martes , 27 octubre 2020

El kirchnerismo busca quedarse con el PJ de la mano de La Cámpora

Máximo Kirchner habla durante un acto partidario de La Cámpora

Por: Silvia Mercado smercado@infobae.com
Impulsa una estrategia para que los militantes se afilien. Así se aseguraría votos para imponer su candidato en las elecciones partidarias de abril. Detrás de escena se mueve Cristina Kirchne

El sábado se realizaron una marcha a Plaza de Mayo. Mucha gente no fue porque la consigna no era precisa. Se juntaron y cantaron el Himno Nacional Argentino y gritaron «Macri, basura, vos sos la dictadura». Fue la novena manifestación desde que dejaron el poder. Hoy realizarán la décima, una «mateada» en Plaza Irlanda para escuchar al ex juez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni. La detención de Milagro Sala será seguramente un poderoso motivo para aumentar la presencia militante.

El centro de la convocatoria se realiza a través del grupo de Facebook «Resistiendo con Aguante Nacional», que anoche llegaba a 546.109 usuarios, donde se suben videos, audios, comentarios a la velocidad del rayo, mientras organizan las más variadas actividades que van desde propuestas para contratar fletes de choferes que «estén en el proyecto y no puteen a Cristina», hasta la realización de tutoriales que enseñan a poner temas en la agenda pública que alcancen nivel de tendencia local o mundial. Desde Resistiendo con Aguante Rosario o Mar del Plata o Bariloche se hacen aportes varios, que incluyen las marchas locales.

Axel Kicillof habla a la multitud durante uno de los actos militantes que se realizaron en Parque Centenario
Axel Kicillof habla a la multitud durante uno de los actos militantes que se realizaron en Parque Centenario

Según la información que obtuvo Infobae, el padre intelectual de este grupo en Facebook (no el administrador, que sería una militante de San Martín de los Andes) es el creador del Manual del Micromilitante que se conoció hace pocos días, un compendio de 10 páginas digitales que enseña técnicas de resistencia activa, tomadas de las prácticas profesionales que se enseñaban a los community managers (CM) empleados por el kirchnerismo cuando era gobierno. Por ejemplo, la utilización de la «pregunta ingenua», o sea, «cuál es la fuente de eso», «por qué decís eso», «cómo se entiende eso», para fomentar el debate sobre afirmaciones contrarias a su visión de las cosas, para que no queden como ideas sin refutación, o subir a los foros de notas que pueden ser positivas para el Gobierno actual, links con noticias negativas de Mauricio Macri, aunque sean muy viejas, para neutralizar entre los foristas una información favorable para el Presidente.

EL KIRCHNERISMO SE PROPUSO QUEDARSE CON EL PJ Y CONVOCA A SU GENTE A AFILIARSE CON MIRAS A LA ELECCIÓN DE ABRIL

Lo curioso de «Resistiendo con Aguante» es que ningún peronista parece compartir igual actitud de resistencia; por lo menos ningún dirigente del peronismo es activo en el grupo, que tiene como únicos protagonistas a Cristina Kirchner, Martín Sabbatella , Axel Kicillof y a los periodistas de 678 y, ahora, también a Víctor Hugo Morales.

La actitud de resistencia que se exhibe es más parecida a la de un grupo de izquierda enamorado de la revolución cubana (hay cantidad de referencias a Fidel y a su gobierno «popular»), que cuando viaja al exterior arrasa con los productos que se venden en los Apple Store, que con los peronistas que dominan los territorios a lo largo y a lo ancho del país. «Son una Fede del siglo XXI», es el comentario que se escucha en el peronismo tradicional, haciendo alusión a la Federación Juvenil Comunista donde inició su militancia el ex titular del AFSCA.

Andrés "Cuervo" Larroque y Gabriela Cerruti en una marcha al Congreso, acompañados por fieles seguidores del anterior gobierno nacional
Andrés «Cuervo» Larroque y Gabriela Cerruti en una marcha al Congreso, acompañados por fieles seguidores del anterior gobierno nacional

Sin embargo, los resistentes se dicen peronistas, herederos de Perón y sobre todo de Evita y, oh sorpresa, convocan a afiliarse al Partido Justicialista, porque a fines de febrero cierra la afiliación para la elección de autoridades nacionales que la justicia electoral convocó para el mes de abril. Sí, el kirchnerismo se propuso ganarle la estructura pejotista al peronismo, según lo confirmó un dirigente porteño, que trabaja para que Guillermo Moreno forme parte de la nueva conducción.

