jueves , 19 abril 2018

El novio de la docente asesinada en Caleta Olivia se entregó a la policía y confesó el crimen

RITA BEJARANO - CALETA OLIVIA
Caleta Olivia, 29 de Nov. (ANA) .- El novio de la docente Rita Bejarano confesó haberla matado y se entregó esta madrugada en una dependencia policial de Caleta Olivia.
“Yo maté a Rita, se me fue la mano y me mandé la cagada”, habría dicho Cristián Ángel a los efectivos policiales que se hallaban en la guardia de la División de Delitos Complejos y Narcotráfico.

El hombre de 32 años se presentó a las 4:30 horas junto a un hermano y otro familiar directo.
Inmediatamente las autoridades policiales le informaron al juez de la causa, Jorge Alonso, de la confesión de quien era el principal sospechoso para la familia de la víctima.

El juez ordenó que Angel, se trasladado a la Alcaidía Policial donde permanece detenido en carácter de incomunicado.

Bejarano había desaparecido el 25 de octubre, y su cuerpo fue hallado el 10 de noviembre pasado en una zanja a la vera de la ruta nacional 3 a unos 35 kilómetros al norte de Caleta Olivia. La autopsia reveló que había sido asesinada por estrangulamiento.

Para los familiares de la docente, Angel esta involucrado en la desaparición y luego homicidio de la mujer de 48 años. El colectivero y remisero había dicho en una entrevista con el Diario El Patagónico había afirmado que era inocente y “nunca le levanté la mano”.
Los investigadores habían allanado en dos oportunidades su domicilio, y llegaron a secuestrar un automóvil que iba ser sometido a pericias.

Había comentado que el último día que se vieron fue en la vivienda de la mujer donde desayunaron. Según el hombre, mientras él se bañaba, Bejarano le dijo que se iba a ver a una amiga en Comodoro Rivadavia y partió sin saludarlo aparentemente rumbo a la terminal de colectivos, aunque en ese lugar la policía no obtuvo datos que estuvo allí.

Ver también

Argentinos protagonizaron un violento accidente en Chile

Durante el fin de semana, cinco personas resultaron heridas luego de una colisión en la …

Deja un comentario