martes , 23 enero 2018

El sueño de Peralta y los billetes voladores

Laureles-660x330

Por Lorenzo Quijano para El Espejo Diario

$11.742.814.927, centavo más, centavo menos, es la suma total del dinero público que aún no se puede saber en qué lo gastó la administración de Daniel Peralta desde el año 2007 a la fecha. La administración Peralta promedia su segundo periodo de gobierno sin haber rendido las cuentas del periodo anterior.

Así como nunca se supo adónde se fueron aquellos 650 millones de dólares de las regalías mal liquidadas, estos casi 12 mil millones que el gobierno no le ha rendido al Tribunal de Cuentas de la Provincia, podrían correr la misma suerte: evaporados en una nebulosa. Mientras tanto, Peralta sueña con la reelección.

Educación, salud y desarrollo: mucho gasto y pocas nueces

Casi la mitad de ese dinero no rendido corresponde al presupuesto del Consejo Provincial de Educación (algo más de 5300 millones), sin embargo, las escuelas de toda la provincia no están en las condiciones edilicias óptimas para que el alumnado pueda recibir su formación escolar en edificios cómodos, seguros, limpios y acogedores, así como también carecen de material didáctico y en varias localidades, la administración municipal tiene que hacerse cargo de proveer elementos de limpieza y aseo de las escuelas.

Otra de las áreas comprometidas es Salud, que debe rendiciones por más de mil millones de pesos desde el año 2011, no obstante, los hospitales están cada vez en peores condiciones, con menos personal profesional y sin insumos básicos para la atención de la salud de la población. Son constantes las quejas de los usuarios que requieren de prácticas médicas en los hospitales de Santa Cruz, quienes tienen que aportar el material descartable por un lado y abonar en establecimientos privados los estudios requeridos por los escasos profesionales que aún permanecen, en particular, el material radiológico.

Desarrollo Social también adeuda rendiciones desde el año 2011 por un monto que ronda los 600 millones, aunque esa no es la única deuda de la cartera de la “protegida” del Gobernador, Gabriela Peralta, sin embargo, a principios de este año, durante varios días, el personal del ministerio debió permanecer en sus casas por la falta de calefacción, sin contar los permanentes atrasos en los pagos de honorarios a los profesionales contratados, quienes cobran con hasta tres meses de demora.

Obras Públicas: Ausente pero con gastos

Un capítulo aparte merece el Ministerio de Economía y Obras Públicas. Esta cartera adeuda rendiciones desde la época del interinato de Carlos Sancho y de ambos periodos de Daniel Peralta, habiéndose gastado más de 2.900 millones de pesos de los que no se les conoce el destino.

Es evidente que esos dineros no fueron a las obras públicas, Caleta Olivia es un caso testigo de este hecho así como casi todas las localidades de la Zona Norte de la provincia, donde la carencia de un elemento vital como el agua potable en virtud de las constantes roturas de un acueducto que parece estar construido en un material soluble en agua, habida cuenta de que, sin terminar con una reparación, ya sufre una rotura.

Ni hablar del estado edilicio de escuelas y hospitales. En el caso de las primeras, año tras año, al inicio del ciclo escolar, se producen las mismas falencias, escasez de espacio físico para albergar a los nuevos alumnos, roturas y desperfectos diversos, escasa o deficiente calefacción y tardanza (por no decir ausencia) en la construcción de nuevas aulas.

Dormido en los laureles

El gasto de los dineros públicos parece pasar desapercibidos para el gobernador Daniel Peralta. Dormido en sus laureles, sueña con una re re re elección mientras los billetes que aportan los contribuyentes escapan volando desde la calle Alcorta con destino incierto.

Nadie sabe adónde se fueron los casi 12 mil millones de pesos que la administración Peralta no ha rendido ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia, así como nunca se supo en qué se gastaron aquellos famosos 650 millones de dólares en efectivo que, según Cristina Fernández, había dejado Néstor Kirchner y también según ella “se evaporaron” durante el primer periodo de gobierno de Daniel Peralta.

Mientras Peralta baraja las figuritas y arma el álbum del nuevo gabinete, los dineros públicos parecen estar embebidos en esa conocida bebida energizante que “te da alas”.

Ver también

Municipio de Río Gallegos reducirá en un 20% los cargos políticos

El intendente Giubetich firmará entre lunes y martes el decreto ad referéndum para adherir al …

Deja un comentario