito al tribunal en el que admite el encuentro, que el juez niega terminantemente.

lucia

Por Lucía Salinas

Una carta escrita con lapicera azul en una hoja rayada tamaño oficio, es la última prueba incorporada al expediente que se encuentra en la Cámara Federal, donde la defensa de Leandro Báez pide la recusación del juez Sebastián Casanello. La nota de 19 líneas que aportó la semana pasada Santiago Viola –abogado del hijo del empresario K– fue escrita de puño y letra por Lázaro Báez afirmando que en septiembre de 2015, vio al magistrado “en la quinta de Olivos, cuando estaba esperando para entrevistarse con la entonces Presidenta Doctora Fernández”, confirmando que cuando él salía de reunirse con Cristina Kirchner, se encontró con Casanello, algo que se había negado a declarar ante los mismos camaristas hace diez días. Una jugada llamativa que ratifica el planteo que su hijo realizó ante la Justicia.

Leandro se comunicó con su abogado Santiago Viola la semana pasada. “Mi papá me está llamando, quiere que lo veas llevá un block de hojas”. Fin de la conversación. Viola, que se encontraba en Comodoro Py, se dirigió al Penal de Ezeiza el jueves de la semana pasada por la tarde, y por primera vez vio cara a cara a Lázaro Báez. Charlaron de algunas generalidades de la causa y de la estrategia judicial de su hijo. “Acá algunos dicen que sí hubo reunión, que no hubo reu

Viola –que no representa a Lázaro– le solicitó a Báez que lo que estaba contándole, lo expresara por escrito para incorporarlo al expediente. Entoances el empresario preso le pidió el block y comenzó.

“Me dirijo a ustedes a los efectos de ponerlos en conocimiento, en el marco del incidente de la recusación del Doctor Casanello Sebastián, que”… inicia la carta que, con una prolija caligrafía y sin detenerse un segundo entre línea y línea, escribió Lázaro Báez, con fecha del 9 de junio. ¿El objetivo? informar a la “Sala II de laCámara Federal” que”En el marco del incidente de recusación del Doctor Casanello Sebastián que aproximadamente a mediados del mes de septiembre del 2015 con ant erioridad a las elecciones generales, vi al mismo en la quinta de Olivos cuando estaba esperando para entrevistarse con la entonces Presidente Doctora Fernández”.

carta-Camara-Baez-Casanello-Olivos_CLAIMA20160617_0189_17El textual de la carta de una carilla y 19 líneas que sin ningún punto y aparte escribió Báez, confirmaría lo que Cristina Kirchner y el magistrado negaron rotundamente: Que se habían reunido. Ese día, el zar de la obra pública mantuvo un encuentro con la ex Presidenta, después de mucho tiempo desde la última vez que se habían visto.

En la octava línea del texto que lleva la firma, el número de documento de identidad y la huella dactilar del empresario K, Lázaro señala que quienes integran la Cámara “tienen los medios para corroborar lo dicho”. Al momento de explicar porqué decide informar esto, indica: “Es a los fines de ser tenido en cuenta al momento de resolver el incidente y manifestado por el firme convencimiento que la causa está direccionada hacia mi persona y mis hijos y familia”. Este concepto fue expresado por Leandro Báez en sus dos escritos, donde pide la recusación del juez Casanello y pide que se investigue a “Cristina Fernández de Kirchner” y “a sus funcionarios”.

La carta donde Báez menciona una vez a la ex Presidenta y sin el apellido Kirchner, sólo como “Doctora Fernández”, sorprendió a sus abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari. La defensa deberá ratificar este documento para otorgarle validez, algo que espera la Cámara para tomar una decisión al respecto. “La carta está en el expediente y ratifica las supuestas reuniones que hubo en Olivos, avalando la primera declaración de Leandro”, indicaron a Clarín allegados a los representantes de Báez padre. Según pudo saber este medio, presentarán un escrito explicando la decisión del empresario K.

El contenido de esa carta es algo que Lázaro no estuvo dispuesto a declarar ante la Cámara, de lo que se excusa de forma extraña: “No he manifestado esto con anterioridad dado que no me fue preguntado en la audiencia mantenida con ustedes”.

La firma del empresario K pone fin al documento, y por primera vez reconoce sentir “temor, tal cual se lo expresara” a los camaristas. El número 363735 certifica que la carta fue escrita por “el interno Lázaro Antonio Báez”.

(Clarín)

Ver también

29

Resumen de las noticias del día jueves 29 de diciembre de 2016

Las principales noticias del día en el resumen de cada mañana, la tapa de los …