Miércoles , 29 marzo 2017
Ultimas noticias

El juez asegura que la situación de Cristina Kirchner dependerá de las pruebas

Por Paz Rodríguez Niell

Este año, el juez federal Sebastián Casanello lo tiene todo. La lista de sus imputados incluye a Mauricio Macri y a Cristina Kirchner. Pero si un acusado lo define, ése es Lázaro Báez. En lo que va de 2016, lo procesó, lo mandó a la cárcel y ordenó un rastrillaje sobre todos sus bienes.

Casanello dice que no hay ninguna “aceleración súbita” en esta causa, que tiene tres años en su tribunal. “No hubo ningún cambio de ritmo ni por el cambio de gobierno”, se defiende. Insiste en que siempre llevó el caso Báez con la misma intensidad y que si algo sacudió este año la causa fue la aparición de los videos de la financiera SGI, La Rosadita.

Anuncia que espera ir cerrando tramos de la investigación cuanto antes. Eso podría implicar que la primera parte de la causa contra Lázaro Báez llegue a juicio antes de 2017. “Creo que podría estar elevada antes de fin de año si se dan las condiciones”, dice. Para eso, la Cámara debería confirmar los procesamientos y el fiscal pedir la elevación, explica.

Se queja de que lo llamen “tortuga Casanello” y dice que no hay “elementos objetivos” para eso. Asegura que jamás habló y que no conoce a Cristina Kirchner, y que el destino de la ex presidenta dependerá de las pruebas que se vayan juntando.

También defiende su decisión de haber sobreseído a Mauricio Macri en la causa de las escuchas días después de que asumiera como presidente. “Si lo hubiese hecho una semana antes de las elecciones, ¿qué me hubieran dicho?”.

– Báez hizo su fortuna con negocios con el Estado. ¿Por qué no investiga como delito precedente las sospechas de sobreprecios en la obra pública?

– El objeto procesal de una causa lo marca el fiscal. Los jueces no podemos elegir qué investigar. Ésta es una causa de lavado no iniciada como consecuencia de otra donde haya surgido el delito precedente. No hubo, por ejemplo, una condena de corrupción previa. Ahí el hecho precedente estaría muy claro. Esta causa se inicia porque en un programa de televisión dos personas dicen que hicieron operaciones de lavado para Lázaro Báez. Lo primero que hicimos fue buscar si Báez tenía condenas o procesos en trámite. Había causas, algunas vinculadas con obra pública, pero ninguna había llegado siquiera a una indagatoria. La primera indagatoria de Báez se da en esta causa. Pudimos avanzar porque en este juzgado Margarita Stolbizer denunció la actuación de la AFIP en relación con Austral Construcciones y se verificó que hubo facturación apócrifa. Eso nos permitió hablar de un ilícito precedente. Fariña introduce ahora el tema de sobreprecios en obras públicas y el fiscal hace un requerimiento, pero tampoco es tan claro y el hecho de que haya otras causas que lo están investigando es un límite legal. No puede haber dos jueces investigando lo mismo.

– ¿Cuán comprometida está Cristina Kirchner? ¿Hasta dónde puede llegar la causa?

– La causa hoy la tiene imputada a partir de un requerimiento de instrucción del fiscal Marijuan. Y en relación hasta dónde puede llegar la causa, lo ha dicho él, las causas no tienen techo, dependen de la prueba que se vaya acumulando.

– Los negocios de Báez con el Estado y el supuesto lavado, ¿no deberían investigarse juntos?

-Significaría una megacausa y eso le añade más complejidad a una causa ya compleja. No es necesario que un mismo juez investigue todo. Sí, que los otros jueces que están investigando el ilícito precedente avancen. Por lo que leo en los diarios, están avanzado. Y en un futuro las investigaciones pueden juntarse. Pasó mucho en las causas de lesa humanidad.

– En cuanto a Báez: usted lo detiene cuando viajaba a Buenos Aires a declarar. ¿Por qué?

– Lo expliqué. No sólo no se sabía hacia dónde se dirigía el avión, también se valoraron la disponibilidad de medios que tenía Báez, su responsabilidad en relación a los hechos,…

– Cuando aterriza hay muchísimas cámaras. Parecía un show para los medios, ¿qué pasó?

