Sábado , 21 enero 2017
Ultimas noticias

Cristina vs Margarita

El nuevo editorial de Alfredo Leuco en Le doy mi palabra

La pelea de fondo fue anoche, durante el programa de Los Leuco en TN. En el ring de la política se intercambiaron mamporros la ex presidente Cristina y la diputada Margarita Stolbizer. Se dijeron de todo. Fue un ir y venir de acusaciones durísimas. Ambas son abogadas pero hay una gran diferencia:

La jefa del GEN vive en Morón en su casa sencilla de toda la vida y nadie en su sano juicio sospecha de su honradez y sus manos limpias. Es una heredera de don Arturo Illia. En esos principios se formó.

La jefa de la asociación ilícita que saqueó el estado como nunca en la historia democrática se hizo ultra millonaria en la función pública y tiene varias mansiones y cuatro hoteles. Hoy la justicia la tiene acorralada en muchas causas acusada de cometer varios delitos como lavado de dinero y corrupciones de distinto tipo. Ella y su marido fallecido son un emblema de la voracidad y la codicia sin límites por el poder y el dinero sucio. Es una heredera de Carlos Menem. En esos valores éticos se formó.
Margarita viste en forma austera y ninguno de los accesorios que utiliza es llamativo ni implica ostentación de ningún tipo.

Cristina se llenaba de joyas carísimas sus brazos, cuello y orejas. Lucía un reloj de magnates. ¿Se acuerda? La legisladora Graciela Ocaña hizo una denuncia pidiendo que se investigara cuánto pagó por esos lujos la ex presidenta y que facturas de compra podría exhibir y que explicara porque no figuraban esos anillos, brazaletes y collares en su declaración jurada. Resultado: Cristina dejó de usar esas joyas carísimas. Hoy no se sabe dónde están esos oros y las preguntas de su procedencia siguen sin ser respondidas.

Lo más grave de este enfrentamiento es que Cristina responsabilizó a Margarita de la seguridad de su familia ante cualquier daño que pudieran sufrir sus hijos. La diputada fue a fondo en el contraataque cuando dijo: “El único daño que le puedo producir a la familia Kirchner, y del que me hago cargo, es que terminen presos”.

Cristina a través de las redes sociales había tratado a Stolbizer de diputada oficialista que se ampara en los fueros para calumniar y mentir con un ensañamiento ridículo producto de la real malicia. La doctrina de la real malicia con la que siempre los funcionarios acusados intentan intimidar a los periodistas que denuncian sostiene que se difunde algo que ya se sabe que es mentira y que se lo difunde lo mismo. De hecho Cristina hace tres horas fue a presentar ante el mismo fiscal Pollicita una contra denuncia que podría hacer extensiva a los medios que reproduzcan sus acusaciones contra la familia Kirchner.

Cristina tuvo un trago amargo en el despacho de Bonadío. Ahí se notificó que el juez había dispuesto la inhibición de sus bienes para garantizar el embargo de 15 millones que había dictado cuando la procesó por el escandaloso tema del dólar futuro que nos hizo perder a los argentinos más de 50 mil millones de pesos. Después de tragar ese sapo, Cristina se recompuso y fue a denunciar a Stolbizer y al juez Bonadío ante el mismo fiscal donde había hecho la presentación la legisladora del Gen. Los acusa de tráfico de información, de connivencia entre el magistrado y la legisladora y como si esto fuera poco insultó a Margarita cuando la definió como “una burra que no entiende lo que lee” y aseguró que tiene “una mezcla de ignorancia y maldad”.Verborrágica y autoritaria como en sus mejores época la ex presidente vomitó palabras sin permitir una sola pregunta de los periodistas.

Por donde se lo mire la ex presidenta está pasando el peor momento de su vida política. Cada vez hay menos militancia que la respalda en las calles y en sus convocatorias en el Instituto Patria aparecen solo los más fanáticos y desprestigiado de sus seguidores. Hablo de Hebe de Bonafini, Teresa Parodi, Oscar Parrilli y un par de muchachas de 67 rocho que están en pleno juicio contra el estado para cobrarle una fortuna que otra vez pagaremos todos los argentinos. Y después se llenan la boca hablando del rol del estado y de que la patria es el otro y de que defienden a los más humildes. Para ellos la patria es su bolsillo y su objetivo es hacerse tan ricos como Cristina.

Todo comenzó cuando la diputada Stolbizer le pidió al fiscal Gerardo Pollicita que investigue movimientos extraños y sospechosos en las cuentas bancarias y en diferentes cajas de seguridad no declaradas en la que se podrían encontrar 5 millones de dólares.

En su presentación escrita, Margarita dice que el objetivo de ese manejo tiene como objeto sustraer ese dinero “de los ojos de la justicia y eludir posibles embargos”. Hace mucho que la legisladora del GEN viene planteando que en la sucesión de Néstor Kirchner había 22 plazos fijos por más de 22 millones de pesos y uno por 3 millones de dólares que luego no se reflejan en las declaraciones juradas de Cristina, Máximo y Florencia.

Otro dato que surgió de este entrevero es la confirmación de que Cristina nuevamente dolarizó sus ahorros apenas el gobierno de Maurico Macri levantó el cepo. ¿Se acuerda lo que pasó con este tema? Fue el relator del relato oficial, Víctor Hugo Morales con su profunda culpa por ser millonario y chavista en forma simultánea, el que le reclamó a Cristina que pasara a pesos sus ahorros en dólares. Víctor Hugo se comprometió a hacer lo mismo. Ambos cumplieron su promesa y perdieron bastante dinero. Bueno, bastante es una forma de decir. Tanto Cristina como Tor Hugo son gente que tiene fortunas y es muy difícil que algún movimiento financiero equivocado les provoque un daño severo en su patrimonio.

Pero lo que se da de patadas con el recitado del discurso nacional y emancipatorio de ambos es que Cristina apenas pudo volvió a comprar la moneda del imperialismo y que el para periodista criticó ayer a los que fueron a la fiesta por la independencia de los Estados Unidos sin decir que él tiene un lujoso departamento en Nueva York donde el metro cuadrado está entre los más caros del mundo. Doble discurso o hipocresía. Llámele como quiera.

Lo cierto es que Cristina hoy tiene una imagen muy deteriorada ante la sociedad. El diferencial entre los que la valoran positiva y negativamente es de menos 6,3%. Para comparar le cuento que otras mujeres como María Eugenia Vidal tiene un 23, 6 positivo, Elisa Carrió un 16, 3 % también positivo y Margarita su íntima enemiga de estas horas tiene en Buenos Aires un diferencial del 40 % positivo. Es abismal la diferencia.

Stolbizer retrucó a Cristina cuando dijo que la que agravia, difama y calumnia es Cristina y que lo hacía desde la cuenta de la Casa Rosada.

Hay una pelea de fondo entre Cristina y Margarita. Pero hay otra más importante entre la mafia corrupta y la política honrada. Veremos quién gana.

Ver también

Cristina ingresó ayer muy temprano a los tribunales y expuso por las redes las ausencias en el juzgado. Foto: DyN

Piden embargar los bienes de los hijos de la ex presidenta

Los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron la medida sobre todas las propiedades familiares, que Cristina …