martes , 24 abril 2018

Dramáticas palabras de Paul sobre el accidente en costanera y una historia de amor

Paul Castañeda Oyola, esposo de la joven peruana muerta en el accidente automovilístico “En estos momentos de dolor no hay espacio para el rencor en mi corazón”

Punta Arenas.- El martes 23 de septiembre recién pasado, y tras una particular relación sentimental, los jóvenes de nacionalidad peruana Pierina Medina Arboleda y Paul Castañeda Oyola contrajeron matrimonio civil en nuestra ciudad, luego que en diciembre de 2013 iniciaran una vida en pareja, y en marzo de este año recibieran la feliz noticia de que fruto de su amor iban a traer al mundo a Ariatna, la criatura que crecía en el vientre de Pierina.

Lejos de su país natal la joven pareja había encontrado en Punta Arenas el sitio ideal para forjar su futuro. Se sentían a gusto en nuestra ciudad y habían sido acogidos con calidez y amabilidad por los magallánicos con los que habían establecido una relación de amistad.

Sin embargo, el destino y el infortunio tronchó abruptamente los sueños y anhelos que habían planificado. Un desgraciado accidente de tránsito la noche del martes último le arrebató la vida a Pierina y a la criatura en gestación que llevaba en su vientre, cuando fue atropellada en la Avenida Costanera del Estrecho, entre Bilbao y Santiago Díaz.

La Prensa Austral logró acercarse ayer al golpeado joven para que a través de sus páginas pudiera entregar su testimonio. Pese a la aflicción y la congoja que lo invade, Paul Castañeda accedió a conversar con nuestro medio, sólo con la condición de que no hubiesen imágenes.

Historia de amor

“La nuestra es una hermosa historia de amor. Si bien ambos somos de Perú, e incluso habíamos estudiado en la misma escuela, no nos conocimos hasta 2010, cuando por Facebook nos contactamos, mientras yo estudiaba en Perú y ella trabajaba en Santiago de Chile. Comenzamos a conversar como amigos, nos amanecíamos conversando por internet, hasta que el 28 de diciembre de ese año le pregunté si es que quería ser mi novia a distancia, y a los tres días me contestó que sí”, relató emocionado el joven entre sollozos.

Prosigue su relato señalando que mantuvieron una relación sentimental a distancia, la que se tornó más difícil cuando Pierina decidió radicarse en Punta Arenas. “Antes de eso pololeamos a distancia, nos veíamos los fines de año en Perú, y lo pasábamos fenomenal. Después ella se vino a Punta Arenas y quedó maravillada con la ciudad, lo que a mí también me pasó. Me decía que tenía ganas de quedarse, aunque de igual manera viajó a Perú a visitarme en 2012, pero al año siguiente me contó que no podía volver a ir, que era muy difícil, entonces le dije que yo viajaría, aunque ella no me creyó”, recordó Castañeda.

En definitiva, el 6 de diciembre de 2013 viajó a Punta Arenas para encontrarse con la mujer que a través de la red social le había robado el corazón. Curiosamente un defectuoso timbre de una puerta de un domicilio trató de interponerse en el encuentro de los enamorados, sin embargo, cuando el visitante ya abordaba un taxi para ir al centro de la ciudad a buscar un lugar de hospedaje, su novia salió a la entrada de su casa a ver qué ocurría, encontrando la grata sorpresa de la visita de quien se convertiría en la persona con la que iniciaría una vida en pareja, y a la postre se transformaría en su esposo.

Así las cosas, los jóvenes se radicaron en nuestra ciudad e iniciaron su convivencia en Magallanes, con gente acogedora y amaneceres que los cautivaron, al punto de decidir forjar un hogar en Punta Arenas. Ella terminaba su carrera ligada a la salud, y él ejercía su profesión de ingeniería mecánica en Tierra del Fuego. Acordaron tener familia y casarse, todo lo que ya estaba encaminado, hasta que la noche de este martes, pasada las 21 horas le informaron del fatal accidente.

“En Punta Arenas hemos conocido personas maravillosas, y Pierina con su carisma se ganó el cariño de todos”, recordó emocionado el joven de 23 años, sin querer abordar el minuto en que supo del accidente.

– ¿Qué siente por el conductor que atropelló a su esposa?
– “En estos momentos no hay espacio para el rencor en mi corazón, sólo pienso en mi esposa y en nuestra hija, sólo hay lugar para el amor hacia ellas. Es eso lo que a ella le hubiese gustado, no soy nadie para juzgar o condenar a una persona. Ahora esta tragedia me golpeó a mi, Dios no quiera que le suceda a él”, señaló.

– ¿Qué le diría a Pierina hoy si pudiera escucharlo?
– “’Cachetitos’ te amo, cuídate mucho y a nuestra pequeña Ari”, concluyó Paul.

 

2VELORIO_MUJER_EMBARAZADA_ATROPELLADA_PIERINA_MEDINA_RM2

La Prensa Austral

Ver también

Inédito arte rupestre hallado en Tierra del Fuego

A poco más de tres meses del hallazgo que impactó al mundo científico el arqueólogo, …

Deja un comentario