martes , 23 enero 2018

El Calafate: Bañarse en el lago está prohibido, pero no se cumple y hay peligro

Una ordenanza prohíbe bañarse en el Lago Argentino porque no se cuenta con guardavidas. Sin embargo, grupos de vecinos igual se bañan en sus aguas. Un susto de dos adolescentes sirve de llamado de atención.

El susto de dos adolescentes, que se expandió a otras personas, pone al descubierto la necesidad de acciones por parte del Estado.
En los meses de verano es común que las familias aprovechen los días de calor para acercarse a la costa del lago y hasta disfrutar alguna zambullida. Vecinos contaron que el miércoles a la tarde una joven debió ser auxiliada por otras personas.
“De repente todos en la orilla advertimos que en el agua, y a mucha distancia, se encontraban dos adolescentes pudiendo auxilio con mucha desesperación logramos solicitar a unos hombres que estaban practicando parapente (kite – surf) que auxiliaron a una, y la otra logró salir por sus propios medios”, contó Marisa quien fue testigo de lo ocurrido.
La zona en cuestión es la conocida como la “vieja toma de agua”, a pocos metros de la avenida costanera.
“Todos en la comunidad sabemos que está prohibido y muchos optan por meterse igual al agua, allí recae mi preocupación, por negligencia estas chicas pudieron tener otro desenlace de no ser por las personas que colaboraron. Y también vi muchas madres distraídas con sus pequeños en la orilla metidos en el agua”, comentó la vecina.
Efectivamente desde el año 2009 en El Calafate se permite hacer cualquier deporte acuático en el lago Argentino, pero no que las personas se metan al agua. La ordenanza 1263 dice que está prohibido “el baño” y cualquier tipo de inmersión en el lago Argentino y su correspondiente Bahía Redonda. También dice que el ejecutivo municipal debe colocar carteles que indiquen esa prohibición en todo el sector costero, lo que es inexistente hasta la actualidad.
En la zona costera de El Calafate el lago no es peligroso. Hay sectores playos y sin oleajes.
El entonces concejal Miguel Guanes explicó a este portal que la prohibición para que las personas ingresen al agua se debió a que El Calafate no cuenta con personal de salvavidas.
Desde la aprobación de la ordenanza los carteles y comunicaciones sobre la prohibición de ingreso al agua no se conocieron, no se trabajó para contar con un servicio de salvavidas al menos en el verano, y las personas siguen entrando al agua en verano como en invierno.
La emergencia de las dos jóvenes ocurrida en la tarde del miércoles fue un llamado de atención que indica que alguna decisión se debe tomar, y de manera urgente. Aplicar la prohibición con sus respectivas comunicaciones, controles, y penalidades, es una opción. La otra es generar un espacio costero determinado, con horarios específicos, y reglamentación acorde a circunstancias climáticas, y con los servicios de seguridad correspondientes, para que lo vecinos puedan disfrutar del lago al menos unos pocos días al año.

 

 

 

 

(iF)La Opinion Austral

Ver también

WhatsApp lanzó su aplicación exclusiva para negocios

El nuevo servicio para empresas busca facilitar la comunicación con los clientes. Conocé los detalles …