Jueves , 30 marzo 2017
Ultimas noticias

El restaurante con “heladera social” que regala lo que no vende

¿Qué hacen los restaurantes y bares con la comida que preparan pero que no llegan a vender? ¿La tiran? No todos. En particular, un caso en Tucumán está llamando la atención del país. Es que el dueño del negocio gastronómico decidió poner una heladera en la vereda con la comida que no se vende para que quien quisiera o necesitara pudiera disfrutarla.

Nadie es Perfecto – Fernando Ríos: “Es un despropósito tirar la comida”

56ddeae081c58Fernando Ríos, dueño del restaurant Muña Muña de Tucumán, contó su historia en diálogo con Sí 98.9. “Somos una sociedad dueña de tres bares, y hace años venimos pensando què hacer con el volumen de comidas que diariamente tiramos”, contó.

“Nos parecía un horror tirar comida que terminaba en un contenedor de basura, y la gente buscaba en las peores condiciones. Pensamos que entre nuestro negocio y el contenedor debía haber algo en el medio que sea digno”, reflexionó.

Entonces asi surgió la idea “de racionar la comida apta para el consumo en bandejas que estén clasificadas y rotuladas, y ponerlas en una heladera que conserve el frío 24 horas para quien lo necesite”, precisó. La heladera está en la vereda: de 9 de la mañana a 12 de la noche.

El empresario lamentó: “Hay un vacío legal porque no está prohibido pero tampoco está regulado, por lo que nos desalentaba tomar esta iniciativa”. Por suerte, se animaron. “Funciona muy bien”, celebró.

“Quien quiere puede abrir la heladera y tomar la comida, y ahí es cuando apelamos al comportamiento responsable. Pusimos un cartel que dice “tomar solamente lo que necesites”, explicó.

“Nos sorprendimos mucho por la participación vecinal enorme, de gente que se fue enterando. Siempre pensamos el proyecto producido por nosotros, pero un montón de vecinos nos empezaron a dar comida para la heladera”, relató.

heladera_social_2.jpg_196096838La consigna es clara: tomá lo que necesitás

“Ahora los vecinos que quieren participar saben que tienen que porcionar, clasificar, poner un rótulo y que su participación sea responsable desde su propia casa con toda la familia. Es muy emocionante ver a los nenes poner las bandejas en la heladera para que otras familias coman”, se entusiasmó.

¿Quiénes se benefician con la iniciativa? “Hay de todo, algunos que se nota que no la están pasando bien, pero también hay muchas personas mayores que no les alcanza la jubilación a fin de mes aunque no sean pobres”, relató.

Una iniciativa sin marco legal claro

Mucho lo debatieron los responsables de Muña Muña al proyecto, porque se asesoraron y descubrieron que “no hay un marco legal con la figura del donante de alimento”.

A la vez, “hay un mito de que una vez un sin techo le hizo juicio a una cadena de comida rápida en Ohio, y por eso pareciera que se volvió el gran pretexto de las grandes cadenas alimentarias para no donar su alimento”.

Reflexionó: “Viste cuando te dicen “Para qué te vas a meter en eso”. Yo creo que el vacío legal es completamente funcional al pensamiento de los empresarios de no ayudar. Lo que nosotros queremos es que se discuta ese vacío legal, que en todo caso pretenden tirar la comida apta para el consumo”. (rosarioplus)

 Una idea puede cambiar el mundo

Esta iniciativa que nació en Tucumán y que fue muy bien imitada en (Tafi Viejo), Jujuy, Chaco, Río Negro,  Salta, (Parroquia Nuestra Sra del Rosario) (Oran) (Tartagal) La Pampa, Bs. As. (Mar del Plata) (Tres Algarrobos) (San Nicolas), (JuninSantiago Del EsteroCorrientes, También la idea replico en Paraguay, Perú, Bolivia  y Uruguay,  tiene como lema “La comida no se tira”.

MUÑA MUÑA: La idea no tiene nada que ver con donar las “sobras” que dejan los clientes. Sólo se ofrece la comida excedente que no fue vendida. “En Tucuman es muy común que te toquen el timbre a la siesta y te pregunten: ¿tiene algo para comer que pueda llevar? Y uno siempre temina yendo a su heladera y busca algo de comida para compartir”, dice Ríos para explicar el por qué, al final, todos tenemos una heladera social en casa. “En este proyecto se hace lo mismo que muchos tucumanos hacen por su cuenta”, concluye.  La propuesta es simple, comunitaria y ecológica. El “Guardado Cuidado” consiste en que todo excedente de comida generado en la cocina de los locales que quieran aportar a esta causa será clasificado, ordenado, porcionado y empaquetado en bandejas descartables – envueltas en papel film- y con marcador o rótulo se explicitará su fecha de elaboración. La comida puede ser cargada directamente por los vecinos y solo estará 24 hs en la heladera social.

Ver también

Cristina ingresó ayer muy temprano a los tribunales y expuso por las redes las ausencias en el juzgado. Foto: DyN

Piden embargar los bienes de los hijos de la ex presidenta

Los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron la medida sobre todas las propiedades familiares, que Cristina …