jueves , 19 abril 2018

En un Superclásico con todos los condimentos, River y Boca empataron en el Monumental

Magallán abrió el marcador a la salida de un tiro libre y Pezzella decretó el 1-1 tras un rebote de Orión. Sobre el final del primer tiempo, Fernando Gago fue expulsado por una mano inexistente dentro del área y Rodrigo Mora falló un penal. Funes Mori vio la roja a poco del cierre. El partido estuvo en duda por la lluvia

River Plate Boca Juniors midieron sus esfuerzas bajo una lluvia torrencial y disputaron un clásico emotivo, que tuvo goles, expulsiones, jugadas polémicas, palos, penales errados y muchos resbalones y caídas en sus 90 minutos.Igualaron 1-1 en el encuentro disputado en el estadio Monumental y válido por la 10ma. fecha del torneo de Primera División.

El agua fue determinante en el desarrollo del encuentro. River intentaba respetar el estilo que lo destacó durante el primer tramo del certamen, pero el estado del campo de juego le impedía lograr su cometido. En ese marco, las pelotas paradas se volvían claves para ambos equipos a la hora de buscar llevar peligro al área de enfrente.

El encuentro era deslucido y poco fluido por la cantidad de agua acumulada sobre el césped. La visita comenzó algo mejor, pero rápidamente el local emparejó el trámite. Promediando la primera parte, iba a ser Boca el que iba a capitalizar un tiro libre para ponerse en ventaja. La pelota parada cayó en el área a los 22 minutos y Lisandro Magallán se deshizo de su marca para empujar la pelota al fondo de la red.

El elenco local se fue con gran ímpetu en busca de la igualdad, pero no lograba crear un circuito de juego acorde a sus pretensiones. De un córner llegó su primera chance clara: a la salida de un tiro libre, Mercado se elevó y sacó un cabezazo que se estrelló en el palo derecho del arco defendido por Agustín Orión.

Los dirigidos por “El Muñeco” entendieron que en las pelotas paradas estaban las mayores posibilidades y así, sobre los 33, ejecutaron una jugada preparada que casi da sus frutos. Pisculichi mandó la pelota para Funes Mori, que apareció por detrás de todos para rematar al arco. El arquero de Boca se quedó con la pelota.

Sobre los 40 iba a llegar la acción más polémica. Tras un tiro libre a favor de River, la defensa de Boca despejó corto. La pelota le quedó a Ariel Rojas, quien sacó un disparo al arco desde la medialuna. La pelota pegó en la cabeza y rebotó en la pierna de Fernando Gago, pero el árbitro Vigliano entendió que había sido mano, por lo que expulsó erróneamente al mediocampista por último recurso y sancionó el penal a favor del conjunto local.

El uruguayo Rodrigo Mora se paró frente a la pelota para patear desde los doce pasos y, finalmente, mandó su remate por arriba del travesaño, por lo que permitió que el equipo de Arruabarrena se fuera al descanso arriba en el marcador.

En el inicio del complemento, Gallardo cambió la disposición táctica de su equipo. Sacó a Vangioni, amonestado, y puso en su lugar al juvenil delantero Lucas Boyé, por lo que paso a jugar con un 3-3-1-3. “El Vasco”, en tanto, sacó a Federico Carrizo y determinó el ingreso de Emmanuel Insúa.

La primera llegada clara del segundo tiempo fue para “El Millonario”, cuando el ingresado Boyé dominó la pelota en el área sin marca y terminó pegándole desviado. River intentaba apremiar a su rival pero parecía no estar cómodo en el campo de juego, se lo veía algo descolocado por las condiciones en que se jugaba el encuentro.

Los locales volvieron a tener una posibilidad sobre los 20, con un preciso centro de Sánchez y un cabezazo de Mora que Orión logró mandar al córner. Boca, en tanto, apostaba a sostener la ventaja y a intentar liquidar el encuentro de contraataque, alternativa a partir de la cual logró llevar peligro en varias ocasiones.

Gallardo movió el banco y dispuso el ingreso del defensor Germán Pezzella, a quien sorprendentemente mandó a jugar como atacante. Su intento le iba a dar la mayor alegría del encuentro ya que, a los 33, el jugador de Bahia Blanca cabeceó un centro en el área y, ante la débil respuesta de Orión, capturó el rebote y sentenció el 1-1 definitivo.

Para el final quedó la expulsión de Ramiro Funes Mori, quien intentó salir jugando en un campo que no lo propiciaba y terminó cometiendo una dura falta en la mitad de la cancha. Chávez, por el lado de Boca, y Boyé, en River, no pudieron darle la victoria a sus equipos con sus chances sobre el cierre.

El empate le permite a River Plate conservar su invicto en el certamen. El equipo de Marcelo Gallardo sigue siendolíder del campeonato, ahora con 22 puntos.

Boca Juniors, en tanto, suma 14 unidades en la tabla de posiciones y aún queda lejos de los puestos de vanguardia

Fútbol:  Grabación del partido (duracion 3 hs.) . River – Boca. Fecha 10. Torneo 1ra. Div. 2014.


Ver también

Acuerdos oscuros

Trascendió en los últimas dias la situación de Texproil, una empresa petrolera que realiza trabajos …

Deja un comentario