sábado , 16 diciembre 2017

Magallanes: Droga requisada en la frontera pretendía ser vendida durante el Gran Premio de la Hermandad

Pese a que declararon abiertamente no tener conocimiento de la carga ilícita que transportaban, los ciudadanos argentinos Guillermo Jesús Castiglioni, de 40 años, y su tío Mario Oscar Martínez, de 59, ambos transportistas, fueron formalizados judicialmente en Punta Arenas por el delito de narcotráfico, siendo posteriormente ingresados al complejo carcelario de esta ciudad.
Ambos fueron detenidos en la tarde del miércoles en el paso fronterizo de Monte Aymond luego que al interior del camión en que viajaban a Río Grande, Tierra del Fuego, transportaban 23,955 kilos de marihuana paraguaya prensada y 535 gramos de clorhidrato de cocaína. En la revisión participaron funcionarios del Sag y Aduanas.
Pasado el mediodía de ayer, en Punta Arenas, se realizó el control de detención de los detenidos, cuya defensa fue asumida por los abogados Richard Maldonado y Leonardo Vallejos.
El fiscal antidrogas Oliver Rammsy al formalizar la investigación, comunicó que en un control rutinario en el paso fronterizo de Monte Aymond realizado, en la cabina del tracto camión en que los imputados viajaban desde Buenos Aires hacia Ushuaia, se encontró carne y cigarrillos que intentaban pasar a modo de contrabando, lo que posteriormente permitió descubrir en el mismo habitáculo tres cajas con 30 paquetes de marihuana, además de un paquete con cocaína bajo la cama. En razón de lo anterior fueron detenidos el chofer  y su acompañante.
Rammsy añadió que se presume que la droga tenía como destino la ciudad de Río Grande, la que pretendía ser comercializada en el marco de la prueba automovilística Gran Premio de la Hermandad.

Hablan los imputados

Los propios detenidos hablaron durante la audiencia. Mario Oscar Martínez, quien acompañaba al chofer, afirmó que “mi intención era volver a trabajar en las rutas, estoy haciendo mis trámites para aquello, así que le pedí a mi sobrino que me permitiera acompañarlo, para retomar el trabajo que dejé de desempeñar por varios años. Yo no tenía idea de lo que pasaba, de hecho cuando llegamos a la frontera me pareció extraño que mi sobrino no volviera al camión y entré a preguntar por él y ahí me detuvieron, pero no hubo oposición, ni nada”.Por su parte, Guillermo Jesús Castiglioni agregó que “me pasó por confiado; a mí me pidieron que llevara la caja y la entregara en Ushuaia, de tal manera desconocía el contenido que estuvo en mi casa junto a mi familia, y ni siquiera había un ánimo de esconderla en el camión, simplemente la puse donde no molestara. Además quiero aclarar que en efecto mi tío tampoco sabía nada de las cajas”, declaró.Durante la formalización de cargos, se conoció el circuito realizado por el camión, que habría iniciado su trayecto en Buenos Aires sólo con Castiglioni al volante. Luego, en Bahía Blanca, se habría sumado su tío para enfilar viaje hasta la localidad de San Antonio, donde subieron la caja entregada por un conocido del chofer. El transporte de carga pasó por Río Gallegos y de allí a la frontera en Monte Aymond, donde se realizó el hallazgo de la droga.
A la luz de los hechos expuestos el fiscal pidió la prisión para ambos imputados, basado principalmente su solicitud en torno al peligro de fuga existente por tener domicilio en territorio argentino. Esto fue ampliamente cuestionado por los defensores, quienes intentaron vanamente postular que los antecedentes revelaban que sus clientes no conocían el contenido que transportaban y que habrían pecado de ingenuos.
Pese a ello, el juez Jaime Alvarez arribó a la convicción que el delito se cometió, el intento de ingreso se configuró y no de una cantidad menor de droga, al tratarse de uno de los hallazgos más importantes en Magallanes desde que se inició la reforma procesal penal. En razón de lo anterior el juez de garantía decretó la prisión y fijo un plazo de 60 días para la investigación.
Finalmente, el fiscal explicó que más allá de que los imputados supieran o no del contenido, se cometió un ilícito contemplado en la Ley de Drogas, que sanciona al que transporte sustancias ilícitas con penas que van de 5 años y un día a 15 años de prisión.

La Prensa Austral

Ver también

4.500 peregrinos saludaron a la virgen

Un importante operativo organizado por la Policía de la Provincia de Santa Cruz para la …

Deja un comentario