martes , 24 abril 2018

El periodista acusado de sedición en Santiago denunció que falsearon pruebas en su contra

Juan Pablo Suárez, a quien podrían aplicarle la Ley Antiterrorista, prestó declaración indagatoria. Contó a Infobae que el fiscal le mostró supuestos diálogos entre él y un policía, que serían apócrifos

0011038024

De diciembre a esta parte, la vida de Juan Pablo Suárez se ha transformado en lo que bien podría dar argumentos para una producción cinematográfica: un periodista del interior es detenido mientras cubre una huelga policial; pasa 10 días en un calabozo; ya en libertad, acusa una persecución política por parte del gobierno provincial y queda a punto de convertirse en el primer juzgado por una polémica Ley Antiterrorista. El desenlace todavía no se conoce, está en manos de la Justicia.

Suárez, responsable del sitio Última Hora de Santiago del Estero, logró prestar declaración indagatoria este viernes, tras el contratiempo –un avión que no pudo salir de Aeroparque por las condiciones metodológicas– que le impidió hacerlo el miércoles. Pese a que podía excusarse, decidió contar su visión de los hechos ante el juez Guillermo Molinari y el fiscal Pedro Simón.

Según narró a Infobae, el proceso se extendió por casi dos horas. Durante ese lapso, el fiscal, quien acusó al periodista de “sedición” e “incitar a la violencia colectiva”, le hizo preguntas y le presentó las pruebas en su contra.

La evidencia –precisó– eran cuatro artículos publicados por el sitio referentes a la huelga policial que vivía la provincia en diciembre y a las consecuencias sociales que tuvo la medida, entre ellas los saqueos. “Expliqué en qué circunstancias había hecho cada una de las notas y el origen de las fotografías”, indicó, y resaltó que la mayoría las había redactado él. Aclaró, no obstante, que no accederá a hablar de sus fuentes.

Como prueba de cargo, Simón también mostró un presunto diálogo entre Suárez y Nelson Villagrán, el policía que protestaba en reclamo de mejoras salariales cuando ambos fueron detenidos (el periodista logró grabar ese hecho). Los mensajes –reproducidos en hojas tamaño A4 con tinta de impresora y que según el funcionario correspondían a Facebook o WhatsApp– revelaban un supuesto contacto entre ambos.

Obviamente los desconozco“, afirmó Suárez, al denunciar que no había participado en esa comunicación (de hecho, aseveró que nunca se contactó por teléfono con ningún policía y señaló que eso puede probarse con el registro que guardan las empresas). Pero además, su abogado hizo notar al fiscal y al juez que los diálogos tenían fecha posterior al arresto de los involucrados.

El abogado de Suárez notó que los supuestos mensajes eran posteriores a la fecha de detención

De acuerdo con Suárez, Simón argumentó que el servicio de mensajería instantánea pudo haber demorado el envío de mensajes y que éstos pueden haber salido más tarde. Pero ante esa posibilidad, el periodista remarcó que cuando fue liberado denunció que su celular registró actividad en WhatsApp durante seis días mientras él estuvo detenido, y el teléfono en poder de la jueza Rosa Falco.

El director de Última Hora evitó identificar a los responsables de lo que aseguró que es falso. Explicó que su abogado le dijo que “la Justicia provincial no había respetado la cadena de custodia al girarle causa al juzgado federal”, y que el reporte que remitió la Gendarmería se basa sobre “información ya procesada” del material que la Policía obtuvo en el allanamiento que hizo en la redacción.

Al término de la audiencia, Molinari resolvió que Suárez puede afrontar el proceso en libertad. “No tengo prohibición” de salir de la provincia, detalló. El juez podría llegar a cambiar la carátula tras la indagatoria. De momento, los cargos siguen siendo los mismos y la causa está bajo las mismas figuras.

La indagatoria no cambió la sensación que desde diciembre tiene el periodista. “No es temor, tengo la preocupación que puede tener cualquiera que sufra una persecución política”, dijo.

“El fiscal y el juez carecen de fundamentos probatorios suficientes para continuar con el proceso judicial iniciado. Hemos denunciado desde un principio que esta causa es un intento de censura”, expresó la presidente de la Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia), Silvana Giudici.

Suárez estuvo el martes en el Senado, donde recibió el respaldo de dirigentes de la oposición y asociaciones vinculadas al trabajo de prensa. En esa ocasión, diputados y senadores de varias fuerzas adelantaron que buscarán derogar la controvertida Ley Antiterrorista.

Infobae

Ver también

Las cuotas de las prepagas tendrán un nuevo aumento desde junio

Las empresas ya empezaron a enviar los avisos. Será el sexto ajuste en 12 meses. …

Deja un comentario