¿Y si lo logran? ¿Y si el PJ queda en manos del kirchenismo que resiste con aguante y pretende volver en el 2019 con la candidatura presidencial de Cristina? ¿Y si el kirchnerismo puro y duro que le hace el aguante a Cristina logra reemplazar a la estructura tradicional?

«HAY QUE TOMAR EL PJ CON LA CÁMPORA», INDICÓ UNO DE LOS OPERADORES QUE TRABAJA PARA LA AFILIACIÓN MASIVA AL PARTIDO

Un experto de comunicación que estuvo vinculado al gobierno anterior y ahora está alejado de sus estructuras políticas dice que «eso es imposible, el kirchnerismo no tiene estrategia, y lo que hay es una suma de voluntaristas que hacen el duelo juntándose para repartir volantes y cantar que van a volver a ser gobierno como en el 2003, pero sin ningún contacto con la política real».

Es más, esta fuente está convencida de que «el único que tiene una estrategia es el macrismo, que está difundiendo un montón de noticias para excitar a los K». El razonamiento es que el Gobierno nacional busca ridiculizar a los kirchneristas promoviendo medidas que exciten los discursos más fundamentalistas. «Droga dosificada para hacer saltar a los K, así se movilizan varias veces por semana, hasta que el tiempo los desgaste y les haga perder sorpresa y efectividad», explicó, porque «desde el poder se promueve una nueva grieta que busca ridiculizar al kirchnerismo». Bajo esta teoría, la detención de la jujeña Sala sería parte del mismo plan.

Cristina Kirchner descansa en Santa Cruz pero ya comenzó a mostrarse con militantes
Cristina Kirchner descansa en Santa Cruz pero ya comenzó a mostrarse con militantes

Imposible no consultar a un responsable de la comunicación del Gobierno nacional. «No es cierto», fue todo lo que dijo. Efectivamente, suena delirante que con todos los problemas que existen haya gente dedicada a exacerbar a la militancia que sigue a Cristina. Pero, ¿no le conviene a Cambiemos un kirchnerismo que parece una caricatura de sí mismo, poniéndose en el lugar de víctimas perseguidas por un poder autoritario?

Lejos de la teoría conspirativa, otro experto en asuntos digitales del kirchnerismo consultado, uno de los pioneros, dijo que aunque está evaluando con su grupo encarar acciones de cibermilitancia, no tiene nada que ver con lo que se hizo hasta ahora. Pero tampoco quiso revelar el nombre del administrador del grupo central «Resistiendo con Aguante» y autor del instructivo que se conoció esta semana. «Es un secreto, nadie te lo va a decir», aseguró.

DETRÁS DE ESCENA ESTÁ CRISTINA KIRCHNER, NECESITADA DE UN REFUGIO EN EL PJ PARA SORTEAR PROCESOS JUDICIALES

Como sea, «los que resisten con aguante son gente real, que lloró cuando Macri ganó las elecciones y que todavía no entiende cómo puede ser que el kirchnerismo haya perdido, algo que jamás imaginamos posible», explicó la fuente que trabaja para la afiliación masiva al PJ detrás del ex secretario Moreno. Y agregó: «nosotros cometimos un error, dejar el peronismo a la vieja dirigencia peronista, desactivar el partido y no darle importancia a la estructura, que ahora hay que tomar con los muchachos de La Cámpora y ponerla en marcha para ganar las legislativas de 2017, y la presidencial de 2019».

Curioso diagnóstico. Kirchneristas más o menos puros, peronistas más o menos kirchneristas parecen todos igualmente confundidos. Están convencidos de que la mayoría cometió un error al votar la fórmula de Cambiemos el 22 de noviembre, confundida por los medios hegemónicos. Viven extasiados en su propio relato, alejado de los problemas reales de la población, que tal como dicen las encuestas, está preocupada por ponerle fin a la inseguridad y el narcotráfico que se metió en las casas de los barrios más humildes, antes que en seguir librando una ajena batalla por una ley de medios que en nada cambió su vida, ni para bien, ni para mal. Es algo que el peronismo territorial comprende y pretende salir cuanto antes de la encerrona que le plantean Sabbatella y 678. Aunque no parece fácil. Detrás de escena, siempre, se mueve Cristina Kirchner, necesitada más que nunca de refugio en el peronismo para sortear los procesos judiciales que se le vienen. (Infobae)

Ver también

¿POR QUÉ SIGUEN EN YPF?

La Argentina vive una situación difícil, sobre todo en la producción hidrocarburífera. A la grave …