martes , 11 diciembre 2018

El crudo en 2018: ven el precio del barril apenas arriba del valor actual

Una encuesta de 15 bancos de inversión realizada por The Wall Street Journal estima que el crudo Brent, promediará 58 dólares por barril en 2018, frente a un promedio de 54 dólares en 2017 a la vez que los bancos esperan que el West Texas Intermediate (WTI) opere en un promedio de 54 dólares por barril en 2018, frente a 51 dólares en 2017

Ya finalizado el año 2017 e iniciado el 2018, los distintas bancos del mundo han generado sus proyecciones para los distintos activos claves de cara a este año. En ese sentido, las miradas se centran no sólo en las acciones sino también en otros activos como el petróleo. El crudo arrancó en terreno positivo el año subiendo más del 2,5% en las primeras ruedas del 2018 y colocándose por encima de los 61,50 dólares el barril.

En general, las estimaciones de los bancos de inversión a nivel global es que el precio del petróleo continuará subiendo en 2018 gracias a los recortes de producción liderados por la OPEP y a una economía mundial en crecimiento, aunque con ciertas restricciones por el aumento en la producción en EE.UU.

En otras palabras, no se espera que el crudo regrese a 100 dólares por barril, pero tampoco que vuelva a niveles de 30 dólares el barril como a principios de 2016. Los analistas más bien especulan con que los precios sean volátiles, pero en un rango estrecho, muy parecido a 2017, cuando el crudo cotizaba entre aproximadamente 45 dólares y 67 dólares por barril.

Una encuesta de 15 bancos de inversión realizada por The Wall Street Journal estima que el crudo Brent, promediará 58 dólares por barril en 2018, frente a un promedio de 54 dólares en 2017 a la vez que los bancos esperan que el West Texas Intermediate (WTI) opere en un promedio de 54 dólares por barril en 2018, frente a 51 dólares en 2017.

Haciendo un balance de los últimos años vemos que finalmente el crudo logró cierta estabilidad luego de que en 2014 registró una caída abrupta pasando de 110 dólares a menos de 30 dólares en tan solo meses. En 2017, los precios del mercado se estabilizaron y más recientemente comenzaron a subir, debido principalmente a los recortes de producción de los principales exportadores, el crecimiento económico global sincronizado, el aumento de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y el empeoramiento de las perspectivas de la gran productora venezolana. Los precios del petróleo finalizaron 2017 con una suba del 12% para finalizar en 60,42 dólares en 2017.

Un dato que ayudó a esta estabilización es que la fuerte demanda de crudo fue impulsada por un raro crecimiento mundial sincronizado. Los 45 países monitoreados por la OCDE estaban recientemente en camino de crecer en 2017. Ese fenómeno sólo ha ocurrido tres veces en los últimos 50 años, según la OCDE.

Mirando hacia adelante, se espera que la producción de EE.UU. aumente a 10 millones de barriles por día en 2018, 800.000 barriles por día más desde este 2017 y la mayor producción promedio anual registrada, según estimaciones del gobierno de los EE.UU.

A su vez, siguen existiendo varios obstáculos en el camino ascendente del petróleo: los precios más altos podrían provocar el colapso del acuerdo de producción de la OPEP, ya que los productores tratan de sacar provecho de los precios más altos al liberar más producción. Se espera que algunos productores no pertenecientes a la OPEP, que no forman parte del acuerdo, como Canadá y Brasil, bombeen más crudo en 2018. Y los precios más altos últimamente han llevado a muchos perforadores de EE.UU. a impulsar la actividad.

En un informe publicado por Schroders señalan que “con respecto al petróleo, y a la energía en general, la perspectiva ya ha mejorado considerablemente. Lo que quizá sea más importante es que los riesgos clave de los precios del petróleo ahora parecen tener una inclinación muy positiva. En cuanto a la oferta, la producción continúa sin cumplir las expectativas en algunos países, por primera vez en varios años. Mientras, en la demanda, el consumo global es extraordinariamente fuerte. Como resultado, las existencias de petróleo disminuyen drásticamente a medida que avanzamos hacia 2018”.

Un dato clave para vigilar la evolución de las materias primas en general y el petróleo en particular es el dólar a nivel mundial y desde Schroders esperan que la debilidad del billete continúe. “Un dólar estadounidense fuerte fue muy negativo para las materias primas en el mercado bajista que finalizó a principios de 2016. Es probable que la depreciación del dólar de 2017 marque el inicio de un nuevo mercado a la baja de esta divisa. ¿Qué podría impulsar esto? Varios factores. Un incremento en el presupuesto nacional de EE. UU. y los déficits comerciales extranjeros, impulsados por los recortes fiscales y un elevado gasto militar y en programas sociales, que históricamente se corresponden razonablemente bien con períodos de debilidad del dólar. Una mayor disfunción política e incluso cuestiones sobre la capacidad de pago de la carga de deuda estadounidense se encuentran también en el horizonte. Un dólar estadounidense débil en 2018 probablemente apoyaría en general a la clase de activos de materias primas”, señalan desde Schroders.

A comienzo de diciembre pasado, el banco de inversión Goldman Sachs elevó su previsión de precios para el Brent para el próximo año a 62 dólares por barril y su proyección de WTI a 57,50 dólares por barril. Las revisiones aumentaron a 58 dólares por barril y 55 dólares por barril respectivamente. A su vez, desde el banco de inversión señalan que los riesgos se mantienen para el 2018. “Por supuesto, los riesgos permanecen y vemos estos sesgados al alza en 2018 sobre el riesgo de un ajuste excesivo, ya sea por nuevas interrupciones, la demanda excede nuestra previsión optimista de que la OPEP deje que el empape de las acciones se caliente”, dijeron analistas de Goldman.

Para el banco de inversión Standard Chartered, la OPEP está siendo efectiva en restringir el suministro de petróleo y los inventarios están cayendo. “Suponiendo que esto continúe, es probable que los precios del crudo continúen su recuperación y esperamos que los finalicen el año en el rango de 60-65 dólares. Desde el banco estiman un 75% probabilidad de que el petróleo cierre el 2018 por encima de 45 dólares.

 

 

 

 

(iF)El Cronista

Ver también

Murió a los 94 años el expresidente estadounidense George H.W. Bush

Gobernó Estados unidos de 1989 a 1993. Trump, Obama y Clinton lo recordaron como un …