viernes , 24 noviembre 2017
Ultimas noticias

Cristina fue dada de alta y se confirmo que no padece de cancer

La presidenta argentina, Cristina Fernández, abandonó hoy el hospital y regresó a su residencia oficial de Buenos Aires con inmejorables noticias tras sufrir una operación de tiroides por un diagnóstico de cáncer que finalmente fue descartado.

“El estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides de la presidenta, pero descartó la presencia de células cancerígenas, modificando el diagnóstico inicial”, señaló el informe médico leído por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro.

Cristina Fernández, de 58 años, fue ingresada el miércoles en el prestigioso hospital Austral de la provincia de Buenos Aires para someterse a una tiroidectomía total por un carcinoma detectado en el lóbulo derecho de su tiroides.

Las biopsias han confirmado, sin embargo, que la glándula tiroidea presentaba “adenomas foliculares”, agregó el parte médico que confirmó que Fernández no precisará tratamiento con yodo radiactivo tal como se había anunciado en un principio.

Apenas unos minutos después de que el vocero leyera el informe médico, Cristina Fernández abordaba el helicóptero presidencial que la esperaba en el predio del hospital y regresaba a su residencia oficial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires, acompañada de sus dos hijos, Máximo y Florencia. Fernández fue intervenida por el cirujano Pedro Saco, uno de los más reconocidos del país, bajo la supervisión del equipo médico presidencial.

Error de diagnostico

Este error de diagnóstico en este tipo de enfermedad “es una cosa no digo habitual, pero que puede pasar, en los mejores equipos puede ocurrir”, apuntó hoy Ernesto Puentes, especialista en cirugía de cabeza y cuello, en declaraciones a una cadena de televisión local. La noticia fue recibida con aplausos y gritos de alegría por los cientos de simpatizantes oficialistas acampados en las puertas del hospital Austral, uno de los más avanzados de Argentina. Un mar de banderas, pancartas, fotografías de Fernández y de su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kirchner, y hasta improvisados altares con vírgenes y cristos han acompañado a este “campamento del aguante” en solidaridad con la mandataria. De poco han servido las reiteradas peticiones del personal del hospital, propiedad del Opus Dei, para que los militantes oficialistas rebajaran el tono de sus celebraciones por respeto al resto de los pacientes ingresados en el centro sanitario, ubicado unos 60 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Visita de Amado Boudou

Uno de los pocos que, según medios locales, tuvo un breve acceso a Fernández en el hospital fue el vicepresidente Amado Boudou, a cargo de la conducción del Gobierno durante la baja médica de la presidenta. Boudou ha mantenido un perfil muy bajo durante esta semana y ha centrado su agenda en temas económicos, los más familiares para quien fue ministro de Economía durante la primera legislatura de Fernández.

Posible viaje a El Calafate

La Casa Rosada no ha confirmado aún si, a la vista de este cambio de diagnóstico, Cristina Fernández mantendrá la licencia prevista hasta el próximo 24 de enero. Tampoco han aclarado si la presidenta viajará en los próximos días a su residencia de la localidad patagónica de El Calafate, su “lugar en el mundo”, como ha reconocido en más de una ocasión, y donde falleció Néstor Kirchner en octubre de 2010.

Ver también

AMET y ADOSAC inician desde hoy un nuevo paro por 48 horas

Los alumnos santacruceños siguen sin recibir educación. Ayer los gremios docentes anunciaron que hoy y …

Deja un comentario