domingo , 23 septiembre 2018

En plena Plaza de San Pedro y ante miles de fieles el Papa bendijo bandera de Magallanes

40papa_5319

“Soy argentina radicada en Magallanes hace 16 años, casada con un magallánico y con tres hermosos hijos, todos pudimos vivir esta experiencia maravillosa de paz, pero para mí fue un sueño hecho realidad. Nunca pensé que sería tan emotivo y con tanta adrenalina al mismo tiempo”, señaló desde Roma, Marisa Mohamed Díaz, quien ayer al mediodía, en plena la Plaza San Pedro de la Ciudad del Vaticano y ante miles de fieles de todas partes del mundo, se las ingenió junto a su familia, para conseguir la atención del Papa Francisco Bergoglio al hacerle llegar hasta sus manos la bandera de nuestra región, la que fue bendecida por el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.
Mamá de Nazarena, Stefano y Enzo, Marisa viajó al encuentro papal junto a sus hijos, acompañada de su marido Gian Mario Margoni y sus suegros, Mario Margoni y Julia Altamirano. La emocionada mujer relató a nuestro medio cómo surgió el viaje a la Santa Sede: “Nació (el viaje) con mis suegros, de primera vendríamos a la canonización del Papa Juan Pablo II, pero con los niños sería demasiado complicado por la cantidad de gente que llegaría a El Vaticano, por eso cambiamos de semana el paseo a Roma y como una amiga había estado en diciembre pasado me dijo que haga el tramite y así fue, por lo que estoy muy agradecida del obispo de Magallanes, Bernardo Bastres”.

Bandera por los aires

La magallánica por adopción confesó que con la euforia de lo ocurrido no han podido establecer quien arrojó la bandera al vehículo que movilizaba al Papa Francisco por la Plaza de San Pedro: “Mi suegro piensa que fue él, pero eran tanto los nervios y la adrenalina que nadie lo recuerda, sólo que él la tomó y nos preguntó de dónde era la bandera, a lo que le gritamos ’¡De Magallanes!’ y con una sonrisa cálida, que me devuelve toda la fe en la Iglesia, la mira, la pasea un par de metros y la deja volar de retorno a nuestras manos nuevamente”, relató emocionada la mujer.

Agregó que su hijo Stefano le regalo al Papa la camiseta de Los Pumas (Selección de Rugby de Argentina), y que ella pudo entregarle una bandera de Argentina, que ella misma había hecho especialmente para la ocasión, prendas que quedaron en poder de Su Santidad. “Sin embargo, la satisfacción de tener esta bandera bendita de la región que tanto amamos, será el recuerdo más bello de este maravilloso viaje que estamos haciendo”, dijo Marisa.
Marisa Mohamed finalizó su relato señalando que retornarán a nuestra región el próximo 5 de mayo, con la bandera de Magallanes, un regalo que le hizo su amigo Rodrigo Ojeda Moncayo, emblema que aseguró que atesorarán por siempre.

La prensa auatral

Ver también

Horario reducido en Monte Aymond

Por inconvenientes en el suministro de energía en el paso fronterizo Integración Austral, la atención …

Deja un comentario