viernes , 17 noviembre 2017
Ultimas noticias

El FPV sostuvo que Romanín no fue mediador y que instó a la violencia en Santa Cruz

Con una relevante presencia en los diferentes conflictos sociales que ha vivido Santa Cruz durante los últimos cinco años, el Obispo Juan Carlos Romanín se retiró de la diócesis de la Provincia y Tierras del Fuego. El Papa Benedicto XVI aceptó desde el Vaticano su renuncia por severos problemas de salud. La renuncia de Romanín instalaría una nueva polémica en torno a su figura y rol social en la Provincia de Santa Cruz. Considerado los primeros tiempos de la gestión del Gobernador Daniel Peralta en diciembre de 2007, fue llamado “un amigo” por el Primer Mandatario que ahora sólo se remitió a decir “me quedo con el primer Romanín, no me gustó verlo con otros candidatos en algunas fotos”. Los Diputados del Frente para la Victoria Santacruceño, se negaron a homenajear al Obispo saliente, calificándolo de tendencioso, opositor y parcial e instigador de la violencia, en sus posicionamientos frente los diferentes conflictos suscitados en Santa Cruz.
 

Argumentos y contra argumentos

¨Nos preocupa la incapacidad para dialogar entre quienes protagonizan este conflicto (…) Santa Cruz necesita que no haya más hechos de violencia (..) Pedimos que se abran canales diálogos y que salgamos de este clima de conflictividad (…) Desde que llegué acá viene para entregarme a la gente en todo sentido, dentro de la diócesis estamos todos, los reclamos son reclamos míos también, no puedo permanecer indiferente (…) Ni un herido más en Santa Cruz”, fueron algunas de las intervenciones de Juan Carlos Romanín durante estos últimos años eligiendo como representante de la Iglesia, hacerse eco de los reclamos de la ciudadanía.

El pedido de la UCR
 
La Unión Cívica Radical solicitó el reconocimiento a la figura y labor emprendida por el Obispo Romanín, el Presidente del Bloque –Lic. Héctor Roquel- en diálogo con SCD remarcó “hemos visto siempre en el Obispo vocación de diálogo, buscando mediar en momentos de tensión en nuestra Provincia, ha trabajado a favor del dialogo y siempre al lado de los más desprotegidos. Con los años la ciudadanía recogerá la enseñanza que nos dejó Romanín, por su trabajo y dedicación para tener una mejor sociedad que ha atravesado difíciles momentos”.
 
La Diputado por Distrito, Stella Maris García –ex Mujer del empresario Kirchnerista Rudy Ulloa Igor-, fue la vocera del Bloque Oficialista sosteniendo que “hay Padres que representan a la Iglesia con todas las letras porque trabajan para toda la comunidad”, remarcando que el Obispo Romanín no era representativo de la Diócesis para la cual fue designado por el Vaticano. Sin embargo, la Diputada mencionó a tres Curas como figuras destacables, llamativamente dos de ellos ligados al Kirchnerismo y el primero un reconocido Padre de Río Gallegos por su incansable labor, homenajeado por los dos espacios que lidera Rudy Ulloa: el Centro Comunitario del Carmen y la Unidad Básica de Los Muchachos Peronistas.
“Quizás haya otros Padres pero me voy a referir a los que conozco y sé que representan verdaderamente la Iglesia, el Padre Juan a quien homenajeamos desde el Centro Comunitario del Carmen, también destacamos al Padre Lito de El Calafate (el Cura Párroco de la Familia Kirchner) porque trabaja siempre para la comunidad, y al Padre Juan Carlos Molina conocido por el Hogar Valdocco (hombre de referencia en el Kirchnerismo y cercano a la Ministro Alicia Kirchner)”.
 
Junto con los argumentos detallados, la Diputada García continuó planteando “se busca destacar la figura de Juan Carlos Romanín y nosotros como Bloque del FPVS no acompañamos este pedido. En el 2007 este Obispo tomó una posición con un sector de la comunidad donde incentivó a la violencia, no fue mediador y su rol fue meramente opositor. El Obispo no se manifestó sobre el derecho a nuestros niños de estudiar. Se puso al frente de las marchas realizadas en contra del Gobierno de Santa Cruz”.
 
Juan Carlos Romanín ante los diferentes incidentes que vivió la Provincia de Santa Cruz durante el año 2007, en pleno conflicto Docente, como en los escenarios de violencias manifestados durante los años siguientes, remarcó la necesidad de “lograr más acuerdos como sociedad, respetándonos, no podemos seguir viviendo en la violencia. Como Iglesia queremos ofrecer nuestro espacio para poder dialogar. Tenemos urgencia de diálogo”.
 
El FPV a través del Presidente de Bloque –Diputado Rubén Contreras- propendió al cierre del debate planteando “acá hay que dejar en claro que Romanín no es Dios, y nosotros no compartimos lo que hizo en la Provincia. No fue un cura imparcial. Encabezo marchas en contra del gobierno y tomo una participación política. Romanín y el otro cura de Las Heras tienen participación política y nos quieren decir qué tenemos que hacer. Si quieren seguir en esa línea que se retiren de la Iglesia y se presenten a elecciones”.
 
El último Comunicado oficial emitido por el ex Obispo Romanín en diciembre de 2011 señalaba “viendo los vínculos societarios rotos, debemos pensar y reflexionar juntos como comunidad los grandes ejes que deben constituir la prioridad provincial, propiciándose un encuentro de todos los sectores para interpretar nuestra realidad, buscando a través del diálogo irrestricto caminos apropiados para encontrar alternativas concretas para la paz y la convivencia”.
 
Con marcadas diferencias por el rol asumido por Juan Carlos Romanín, el FPV solicitó el envío al Archivo del proyecto. Stella Maris García distinguió que los Diputados no están en contra de la Iglesia en tanto Institución “pero no era casualidad, que este Obispo pertenece a una rama de la Iglesia Católica que toma los lineamientos del Señor –si se puede decir- Bergoglio, donde este Señor estuvo en desacuerdo con diferentes políticas del Gobierno Nacional. No estamos como Diputados en contra de la Iglesia como Institución” concluyó la Legisladora.
 
La Diputada Estela Bubola de la UCR-y autora del Proyecto- mencionó ante el posicionamiento del Bloque Oficialista que sólo se buscaba “que la Legislatura hiciera un homenaje al obispo Romanín que dejó su impronta en la diócesis de Río Gallegos, por su esfuerzo, compromiso y dedicación. Por estar siempre al lado de la gente y por trabajar para toda la comunidad. Su labor fue mucho más allá de los límites formales propios de su investidura como integrante de la Iglesia Católica y sirvió como nexo en la comunidad santacruceña en tiempos difíciles, de conflicto social, desencuentros y reclamos por derechos perdidos”.

Ver también

ANTE POSIBLES DESPIDOS: El Instituto de Energía advirtió a Sinopec por desinversión

La comunicación oficial de Sinopec es que “agotó el presupuesto” pautado para este año y …

Deja un comentario