martes , 11 diciembre 2018

Economía bajo tensión Acuerdo con el FMI: en el Gobierno hablan de un ajuste fiscal más duro que el previsto

Se dice de alcanzar un déficit primario para el año que viene que podría estar cerca de 1% del PBI. Cerca de Macri admiten que está todo listo y sólo falta la aprobación del directorio.

En las últimas horas, el Gobierno hizo trascender en reuniones a puertas cerradas con economistas del sector privado que el acuerdo con el Fondo Monetario podría llegar a incluir una meta de déficit fiscal primario en 2019 más exigente, cercana a 1% del PBI. Esto supone, de confirmarse, un ajuste mayor al esperado por el mercado y que la reducción del rojo fiscal sería de más de un punto porcentual respecto a este año -2018 terminaría cerca de 2,5% del PBI-.

La baja vendría dada por la inversión pública, los subsidios, las transferencias a las provincias, el costo de la política y el congelamiento salarial. Todo esto lo hizo saber un funcionario clave y cercano al Presidente en un reunión con economistas del sector privado esta semana.

En paralelo, y mientras se cierran detalles del acuerdo entre el Gobierno y el FMI, el Banco Central convocó para este viernes a primera hora un encuentro con economistas. Y más tarde, habrá otro con banqueros. La cuestión del Fondo, será uno de los ejes de la agenda.

El Gobierno solicitó un acuerdo stand by. Aspira así a enviar una señal a los mercados que castigaron a la Argentina por encima del resto de los países emergentes según así mostró la crisis cambiaria de abril-mayo.

También se busca concretar un paraguas de más de US$ 40.000 millones y a cambio comprometerse a una reducción del déficit que lo deje en la antesala del equilibrio fiscal para un eventual segundo mandato. De concretarse una meta de casi un punto del PBI de rojo primario para el año que viene, Argentina habrá pasado de un déficit de 4,2% en 2016 a uno menor de 1,5% en tres años.

Voceros del equipo económico aseguran por estas horas que las autoridades del Fondo Monetario examinarían pronto el principio de acuerdo técnico que la Argentina y el staff del organismo alcanzaron.

Dicen que el programa tiene el visto bueno de los economistas del FMI y resta sólo el del Directorio Ejecutivo. La aprobación podría concretarse en las próximas horas. “Estamos preparados para llevar a cabo un anuncio”, admitió ayer un funcionario clave del Gobierno en la Casa de Gobierno. “Sólo nos falta pasar la burocracia del organismo”. Según fuentes oficiales, el caso argentino podría ser tratado en un encuentro de mañana del Directorio Ejecutivo. Voceros del FMI reiteraron que las negociaciones están bien avanzadas pero que no hay fechas ni de anuncio ni de tratamiento del Board sobre el stand by que solicitó la Argentina.

“Estamos muy satisfechos con el programa alcanzado”, dicen cerca del presidente Mauricio Macri, que viajará por estas horas a Canadá a participar de la reunión del G-7 donde estará Christine Lagarde. “El acuerdo no tiene condicionalidades, salvo el cumplimiento de las metas fiscales y la consistencia de la política monetaria”.

Respecto al primero de estos dos puntos, el frente fiscal, dos funcionarios importantes de la Casa Rosada comentaron esta semana ante un grupo de economistas que el ajuste para el año que viene podría pasar de 2,5% del PBI y perforar el 1,5% del PBI. Además contaron que el Gobierno buscará aprobar el Presupuesto 2019 -dijeron que ya trabaja para asegurase los votos-, aunque en caso que no lo consiga “encararemos el último año sin Presupuesto”. Algo que ya hizo Cristina Kirchner. En Hacienda, consultados al respecto, explicaron que llegado el caso sería posible repetir algo así: sólo harían falta emitir DNU para autorizar deuda.

De todas maneras, en el Gobierno insisten con que conseguirán el apoyo y los votos para pasar el Presupuesto 2019.

La otra pata del acuerdo con el FMI, según contaron en este encuentro, es “la consistencia” de la política monetaria.

Subyacen allí dos aspectos a tener en cuenta: la asistencia del Tesoro y las Lebac. “El FMI parece no estar de acuerdo que este problema no exista y por ello que pedirá un saneamiento de la hoja de balance del BCRA”, decía en la noche del miércoles un informe de ACM a sus clientes.

“Un canje de letras intransferibles en el activo del Banco Central por títulos con condiciones de mercado que el propio BCRA pueda canjear parte del stock de Lebacs o intervenir en el mercado de cambios”. Por su parte, las Lebacs quedarán restringidas solo para entidades financieras reguladas por el BCRA. A cambio, seguramente, el Fondo Monetario Internacional pedirá que el Banco Central no financie más al Tesoro.

 

 

 

 

 

 

 

 

(iF)Clarin

Ver también

Fueron a retirar encomienda con 15 kilos de droga y los detuvieron

La Policía Federal detuvo a tres sujetos que ayer por la tarde retiraron una encomienda …