miércoles , 21 octubre 2020

El Gobierno revisará el contrato de las represas de Santa Cruz

El ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Consultado sobre el tema, el ministro de Energía Juan José Aranguren señaló, en declaraciones radiales: «Hemos tomado la decisión de ajustar el proyecto al marco regulatorio vigente y asegurarnos de que se hace conforme a un proyecto ejecutivo definido». El funcionario reveló que están convocando a los responsables del emprendimiento y admitió que «se puede hacer bien, conforme a las normas ambientales vigentes sin ningún tipo de afectación pero queremos preservar el interés nacional y asegurarnos de que se hace como corresponde». Sobre si los actuales concesionarios seguirán a cargo del proyecto, Aranguren fue cuidadoso: «El tiempo dirá cómo resulta este tipo de análisis e interacción con los responsables del proyecto», dijo en radio Continental.

Acerca de si el Gobierno piensa «revisar» esas represas en la provincia patagónica, Aranguren ratificó: «Lo hemos revisado y lo vamos a empezar a discutir tanto con la provincia como con la UTE que actualmente es responsable del proyecto».

La gestión macrista quiere contar, lo antes posible, con un diagnóstico preciso para definir la continuidad del proyecto, cuestionado desde distintos sectores que denuncian falta de transparencia durante el proceso licitatorio y el elevado costo de las centrales. Inicialmente, las represas fueron valuadas en alrededor de US$ 4.500 millones, aunque el presupuesto actualizado se acercaría a los US$ 5.500 millones. Una suma que no se condice con la cantidad de energía que generarán, aseguran. Por otro lado, la incertidumbre preocupa al gobierno de Alicia Kirchner que anticipa otro foco de conflicto en caso de detenerse la obra.

El primer obstáculo con el que se topó el Gobierno fue la dispersión de la documentación sobre el proyecto dentro de distintas dependencias. Por eso se realizaron varias consultas interministeriales para unificar la información. La polémica se avivó en enero cuando Mauricio Macri recibió a Cristine Mc Divitt, viuda del filántropo ecologista Douglas Tompkins, y a Sofía Heinonen, de la ONG Conservation Land Trust, a quienes consultó su opinión sobre las represas y les confensó que analizaban parar su construcción. (Clarin)

Ver también

¿POR QUÉ SIGUEN EN YPF?

La Argentina vive una situación difícil, sobre todo en la producción hidrocarburífera. A la grave …