– Es importante aclarar que un juez decide la detención de una persona pero quien la implementa es la Policía. El tribunal no avisó a nadie: cursó una orden. En lo personal, estoy completamente en contra de cualquier show.

– Siguen apareciendo inmuebles de Báez. ¿Qué significa?

– Nos da una idea de las dimensiones de los patrimonios. En cuanto a la prueba del delito, pueden ser indicios de inconsistencias. Pero además es sumamente importante para el recupero de activos. El tribunal, en una decisión bastante de vanguardia, ordenó gran cantidad de medidas cautelares: decenas de tasaciones, embargos, congelamientos, inhibiciones.

– ¿Cuándo cree que podrá tener elevada a juicio esta causa?

– Es una causa muy compleja. Los delitos de cuello blanco son por lo general causas complejas, relacionadas con materia contable, peritajes, etc. No obstante, tiene distintos hechos que en principio podrían ir siendo llevados a juicio de manera independiente. Yo creo que podría estar elevada antes de fin de año si es que se dan las condiciones, si la Cámara confirma los procesamientos y el fiscal realiza el requerimiento de elevación a juicio para entonces.

– Esta causa muestra una fuerte aceleración este año, ¿por qué?

– No hay aceleración súbita en cuanto al trabajo del tribunal, que fue muy intenso desde el día uno. Recogiendo la prueba y llenando un rompecabezas complejo. Pero este año apareció una prueba fundamental que fueron los videos. Inmediatamente después de verlos llamé a indagatoria.

– En Comodoro Py en general hay una hiperactividad en los casos de corrupción contra ex funcionarios ¿Coincide?

– Yo puedo hablar de este juzgado. No hubo ningún cambio de ritmo ni por el cambio de Gobierno ni por ninguna otra razón. Esto es evidente para cualquiera que desee revisar las resoluciones del tribunal.

– Macri y Lorenzetti pidieron celeridad a los jueces y poner fin a la impunidad. ¿Qué opina?

– Yo comparto el reclamo de celeridad, sin duda. Que la Justicia debe ser rápida es algo en lo que todos coincidimos. Para lograr celeridad en los procesos penales es también necesario hacer modificaciones en los códigos procedimentales.

– ¿Cómo lo afecta que muchos lo conozcan como “tortuga Casanello?

-En principio lo que habría que ver es cómo es que esta gente me conoce como “tortuga Casanello”. No hay que ser cándido.

– Así lo bautizó Jorge Lanata.

– Así es. Jorge Lanata es una persona con mucha prédica, un periodista muy conocido con un programa con alto nivel de rating que de tal forma nomina y esa nominación cala en un alto sector de la sociedad. No es que la sociedad espontáneamente empieza a llamarme tortuga. Yo no tengo ninguna intención de polemizar con quien ha elegido esta forma de llamarme. Habría que ver elementos objetivos. Si uno busca los estudios sobre la demora en las causas de corrupción, el tiempo promedio de la instrucción es de siete años. A mí me llamaban tortuga a los pocos meses de haberse iniciado esta causa. Y es una causa que con tres años ya tiene varios procesamientos.

– Lanata sostuvo que mientras ellos mostraban las pruebas en TV la causa no avanzaba.

– La tarea de un periodista se diferencia de una investigación judicial. Las investigaciones judiciales están sometidas a una serie de procedimientos estrictos que deben ser cumplidos hay garantías en juego y riesgos de futuras nulidades. Esos límites no los tiene la actividad periodística.

– ¿Conoce a Cristina Kirchner?

– No la conozco y nunca me reuní con ella. Nunca hablé con ella ni por teléfono ni por Skype ni por ningún otro medio. En toda causa penal hay intereses contrapuestos y en este fuero, esos intereses son a veces muy fuertes.

– ¿Usted es kirchnerista? ¿Tiene vinculación con La Cámpora?

– No, no soy kirchnerista ni antikirchnerista. Desde los 19 años trabajo en el Poder Judicial. Nos está vedado ejercer actividades partidarias y en lo personal jamás tuve militancia ni vinculación con agrupaciones partidarias. Ni con La Cámpora ni con ninguna otra. LA NACION

Ver también

Cristina ingresó ayer muy temprano a los tribunales y expuso por las redes las ausencias en el juzgado. Foto: DyN

Piden embargar los bienes de los hijos de la ex presidenta

Los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron la medida sobre todas las propiedades familiares, que Cristina …