miércoles , 20 junio 2018

Cristina le recriminó a Peralta de haber deteriorado el “sistema público de salud más importante” del país

Río Gallegos.- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó hoy en Río Gallegos, un acto en el que anuncia obras de infraestructura para la provincia, y volvió a criticar la gestión sanitaria del gobernador Daniel Peralta. El acto se desarrolló en el Gimnasio Municipal “Lucho Fernández” de Río Gallegos, y la mandataria llevó adelante distintas videoconferencias con las localidades bonaerenses de Capitán Sarmiento, Lanús y la provincia de Córdoba.

CFK-RIO-GALLEGOS-2

La mandataria afirmó que “el objetivo del Estado en materia de salud pública debe ser fijar el piso que toda la ciudadanía requiere”. Asimismo dijo que el objetivo del Estado “no es competir con la medicina privada, es fijar un piso mínimo” para garantizar la atención de los ciudadanos. “Que vengan a competir con un servicio mejor”, Cristina aludiendo al sector privado de la medicina y su relación con la salud pública

La mandataria destacó la gestión de su esposo, como intendente, al recordar una vez más que el gimnasio se construyó en su administración. Además mencionó la construcción de la ruta nacional 40 en la gobernación de Kirchner y que luego continuó en la presidenta. Pidió “empeño y garra” para finalizarla.

“Cuando Néstor Kirchner dejó de ser gobernador de esta querida provincia, dejamos los 14 hospitales funcionando. Creo que teníamos el sistema público de salud más importante de la República Argentina. Queremos volver a reconstruir ese sistema de salud pública en la provincia de Santa Cruz, porque hace a la dignidad”, enfatizó, ante Peralta y su ministro de Salud, Julio Visconti. En esta misma línea recordó las críticas de la oposición cuando se impulsó la construcción del Hospital Regional de Río Gallegos.

El 13 de julio de 2013 y también en un acto en esta capital, aseguró que su administración le devolverá a Santa Cruz la fuerza del progreso que supo tener otrora, y por eso anunció que se construirá un hospital maternal en Río Gallegos “cuando haya capacidad de administración en la provincia” porque “lo que más me duele es que no tengan la misma oportunidad todos los santacruceños de tener un sistema de salud igualitario”.

También resaltó que cuando dejaron la gobernación, había 14 hospitales funcionando. “Lo que más me duele no es que se haya caído lo que nos costo construir, sino que no todos los santacruceños tengan la misma oportunidad de tener la misma calidad de salud”, sostuvo en medio de un distanciamiento con el gobierno de Peralta.

En un viaje a El Calafate en abril pasado para pasar el fin de semana largo por Semana Santa, Cristina Fernández debió atravesar una protesta de trabajadores de la salud de la provincia que reclamaban mejoras salariales. Luego recibió a los referentes de los manifestantes en su residencia.

Sin embargo, el dato saliente del acto fue su saludo con el gobernador Peralta, con quien compartió el escenario por segunda vez en el año, ya que el último fue en febrero en El Calafate, tras el enfrentamiento político que el mandatario provincial tuvo con el kirchnerismo durante los últimos dos años. Peralta no fue sólo al acto, ya que convocó a todos sus ministros para que asistieran.

Por otro lado, la presidenta destacó los convenios firmados en el día de la fecha, que incluyen, la Pavimentación de 100 cuadras y construcción de sistema cloacal de Río Gallegos, la construcción del acceso a la localidad de Río Turbio desde la ruta nacional 40, y la Ampliación y Remodelación del Hospital de Comandante Luis Piedra Buena.

Respecto a las obras en Río Gallegos, la Jefa de Estado sostuvo que “no son 100 cuadras para que se vea pavimento, son 100 cuadras con lo que tiene que tener abajo, para que sirva a la mejora de la calidad de vida de la gente”.

Acerca de las obras en Río Turbio, recordó que “no había ni un solo kilómetro de ruta 40 construida, en la parte más extensa, la de Santa Cruz. El que empezó a construir, siendo gobernador, la ruta 40 fue Néstor Kirchner. Y la siguió construyendo como presidente en todo el país”. “Probablemente el año que viene, el 2015, podamos terminar toda la ruta 40 en la República Argentina”, anunció. Y pidió que en caso de que no se termina “al que venga, le van a quedar poquitos kilómetros. Que haga un esfuercito, porque le va a quedar muy poco”.

Por último, respecto a la remodelación del Hospital en Comandante Luis Piedra Buena, recordó que “cuando Néstor Kirchner dejó de ser gobernador, dejamos los 14 hospitales funcionando. Queremos volver a reconstruir ese sistema de salud pública en la provincia de Santa Cruz, porque hace a la dignidad”. Sostuvo que “tener un sistema de salud que funcione, no es competir con la medicina privada. Es fijar un piso mínimo al servicio de salud que toda la ciudadanía requiere”. Y afirmó la necesidad de que los hospitales de Piedra Buena, de Puerto Santa Cruz y de El Calafate “funcionen a pleno, porque cuando comiencen la construcción de las represas, tenemos que estar preparados”.

Por otro lado, la prensa destacó que Cristina Kirchner evitó referirse sobre la indagatoria a Amado Boudou por la causa Ciccone. La jefa de Estado no habló de la situación judicial de su vice, que ayer fue citado a declarar por la supuesta apropiación ilegal de la ex imprenta.

La presidenta estuvo acompañada durante el acto por el gobernador Peralta, el vicegobernador Fernando Cotillo, el intendente de Río Gallegos, Raúl Cantin, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. (Foto / Presidencia)

Ver también

La CGT anunció un paro nacional

El triunvirato de la Confederación General del Trabajo brindó una conferencia de prensa en la …

Deja un comentario