sábado , 21 abril 2018
Ultimas noticias

El Gobierno le da la espalda al acto y busca sacar tajada política del conflicto

Poco antes de la marcha Macri abrirá un foro energético del G20. El oficialismo cree que la discusión con Moyano hará que repunte la imagen del Presidente en su propio electorado

El presidente Mauricio Macri inaugurará esta mañana el foro del G20 sobre energías renovables y al mediodía presentará una obra hídrica en Entre Ríos. Así le dará la espalda a la protesta que encabezará Hugo Moyano, que según la Casa Rosada, no tiene “legitimidad”. En busca de que el enfrentamiento con el líder camionero mejore la imagen presidencial, en el Gobierno sostienen que la movilización de hoy es una respuesta a la ola de causas judiciales que enfrenta el sindicalista.

Macri priorizará dos ejes de su gestión, cuando esta mañana inaugure el Foro de Transiciones Energéticas del G20, en el Centro Cultural Kirchner: más protagonismo en la política global y promocionar el uso de energías renovables. El Presidente seguirá con su agenda y evitará la protesta de hoy, cuando viaje al mediodía a Entre Ríos, para mostrarse con el mandatario Gustavo Bordet al presentar una obra de agua potable. El oficialismo buscará contraponer la agenda del Gobierno con la de Hugo Moyano y sus aliados, a los que les reclaman “un cambio cultural”.

Desde Balcarce 50 asumen que la movilización no tiene “legitimidad”. Para argumentar esa posición, aducen que la protesta es una reacción de Moyano a las causas judiciales en su contra. “No hay motivos para hacer esta marcha. Los trabajadores ganaron tres puntos de poder adquisitivo en 2017. Es una protesta personal de Moyano”, sostuvo ayer un funcionario.

En esa línea, en el oficialismo aseguran que el líder camionero reacciona a las causas judiciales en su contra. “Nosotros vamos a cooperar en lo que nos pida la Justicia. Moyano lo sabe. Mauricio va a ir para adelante”, sostienen en el oficialismo. Así lo hizo el Banco Central y la AFIP cuando entregó información fiscal y bancaria al juez Néstor Barral, en una causa que investiga la presunta comisión de delito de lavado de activos a partir de las sospechas por la compra de dos propiedades. Esta es la causa que, en Casa Rosada, creen que jaqueará a Moyano porque afecta a su familia: la esposa del sindicalista, Liliana Zulet; su hijo Pablo; y dos hijastros.

En el Gobierno también esperan que avancen otras seis causas judiciales que afectan a Moyano. “Esta pelea también nos suma. Mejora la imagen de Macri en nuestro electorado”, advirtió otro funcionario. En Casa Rosada asumen que, con esta puja, la imagen del Presidente crecería luego de que cayera entre los seguidores de Cambiemos por la polémica que protagonizó el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por tener una empleada sin registrar y ubicarla como interventora en un gremio. A esta polémica se suma el caso del subsecretario general de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, quien dimitió el lunes por no haber declarado una sociedad comercial. “Estos temas impactan justamente en nuestro electorado, que llega a compararnos con el kirchnerismo, como si fuésemos lo mismo”, lamentó un funcionario.

Otro punto que en el Gobierno consideran que los beneficia es que en las últimas semanas varios gremios se bajaron de la marcha. “Queda en evidencia que van a protestar los más radicalizados y que Moyano está mas solo”, alertó otro integrantes del Cambiemos.

El Gobierno también le meterá presión a los gremios hoy. Es que la Oficina Anticorrupción encabezará un taller en la Casa Rosada para discutir con académicos y ONGs el borrador de la nueva Ley de Ética Pública que, entre varios puntos, obliga a los sindicalistas a que presenten declaraciones juradas.

 

 

 

 

(iF)El Cronista

Ver también

La Bancaria ratificó el paro de dos días y culpó a las cámaras por su “intransigencia y codicia”

Frente a la falta de acuerdos en la negociación por paritarias, la medida dejó sin …