martes , 14 julio 2020

Diputados: más bancas K, pero con menos aliados y quórum ajustado

El kirchnerismo en Diputados podría sumar más bancas propias si en las elecciones generales de octubre se repite el resultado a nivel nacional que logró el Frente para la Victoria en las elecciones Primarias, aunque perdería aliados y seguiría -como ocurrió en las últimas sesiones- con un ajustadísimo quórum propio.
El FpV cuenta actualmente con 111 bancas propias a las que se le suman una veintena de aliados. En la renovación parlamentaria, pone en juego 34 pero obtendría 39, con lo que el bloque que liderará Juliana Di Tullio ascendería a 116.
En cuanto a los aliados se cuentan Nuevo Encuentro, el Frente Cívico por Santiago del Estero, el misionero Frente de la Concordia, y una parte del justicialismo pampeano, entre otros. La gran pérdida fue la derrota del sector oficialista del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que quedó en manos del sindicalista Guillermo Pereyra, cercano a Hugo Moyano. De repetirse los guarismos de este domingo, renovarían unos 8 o 9, lo que sumado a otros 8, dejaría al kirchnerismo apenas unos legisladores por encima del quórum de 127.
Así, la presidente Cristina de Kirchner transitaría sus dos últimos años de mandato con un Congreso que le deja poco margen de operación, con un número de legisladores sostenido por la gran elección que el FpV hizo en 2011. De producirse reacomodamientos y cambios de bando, el oficialismo parlamentario podría vivir un panorama sombrío.
Por el lado de la oposición, el radicalismo continuará como la segunda fuerza de la Cámara baja.En octubre pondrá en juego 25 de las 40 bancas que posee, sumó entre cinco y seis bancas, con lo que pasaría a contar con 45 o 46 escaños desde diciembre próximo. A nivel de interbloques, quienes quedarán en condiciones de posicionarse como tercera fuerza en Diputados serán el peronismo opositor, que cuenta con diversas versiones que habrá que esperar para saber cómo confluyen, y el Frente Amplio Progresista, que lidera Hermes Binner.
A nivel nacional, el Frente para la Victoria (FPV) obtenía el 26,31 por ciento de los votos para Diputados, escrutado casi el 98 por ciento del padrón total. Para esa categoría, el FPV logró 5.912.141 votos; seguido por el Frente Renovador con 3.041.969 sufragios (13,54 por ciento), el Frente Progresista Cívico y Social con 1.858.933 (8,27 por ciento) y la Unión Cívica Radical con 1.290.867 (5,74 por ciento).
Le siguen el frente Unidos por la Libertad y el Trabajo con 915.024 votos, representando el 4,07 por ciento del padrón total; y Unión PRO con 749.098 sufragios (3,33 por ciento).
Para la categoría Diputados, en Buenos Aires, el principal distrito del país, el Frente Renovador de Sergio Massa se llevaría 14 bancas, el oficialismo de Martín Insaurralde 12, el Frente Progresista Cívico y Social 5 y el Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo 4. También lograría entrar un candidato del Frente de Izquierda.
En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires, serían 6 diputados para UNEN, 4 para el PRO y 3 para el Frente para la Victoria, que en octubre no pone en juego ninguna banca.
En Santa Fe, el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) de Hermes Binner se alzaría con 4 bancas, 3 quedarían para el PRO y 2 para el FpV, en un distrito donde arriesgaba 2. Por su parte, Córdoba dejaría 4 espacios para Unión por Córdoba de José Manuel De la Sota, 3 para la UCR, uno para el PRO y uno para el oficialismo nacional -el mismo que arriesga-.
A la vez, en Mendoza, pese a perder con la UCR de Julio Cobos, que se alzaría con 3 bancas, el kirchnerismo ganaría un escaño, ya que solo pone en juego uno, pero sacaría 2. En Tucumán, se repartirían 3 para el Frente para la Victoria y uno para el Acuerdo Cívico y Social, manteniendo el kirchnerismo las bancas que arriesga en ese distrito.
En Santiago del Estero, el aliado K Frente Cívico de Santiago sostendría los 3 escaños que están en pelea. En Neuquén, donde actualmente tiene 2 bancas, el FPV podría quedarse con una, aunque las 2 restantes quedarían en manos del Movimiento Popular Neuquino (MPN).
Los resultados de Catamarca arrojaron que el FpV retendría una banca, y las otras serían para el Frente Cívico y Social y para el justicialismo de Luis Barrionuevo.
En Corrientes, el kirchnerismo conservaría la banca que arriesga, en tanto que otras 2 serían para el oficialismo local Encuentro por Corrientes.
A la vez, también se aseguraría las 2 bancas que pone en juego en Chaco, mientras que las otras 2 serían para el frente Unión por Chaco.
En Formosa se quedaría con la banca que expone, en tanto que la otra se la adjudicaría el Frente Amplio Formoseño.
En tanto, en La Pampa, los aliados del oficialismo del Partido Justicialista retendrían las 2 bancas que hoy poseen, quedando la restante en manos del Frente Pampeano Cívico y Social.
En La Rioja, el FpV se quedaría con la banca que arriesga, en tanto que la otra iría para Fuerza Cívica Riojana.
En Misiones, el Frente Renovador de la Concordia, aliado a la Casa Rosada, se quedaría con una de las 2 bancas que expone, en tanto que las restantes serían para la UCR y el Frente Unidos.
En Río Negro, el FpV conservaría la banca que tiene en juego, en tanto que la otra sería para el radicalismo.
En Salta, conservaría el escaño que arriesga, mientras que otro sería para Salta Somos Todos y una para el Frente Popular Salteño. En Santa Cruz, a la vez, el FpV podría conservar el escaño que pone en juego, en tanto que la UCR se llevaría uno y otro el Partido Justicialista.
Además, en Tierra del Fuego se quedaría con la banca que arriesga, siendo la restante para el Movimiento Popular Fueguino, un posible aliado del kirchnerismo.
En Chubut el FpV perdería una de las dos bancas que pone en juego a manos del Partido de Acción Chubutense de Mario Das Neves, que le sacó ventaja al ministro de Agricultura Norberto Yahuar. También perdería un lugar en San Juan, donde arriesga 3 y sólo alcanzaría uno, quedando 2 en poder de Compromiso Federal.
En San Luis los Rodríguez Saá se harían de 2 bancas y la restante sería para el Frente Progresista Cívico y Social. Otro distrito donde perdería un escaño es Jujuy, ya que se llevaría 2 el Frente Jujeño y el FpV se quedaría sólo con una banca.
No obstante, Entre Ríos podría darle buenos frutos al oficialismo, ya que allí arriesga una banca y podría quedarse -si los números de las PASO se repiten- con 3, mientras que una se llevaría la UCR y otra la Alianza Unión por Entre Ríos.

Ambito

Ver también

VOCAL DEL TRIBUNAL DE CUENTAS DENUNCIA PRECIOS EXCESIVOS EN COMPRA DE ALIMENTOS

La Vocal del Tribunal de Cuentas Yanina Gribaudo concurrió al Ministerio de Desarrollo social luego …

Deja una respuesta