lunes , 18 diciembre 2017
Ultimas noticias

El subjefe de la Policía Néstor Palacios renunció luego de un escándalo

Río Gallegos.- El subjefe de la Policía de la Provincia, Néstor Palacios, renunció hoy al cargo luego del escándalo por el nombramiento del subcomisario de Puerto Santa Cruz, con tiene un parentesco y en medio de una fuerte interna en la fuerza.

Palacios decidió presentar su dimisión luego que trascendiera que nombró a cargo de la Comisaría de Puerto Santa Cruz, Marcelo Rivarola, quien fue acusado de abuso de poder, cuando tenía un sumario administrativo abierto por protagonizar un incidente de abuso de autoridad contra un ciudadano en El Chaltén, por el cual hay también una denuncia penal.
Aparentemente entre ambos hay un parentesco de compadres, y que a pesar de las sanciones, cuando asumió Palacios, lo designó a cargo de la única comisaría de Puerto Santa Cruz. Esta semana, su protegido fue noticia cuando efectivos y parientes de éstos lo denunciaron de malos tratos y abuso de autoridad. Los manifestaron ocuparon la sede policial, y debieron viajar en un primer momento el ministro de Gobierno, Daniel Sloper y el propio Palacios.

Tal fue la tensión y las acusaciones, que Rivarola no pudo ser mantenido en el cargo y fue relevado junto a Martín Aguilar, oficial principal también denunciado por abuso de autoridad. También fue desplazado el jefe de la Unidad de Bomberos VII, Exequiel Chacana, con los mismos cargos que sus pares de la comisaría.

Ante esto, se conoció que la designación de Rivarola, fue inconsulta con el jefe de la Policía, Salomón Aleuy, lo que llevó a las autoridades del gobierno a solicitarle la renuncia a Palacios, quien la oficializaría el lunes durante una reunión de la cúpula.

En septiembre de 2012, Juan José Martín de 27 años de edad, denunció penalmente que su vecino, el subcomisario Rivarola, entró a su domicilio de El Chaltén en dos oportunidades, enojado por supuestos ruidos molestos de la noche anterior, cuando en esa vivienda se celebró una fiesta de cumpleaños.
En la primera oportunidad, Rivarola lo golpeó hasta en el piso, amenazándolo e insultándolo. Pocos minutos después volvió a entrar con cuchillo en mano, lo obligó a arrodillarse, amenazando con matarlo a puñaladas y advirtiéndole que haría “cagar” a los “pendejos faloperos” que la noche anterior estaban con el denunciante.
Según la denuncia, en todo momento el subcomisario le advertía que era el “dueño del pueblo” y que podía “hacer desaparecer” a quien quisiera.

Pero no sólo el saliente subjefe esta debilitado, sino el propio Aleuy, que trascendió a nivel nacional el popular video del hospital de El Calafate, donde se comprueba que estuvo la noche en que una paciente denunció que dos efectivos policiales mantuvieron relaciones sexuales en la misma habitación en que ella se encontraba internada.
Se conoció que la semana pasada, cuando había trascendido en la prensa local el video, el jefe de Policía que había asumido el mayo, le puso a disposición del gobernador Daniel Peralta su renuncia al cargo.

Ver también

EL IPA INICIÓ LAS 1º JORNADAS PATAGÓNICAS DEL AGUA Analizan la situación hídrica de la provincia

.-Este jueves, en el auditorio Germán Sopeña del Museo Egidio Feruglio de Trelew, se inauguraron …

Deja un comentario